Inicio ·Internacional · Artículo

Hamilton saldrá desde la 'pole' en la fiesta de cumpleaños de Alonso

Redacción

gestor

|

Sábado 28 de Julio de 2012 - 18:59
compártelo
  • Hamilton saldrá desde la 'pole' en la fiesta de cumpleaños de Alonso
Hamilton saldrá desde la 'pole' en la fiesta de cumpleaños de Alonso

El británico fue el más rápido en la etapa de clasificación y saldrá desde la primera línea en el Gran Premio de Hungría.

Hungaroring (Hungría), 28 jul (EFE).- El inglés Lewis Hamilton (McLaren) saldrá desde la primera posición mañana, domingo, en el Gran Premio de Hungría, la undécima carrera del Mundial de Fórmula Uno, liderado con solidez por el español Fernando Alonso (Ferrari), que saldrá sexto el día de su trigésimo primer cumpleaños.

Hamilton, de 27, que ya había sido el más rápido en los dos entrenamientos libres del viernes y que sólo cedió 93 milésimas ante el australiano Mark Webber (Red Bull) en el tercer y último ensayo -en la mañana de hoy, sábado-, firmó una brillante actuación, marcando el mejor tiempo de las tres sesiones de la calificación y anotándose la vigésima segunda 'pole' de su carrera.

El campeón mundial de 2008 certificó el dominio de su McLaren en la Q3, cuando aseguró el primer puesto en parrilla con la mejor vuelta de todo el fin de semana, al cubrir -en seco y con un intenso calor húmedo- los 4.381 metros del circuito de las afueras de Budapest en un tiempo de un minuto, veinte segundos y 953 milésimas.

A una media de 194,8 kilómetros a la hora y con una ventaja de 413 milésimas sobre el francés Romain Grosjean, que saldrá por primera vez en su carrera desde la primera fila en F1 y que si diese la campanada en Hungría se convertiría en el primer vencedor para Lotus desde que lo hiciese por última vez el mítico brasileño Ayrton Senna, triple campeón del mundo y trágicamente fallecido en 1994.

Hamilton, que tuvo una paupérrima actuación en Alemania y no pudo celebrar más que con un abandono -el único del día- su centenario en la Fórmula Uno, el pasado domingo, en Hockenheim, demostró de nuevo que es capaz de cualquier cosa y presentó su solicitud para la decimonovena victoria de su carrera.

Y una vez más, cruzó su camino con el de Alonso. De nuevo en Hungría. Donde, en 2007, año en el que el doble campeón mundial asturiano compartió equipo con el entonces novato en la escudería de Woking, se escenificó la 'guerra civil' en el seno de McLaren. En el escenario del primer triunfo de Fernando, que en 2003 había batido el histórico récord -que perduró más de 43 años- del fundador de ese equipo, el neozelandés Bruce McLaren, convirtiéndose en ese momento en el más joven ganador de todos los tiempos, con 22 años y 26 días.

El día que una discusión interna entre el director de la escudería, el inglés Ron Dennis, su compatriota Hamilton y el campeón español -fichado ese año para pilotar la 'flecha de plata' con el número 1, tras haber revalidado el título de 2005- mereció ser investigada por la FIA, que, después de una larguísima reunión, certificó en primera instancia la 'pole' de Alonso, antes de sancionarlo, ya de noche, con la pérdida de cinco puestos en parrilla.

Hamilton salió primero y estrenó victoria en Hungría -el de Stevenage repetiría dos años más tarde-. Un triunfo que no festejó todo su equipo ese día, en el que no pocos opinan que a Alonso -que había sido el mejor en la calificación, pero salió sexto- se le arrebató, de forma poco clara, un triunfo seguro y, por extensión, el que hubiese sido su tercer título mundial.

Que, en la última carrera -para confirmar una de las gestiones de equipo, como mínimo, más peculiares en la historia de la F1- acabó capturando Kimi Raikkonen, último ganador del certamen para Ferrari.

El finés arrancará mañana al lado de Fernando, en la tercera fila. Por detrás del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y del otro inglés de McLaren, Jenson Button; y por delante del compañero brasileño de Alonso, Felipe Massa, y del venezolano Pastor Maldonado (Williams), que no puntúa desde que sorprendiese ganando en Barcelona, hace dos meses, el Gran Premio de España.

El mexicano Sergio Pérez -segundo en Malasia, detrás de Alonso, y tercero en Canadá- sufrió de nuevo con su Sauber en una calificación en la que no pasó del quince, en espera de otra remontada como la de Hockenheim, en la que avanzó once puestos desde el 17.

Esta vez en Hungría, plaza que siempre le trae buenos recuerdos al otro español, Pedro de la Rosa (HRT), que saldrá mañana desde la última fila en la pista en la que festejó su mejor resultado en Fórmula Uno, cuando acabó segundo -detrás de Button- en 2006.

Y en la que, de rizar el rizo, Fernando podría firmar su trigésima primera victoria el día de su trigésimo primer cumpleaños. Que, en cualquiera de los casos, el genial piloto asturiano celebrará por todo lo alto en la capital húngara.

Porque, pase lo que pase mañana en Hungaroring, Alonso, que es primero en el campeonato, con 34 puntos de ventaja sobre Webber -que saldrá undécimo- y con 44 respecto a Vettel, se marchará de vacaciones liderando el Mundial. EFE

El británico fue el más rápido en la etapa de clasificación y saldrá desde la primera línea en el Gran Premio de Hungría.

Hungaroring (Hungría), 28 jul (EFE).- El inglés Lewis Hamilton (McLaren) saldrá desde la primera posición mañana, domingo, en el Gran Premio de Hungría, la undécima carrera del Mundial de Fórmula Uno, liderado con solidez por el español Fernando Alonso (Ferrari), que saldrá sexto el día de su trigésimo primer cumpleaños.

Hamilton, de 27, que ya había sido el más rápido en los dos entrenamientos libres del viernes y que sólo cedió 93 milésimas ante el australiano Mark Webber (Red Bull) en el tercer y último ensayo -en la mañana de hoy, sábado-, firmó una brillante actuación, marcando el mejor tiempo de las tres sesiones de la calificación y anotándose la vigésima segunda 'pole' de su carrera.

El campeón mundial de 2008 certificó el dominio de su McLaren en la Q3, cuando aseguró el primer puesto en parrilla con la mejor vuelta de todo el fin de semana, al cubrir -en seco y con un intenso calor húmedo- los 4.381 metros del circuito de las afueras de Budapest en un tiempo de un minuto, veinte segundos y 953 milésimas.

A una media de 194,8 kilómetros a la hora y con una ventaja de 413 milésimas sobre el francés Romain Grosjean, que saldrá por primera vez en su carrera desde la primera fila en F1 y que si diese la campanada en Hungría se convertiría en el primer vencedor para Lotus desde que lo hiciese por última vez el mítico brasileño Ayrton Senna, triple campeón del mundo y trágicamente fallecido en 1994.

Hamilton, que tuvo una paupérrima actuación en Alemania y no pudo celebrar más que con un abandono -el único del día- su centenario en la Fórmula Uno, el pasado domingo, en Hockenheim, demostró de nuevo que es capaz de cualquier cosa y presentó su solicitud para la decimonovena victoria de su carrera.

Y una vez más, cruzó su camino con el de Alonso. De nuevo en Hungría. Donde, en 2007, año en el que el doble campeón mundial asturiano compartió equipo con el entonces novato en la escudería de Woking, se escenificó la 'guerra civil' en el seno de McLaren. En el escenario del primer triunfo de Fernando, que en 2003 había batido el histórico récord -que perduró más de 43 años- del fundador de ese equipo, el neozelandés Bruce McLaren, convirtiéndose en ese momento en el más joven ganador de todos los tiempos, con 22 años y 26 días.

El día que una discusión interna entre el director de la escudería, el inglés Ron Dennis, su compatriota Hamilton y el campeón español -fichado ese año para pilotar la 'flecha de plata' con el número 1, tras haber revalidado el título de 2005- mereció ser investigada por la FIA, que, después de una larguísima reunión, certificó en primera instancia la 'pole' de Alonso, antes de sancionarlo, ya de noche, con la pérdida de cinco puestos en parrilla.

Hamilton salió primero y estrenó victoria en Hungría -el de Stevenage repetiría dos años más tarde-. Un triunfo que no festejó todo su equipo ese día, en el que no pocos opinan que a Alonso -que había sido el mejor en la calificación, pero salió sexto- se le arrebató, de forma poco clara, un triunfo seguro y, por extensión, el que hubiese sido su tercer título mundial.

Que, en la última carrera -para confirmar una de las gestiones de equipo, como mínimo, más peculiares en la historia de la F1- acabó capturando Kimi Raikkonen, último ganador del certamen para Ferrari.

El finés arrancará mañana al lado de Fernando, en la tercera fila. Por detrás del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y del otro inglés de McLaren, Jenson Button; y por delante del compañero brasileño de Alonso, Felipe Massa, y del venezolano Pastor Maldonado (Williams), que no puntúa desde que sorprendiese ganando en Barcelona, hace dos meses, el Gran Premio de España.

El mexicano Sergio Pérez -segundo en Malasia, detrás de Alonso, y tercero en Canadá- sufrió de nuevo con su Sauber en una calificación en la que no pasó del quince, en espera de otra remontada como la de Hockenheim, en la que avanzó once puestos desde el 17.

Esta vez en Hungría, plaza que siempre le trae buenos recuerdos al otro español, Pedro de la Rosa (HRT), que saldrá mañana desde la última fila en la pista en la que festejó su mejor resultado en Fórmula Uno, cuando acabó segundo -detrás de Button- en 2006.

Y en la que, de rizar el rizo, Fernando podría firmar su trigésima primera victoria el día de su trigésimo primer cumpleaños. Que, en cualquiera de los casos, el genial piloto asturiano celebrará por todo lo alto en la capital húngara.

Porque, pase lo que pase mañana en Hungaroring, Alonso, que es primero en el campeonato, con 34 puntos de ventaja sobre Webber -que saldrá undécimo- y con 44 respecto a Vettel, se marchará de vacaciones liderando el Mundial. EFE

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *