Miércoles 29 de Abril de 2015 - 10:08

La ciudad de Baltimore volvió a vivir este martes enfrentamientos violentos entre la Policía y manifestantes, que protestan por la muerte del joven negro, tras el inicio del toque de queda decretado por el Ayuntamiento desde las 22.00 hora local (02.00 GMT del miércoles). Dos mil miembros de la Guardia Nacional y otros mil policías patrullan las calles de Baltimore para tratar de evitar que se repitan los violentos sucesos del lunes que se saldaron con varios agentes heridos y numerosos daños materiales. EFE