Inicio ·Internacionales · Artículo

Indignados no lograron detener desalojo a familia ecuatoriana

Redacción

gestor

|

Jueves 28 de Junio de 2012 - 14:58
compártelo
  • Indignados no lograron detener desalojo a familia ecuatoriana
Indignados no lograron detener desalojo a familia ecuatoriana

Durante más de tres horas, agentes antidisturbios españoles se enfrentaron a los activistas y vecinos, al pie del edificio en la ciudad de Oviedo en donde residía una familia de ecuatorianos, quienes finalmente fueron desalojados de su departamento.

El violento desahucio dejó 20 detenidos y varios heridos tras enfrentamientos entre activistas del movimiento de los indignados, afectados por las hipotecas y un contingente policial.

Tras más de tres horas de choques, los equipos policiales antidisturbios ingresaron al cuarto piso del inmueble en donde vivían, desde el 2004, el ecuatoriano Jorge Cordero, su esposa y su hija de cinco meses de edad, quienes ya habían evitado un desalojo el pasado 13 de abril con la ayuda de los indignados y el movimiento Stop Desahucios, publicó el diario El Mundo.

En el interior del departamento la policía detuvo a Cordero y a otras 17 personas que intentaron frenar el desalojo. Dos más fueron inmovilizadas en la calle.

Previamente, ante el aviso judicial del segundo intento de desahucio fijado para las 09h15 de ayer, cientos de simpatizantes de Stop Desahucios acudieron desde las primeras horas de la mañana a la calle de Augusto Junquera, en el barrio de Ciudad Naranco, en cuyo número 2, en un cuarto piso de esta ciudad, está ubicada la vivienda, en el norte de España.

Los ocupantes de la vivienda arrojaron petardos, huevos y líquidos a los policías que se acercaron al portal del edificio, que estaba atrancado con largos pilares metálicos desde dentro y que llevó a los agentes a destrozar las puertas con mazas hasta retirar las fortificaciones. Mientras, los manifestantes a ambos lados de la calle elevaron los cánticos de protesta, especialmente a la llegada de la comisión judicial, según publicó el diario español Qué.

"Se va a acabar la paz social", "la lucha seguirá", "vergüenza me daría ser de la Policía", "banqueros, al furgón" o "qué... desahuciar a una bebé", coreaban los vecinos.

Los manifestantes anunciaron que continuarán las protestas ante la sede central de Cajastur, entidad con la que tiene la hipoteca Jorge, un extransportista ecuatoriano que desde el 2008 no ha podido cancelar los pagos del préstamo.

La plataforma de los Afectados por las Hipotecas denunció que los desahucios se multiplican en el país contra miles de personas que por la crisis se quedaron sin empleo y no pudieron cumplir con los pagos de sus deudas hipotecarias.

Durante más de tres horas, agentes antidisturbios españoles se enfrentaron a los activistas y vecinos, al pie del edificio en la ciudad de Oviedo en donde residía una familia de ecuatorianos, quienes finalmente fueron desalojados de su departamento.

El violento desahucio dejó 20 detenidos y varios heridos tras enfrentamientos entre activistas del movimiento de los indignados, afectados por las hipotecas y un contingente policial.

Tras más de tres horas de choques, los equipos policiales antidisturbios ingresaron al cuarto piso del inmueble en donde vivían, desde el 2004, el ecuatoriano Jorge Cordero, su esposa y su hija de cinco meses de edad, quienes ya habían evitado un desalojo el pasado 13 de abril con la ayuda de los indignados y el movimiento Stop Desahucios, publicó el diario El Mundo.

En el interior del departamento la policía detuvo a Cordero y a otras 17 personas que intentaron frenar el desalojo. Dos más fueron inmovilizadas en la calle.

Previamente, ante el aviso judicial del segundo intento de desahucio fijado para las 09h15 de ayer, cientos de simpatizantes de Stop Desahucios acudieron desde las primeras horas de la mañana a la calle de Augusto Junquera, en el barrio de Ciudad Naranco, en cuyo número 2, en un cuarto piso de esta ciudad, está ubicada la vivienda, en el norte de España.

Los ocupantes de la vivienda arrojaron petardos, huevos y líquidos a los policías que se acercaron al portal del edificio, que estaba atrancado con largos pilares metálicos desde dentro y que llevó a los agentes a destrozar las puertas con mazas hasta retirar las fortificaciones. Mientras, los manifestantes a ambos lados de la calle elevaron los cánticos de protesta, especialmente a la llegada de la comisión judicial, según publicó el diario español Qué.

"Se va a acabar la paz social", "la lucha seguirá", "vergüenza me daría ser de la Policía", "banqueros, al furgón" o "qué... desahuciar a una bebé", coreaban los vecinos.

Los manifestantes anunciaron que continuarán las protestas ante la sede central de Cajastur, entidad con la que tiene la hipoteca Jorge, un extransportista ecuatoriano que desde el 2008 no ha podido cancelar los pagos del préstamo.

La plataforma de los Afectados por las Hipotecas denunció que los desahucios se multiplican en el país contra miles de personas que por la crisis se quedaron sin empleo y no pudieron cumplir con los pagos de sus deudas hipotecarias.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos