Inicio ·Internacionales · Artículo

Unasur envía misión de cancilleres a Asunción por crisis política

Redacción

gestor

|

Jueves 21 de Junio de 2012 - 21:57
compártelo
  • Unasur envía misión de cancilleres a Asunción por crisis política
  • Unasur envía misión de cancilleres a Asunción por crisis política
Unasur envía misión de cancilleres a Asunción por crisis política Unasur envía misión de cancilleres a Asunción por crisis política

La Unasur decidió enviar este jueves una misión de cancilleres a Paraguay para analizar la crisis provocada por la decisión del Congreso de abrir un juicio político contra el presidente Fernando Lugo, en tanto que algunos de los gobernantes de la región manifestaron su preocupación.

El envío de la misión este mismo jueves fue decidido en una reunión extraordinaria convocada por los presidentes de los países de la Unasur que aún permanecían en Río de Janeiro para la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, informaron fuentes oficiales.

La decisión de los jefes de Estado fue comunicada en una rueda de prensa por el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, quien formará parte del grupo que parte de Río de Janeiro para Asunción a las 19h00 hora local (22h00 GMT).

A esa misión se unirá en Asunción el exministro venezolano Alí Rodríguez, que la semana pasada asumió el cargo de secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El ministro explicó que la Unasur acordó actuar en el marco del "espíritu" establecido en la cláusula democrática del bloque, y con el objetivo de garantizar que sean respetadas la "institucionalidad" y la "democracia" en Paraguay.

Patriota apuntó que la misión también exigirá que sea "respetado" el "derecho a la defensa" del presidente Lugo, quien será sometido a un juicio político por un supuesto mal desempeño en sus funciones por el enfrentamiento entre policías y campesinos en una hacienda el pasado día 15, que dejó 17 muertos.

Los presidentes suramericanos que estaban en Río de Janeiro hoy eran la brasileña Dilma Rousseff, el boliviano Evo Morales, el ecuatoriano Rafael Correa, el guyanés Donald Ramotar, el uruguayo José Mujica y el colombiano Juan Manuel Santos, que fue quien dio la noticia de que el caso de Paraguay sería abordado por la Unasur.

Ni Lugo ni el venezolano Hugo Chávez asistieron a la Cumbre de la Río+20 mientras que la mandataria argentina, Cristina Fernández, regresó a su país ayer sin pronunciar su discurso para resolver la crisis provocada por una huelga de camioneros.

Otros presidentes, como el chileno Sebastián Piñera o el peruano Ollanta Humala, que pronunciaron este miércoles sus discursos, ya habían regresado hoy a sus países.

En unas declaraciones a la agencia estatal boliviana ABI, Morales dijo que en Paraguay se estaba gestando un "golpe de Estado contra un presidente democráticamente elegido y apoyado por la mayoría del pueblo".

Agregó que tal "golpe", que atribuyó a "una estrategia de la derecha" (paraguaya), es un "atentado contra la conciencia de los pueblos y contra los gobiernos que hoy impulsan profundas transformaciones en sus países de manera pacífica".

"Defendemos la democracia, los principios democráticos y la voluntad soberana del pueblo, y esa posición es fija, concreta y no negociable", aseguró por su parte el presidente de Colombia en una rueda de prensa en la que informó de la reunión de la Unasur.

Luego de que el Congreso de Diputados de Paraguay aprobara, por 76 votos a favor y uno en contra, la apertura del juicio político, el Senado se constituyó en tribunal y fijó el comienzo del proceso para este mismo jueves y la sentencia para las 16h30 hora paraguaya (20h30 GMT) de mañana viernes.

La Unasur decidió enviar este jueves una misión de cancilleres a Paraguay para analizar la crisis provocada por la decisión del Congreso de abrir un juicio político contra el presidente Fernando Lugo, en tanto que algunos de los gobernantes de la región manifestaron su preocupación.

El envío de la misión este mismo jueves fue decidido en una reunión extraordinaria convocada por los presidentes de los países de la Unasur que aún permanecían en Río de Janeiro para la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, informaron fuentes oficiales.

La decisión de los jefes de Estado fue comunicada en una rueda de prensa por el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, quien formará parte del grupo que parte de Río de Janeiro para Asunción a las 19h00 hora local (22h00 GMT).

A esa misión se unirá en Asunción el exministro venezolano Alí Rodríguez, que la semana pasada asumió el cargo de secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El ministro explicó que la Unasur acordó actuar en el marco del "espíritu" establecido en la cláusula democrática del bloque, y con el objetivo de garantizar que sean respetadas la "institucionalidad" y la "democracia" en Paraguay.

Patriota apuntó que la misión también exigirá que sea "respetado" el "derecho a la defensa" del presidente Lugo, quien será sometido a un juicio político por un supuesto mal desempeño en sus funciones por el enfrentamiento entre policías y campesinos en una hacienda el pasado día 15, que dejó 17 muertos.

Los presidentes suramericanos que estaban en Río de Janeiro hoy eran la brasileña Dilma Rousseff, el boliviano Evo Morales, el ecuatoriano Rafael Correa, el guyanés Donald Ramotar, el uruguayo José Mujica y el colombiano Juan Manuel Santos, que fue quien dio la noticia de que el caso de Paraguay sería abordado por la Unasur.

Ni Lugo ni el venezolano Hugo Chávez asistieron a la Cumbre de la Río+20 mientras que la mandataria argentina, Cristina Fernández, regresó a su país ayer sin pronunciar su discurso para resolver la crisis provocada por una huelga de camioneros.

Otros presidentes, como el chileno Sebastián Piñera o el peruano Ollanta Humala, que pronunciaron este miércoles sus discursos, ya habían regresado hoy a sus países.

En unas declaraciones a la agencia estatal boliviana ABI, Morales dijo que en Paraguay se estaba gestando un "golpe de Estado contra un presidente democráticamente elegido y apoyado por la mayoría del pueblo".

Agregó que tal "golpe", que atribuyó a "una estrategia de la derecha" (paraguaya), es un "atentado contra la conciencia de los pueblos y contra los gobiernos que hoy impulsan profundas transformaciones en sus países de manera pacífica".

"Defendemos la democracia, los principios democráticos y la voluntad soberana del pueblo, y esa posición es fija, concreta y no negociable", aseguró por su parte el presidente de Colombia en una rueda de prensa en la que informó de la reunión de la Unasur.

Luego de que el Congreso de Diputados de Paraguay aprobara, por 76 votos a favor y uno en contra, la apertura del juicio político, el Senado se constituyó en tribunal y fijó el comienzo del proceso para este mismo jueves y la sentencia para las 16h30 hora paraguaya (20h30 GMT) de mañana viernes.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos