Sábado 30 de Agosto de 2014
 

Ausencias, abandonos y suspensiones ensombrecen final de cumbre

Domingo 15 de Abril de 2012 - 18:04
Ausencias, abandonos y suspensiones ensombrecen final de cumbre
Ausencias, abandonos y suspensiones ensombrecen final de cumbre
Ausencias, abandonos y suspensiones ensombrecen final de cumbre
Ausencias, abandonos y suspensiones ensombrecen final de cumbre

El abandono de la cumbre de la presidenta de Argentina, las ausencias de los de Venezuela, Ecuador y Nicaragua y la suspensión de la reunión bilateral entre los mandatarios de Colombia y Brasil ensombrecieron este domingo el final de la VI Cumbre de las Américas en Cartagena.

El Gobierno de Colombia, como anfitrión, había puesto todas sus fichas para que esta cita pasara a la historia como la "cumbre de los resultados", pero no pudo evitar las discrepancias entre los distintos países del continente sobre los temas sensibles.

A poco de concluir la cumbre, con una rueda de prensa en la que se conocerán los resultados, algunos mandatarios, como el uruguayo José Mujica, han dicho que hay acuerdo sobre los cinco temas oficiales de la cumbre: seguridad, desastres naturales y medioambiente, integración física, acceso a las tecnologías y pobreza e inequidad.

Sin embargo, no se logró consenso en cuanto a los otros temas, los más políticos y sensibles: éstos son la inclusión de Cuba en las siguientes cumbres y el reclamo argentino de soberanía sobre las islas Malvinas.

Sobre Cuba, asunto que ha planeado durante toda la Cumbre, la primera decisión la tomó el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien optó por no asistir en solidaridad con Cuba.

Ecuador es uno de los ocho integrantes de la Alianza Bolivariana (ALBA), organismo regional al que Correa pidió sumarse a su iniciativa.

Este organismo desoyó en principio a Correa, pero en el último momento los presides de los países miembros tomaron decisiones de no acudir a la cumbre, dejando casi sólo al boliviano Evo Morales.

Finalmente no llegaron a Cartagena ni el venezolano Hugo Chávez ni el nicaragüense Daniel Ortega.

Chávez alegó que debía proseguir su tratamiento de radioterapia en La Habana, adonde ya llegó, mientras que Ortega cambió el plan para asistir a un acto en solidaridad con Cuba en Managua.

Mientras tanto, la ALBA difundía un comunicado en Cartagena este sábado en el que dejaba clara su posición: si Cuba no es incorporada a las siguientes Cumbre de las Américas estos ochos países dejarán de asistir a las citas continentales.

Morales, quien quedó como representante de la ALBA ante el resto del continente, repitió el mensaje de no volver a asistir a estas citas sin Cuba y además expresó su decepción tanto con el presidente de EE.UU., Barack Obama, como con el anfitrión, el colombiano Juan Manuel Santos.

El otro asunto espinoso era la cruzada de buscar en la cumbre un respaldo al reclamo argentino de las Malvinas, pero tampoco hubo consenso como para elaborar un documento de apoyo y la presidenta Cristina Fernández abandonó Cartagena horas antes de que concluyera la cumbre.

Aunque no hay razones oficiales sobre la salida precipitada de Fernández de esta ciudad del Caribe, mientras el resto de presidentes iniciaban un "retiro" o reunión privada, los medios informaron de que se habría debido a la falta de consenso sobre Malvinas, el tema que más le interesa a Argentina.

Ese malestar pudo haber sido también la causa de que Cristina Fernández no acudiera el sábado por la noche a la cena de honor que ofreció Santos en la Casa de Huéspedes Ilustres, la residencia presidencial en Cartagena de Indias.

Por último, y en este caso por "problemas de agenda", también se suspendió la reunión bilateral que iban a mantener hoy los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Brasil, Dilma Rousseff, según fuentes oficiales.

Esta reunión estaba catalogada como "visita oficial" por los dos países, por lo que ahora deberán a fijar una nueva fecha para dicha reunión.

Califica esta noticia: