Inicio ·Espectáculo · Artículo

Chavela Vargas va de camino a México, recuperada, 'feliz' y 'guapísima'

Redacción

gestor

|

Jueves 26 de Julio de 2012 - 15:43
compártelo
  • Chavela Vargas va de camino a México, recuperada, 'feliz' y 'guapísima'
Chavela Vargas va de camino a México, recuperada, 'feliz' y 'guapísima'

"Menos mal, porque ¿qué estoy haciendo yo ya aquí?". Esa ha sido la respuesta de Chavela Vargas esta mañana cuando ha sabido que, por fin, habían conseguido billete para volver a México, hacia donde vuela ya "feliz", "guapísima" y recuperada del "susto" de salud que la mantuvo una semana en el hospital.

Su amiga Mariana Yalui relató que la cantante, de 93 años, quería volver a su casa de Tepoztlán (Morelos) "como dé lugar", a costa de lo que fuera, y que cuando le comunicaron en su habitación de la Residencia de Estudiantes de Madrid que esta misma mañana tomaría el avión se puso "contentísima".

El milagro de conseguir billetes en estas fechas de 'lleno total' de los aviones para ella y las dos enfermeras que la acompañan ha sido posible, según Yalui, gracias a la intercesión de la cónsul general de México, Guadalupe Sánchez.

La artista, "con sus labios pintados de rosa, serena y tranquila", ha recibido el aplauso del personal de la Residencia de Estudiantes y el tributo de "millones de lágrimas" de su 'dream team', como ella le llama, es decir de la presidenta de la Fundación García Lorca, Laura García Lorca, y sus amigas Lidia Serna, Isabel Carrascal y la propia Yalui.

A ellas se sumó por teléfono el director de cine Pedro Almodóvar, "pendiente cada minuto" de ella y de su viaje.

Ahora le esperan 13 horas de vuelo en el avión de Iberia que la lleva a México y, a continuación, otras tres en coche hasta Tepoztlán.

Vargas viajó a Madrid el 1 de julio, dio una rueda de prensa el 5 y el 10 un recital de una hora con sus amigos Martirio y Miguel Poveda, un esfuerzo que le pasó factura a los dos días en forma de una taquicardia que la condujo al hospital, donde le hicieron pruebas cardiológicas y neumológicas.

Estuvo ingresada una semana, hasta el pasado sábado, 21 de julio, y desde ese día descansaba en la Residencia de Estudiantes "vigilada" estrechamente por sus enfermeras, que viajaron con ella desde México, sus amigos y el personal de la institución en la que vivió su adorado Federico García Lorca.

"Menos mal, porque ¿qué estoy haciendo yo ya aquí?". Esa ha sido la respuesta de Chavela Vargas esta mañana cuando ha sabido que, por fin, habían conseguido billete para volver a México, hacia donde vuela ya "feliz", "guapísima" y recuperada del "susto" de salud que la mantuvo una semana en el hospital.

Su amiga Mariana Yalui relató que la cantante, de 93 años, quería volver a su casa de Tepoztlán (Morelos) "como dé lugar", a costa de lo que fuera, y que cuando le comunicaron en su habitación de la Residencia de Estudiantes de Madrid que esta misma mañana tomaría el avión se puso "contentísima".

El milagro de conseguir billetes en estas fechas de 'lleno total' de los aviones para ella y las dos enfermeras que la acompañan ha sido posible, según Yalui, gracias a la intercesión de la cónsul general de México, Guadalupe Sánchez.

La artista, "con sus labios pintados de rosa, serena y tranquila", ha recibido el aplauso del personal de la Residencia de Estudiantes y el tributo de "millones de lágrimas" de su 'dream team', como ella le llama, es decir de la presidenta de la Fundación García Lorca, Laura García Lorca, y sus amigas Lidia Serna, Isabel Carrascal y la propia Yalui.

A ellas se sumó por teléfono el director de cine Pedro Almodóvar, "pendiente cada minuto" de ella y de su viaje.

Ahora le esperan 13 horas de vuelo en el avión de Iberia que la lleva a México y, a continuación, otras tres en coche hasta Tepoztlán.Vargas viajó a Madrid el 1 de julio, dio una rueda de prensa el 5 y el 10 un recital de una hora con sus amigos Martirio y Miguel Poveda, un esfuerzo que le pasó factura a los dos días en forma de una taquicardia que la condujo al hospital, donde le hicieron pruebas cardiológicas y neumológicas.

Estuvo ingresada una semana, hasta el pasado sábado, 21 de julio, y desde ese día descansaba en la Residencia de Estudiantes "vigilada" estrechamente por sus enfermeras, que viajaron con ella desde México, sus amigos y el personal de la institución en la que vivió su adorado Federico García Lorca.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos