Jueves 04 de Junio de 2015 - 12:27

La matanza de Tiananmen, que supuso un trágico final a las protestas prodemocracia de 1989 en China, transcurre hoy con el habitual contraste entre el silencio forzado dentro del país y peticiones desde el exterior para que Pekín asuma responsabilidades y desclasifique aquellos hechos. EFE