Inicio ·Internacional · Artículo

Phelps y Bolt, de nuevo los mayores íconos del Olimpo

Redacción

gestor

|

Jueves 19 de Julio de 2012 - 13:00
compártelo
  • Phelps y Bolt, de nuevo los mayores íconos del Olimpo
Phelps y Bolt, de nuevo los mayores íconos del Olimpo

El nadador estadounidense Michael Phelps y el atleta jamaicano Usain Bolt se presentan de nuevo como los dos mayores iconos de los inminentes Juegos Olímpicos de Londres, aunque muchas otras estrellas deslumbrarán durante 17 días en la capital británica.

Los tres mosqueteros del tenis, Roger Federer, Novak Djokovic y Rafa Nadal: la zarina Yelena Isinbáyeva; los consagrados de la NBA como LeBron James y Kobe Bryant, sin olvidar a los hermanos Gasol; futbolistas de la talla de Ryan Giggs, Neymar o los españoles flamantes campeones de la Eurocopa que repiten en los Juegos son sólo algunos ejemplos de la pléyade de astros presentes en Londres.

Phelps, tras los ocho oros de Pekín, suma 16 medallas y está a solo dos de la máxima medallista de la historia, la rusa Larissa Latynina, que ganó 18 entre 1956 y 1964.

La leyenda del 'tiburón de Baltimore' puede alcanzar el cenit en el Centro Acuático londinense, donde competirá en siete pruebas, cuatro individuales (100 y 200 mariposa y 200 y 400 estilos) y tres relevos. Si en todas subiera al podio sumaría 23 medallas en tres Juegos y con solo 27 años.

Sin embargo, hay otro nadador estadounidense dispuesto a plantarle cara, Ryan Lochte, un especialista en espalda y estilos y con más distancia que su gran rival. Competirá en 200 espalda, 200 y 400 estilos, y 200 libre. También será uno de los relevistas en los 200 libre.

Usain Bolt deslumbró al mundo en Pekín. Con una demostración de potencia nunca antes vista, el alto y fornido velocista caribeño destrozó los récords del mundo de los 100 y los 200 metros, además del relevo 4x100.

Ahora, los aficionados al atletismo cuentan las horas que faltan para las 21.50 del domingo 5 de agosto, cuando los grandes ídolos de la velocidad se afirmen en los tacos de salida para dirimir la supremacía mundial en la prueba reina, los 100 metros lisos.

Si no hay accidentes por el camino, allí estará Bolt dispuesto a entrar también en la leyenda.

Para ello no sólo tendrá que vencer a los estadounidenses Tyson Gay y Justin Gatlin, sino a sus compatriotas Asafa Powell y -sobre todo- Johan Blake, su compañero de entrenamientos, el hombre que en 2011 heredó su título mundial cuando Bolt fue descalificado por salida falsa en Daegu y que este mismo año le ha derrotado dos veces (100 y 200) en las pruebas de selección olímpica jamaicanas.

Durante diez días, del 3 al 11 de agosto, el estadio Olímpico verá pasar por su pista a grandes estrellas como la rusa Yelena Insibáyeva, que buscará su tercer título consecutivo en pértiga, o a los corredores africanos, llamados a dominar la competición en distancias que van desde los 800 hasta el maratón, mientras Europa se resigna a recoger las migajas de los lanzamientos.

El nadador estadounidense Michael Phelps y el atleta jamaicano Usain Bolt se presentan de nuevo como los dos mayores iconos de los inminentes Juegos Olímpicos de Londres, aunque muchas otras estrellas deslumbrarán durante 17 días en la capital británica.

Los tres mosqueteros del tenis, Roger Federer, Novak Djokovic y Rafa Nadal: la zarina Yelena Isinbáyeva; los consagrados de la NBA como LeBron James y Kobe Bryant, sin olvidar a los hermanos Gasol; futbolistas de la talla de Ryan Giggs, Neymar o los españoles flamantes campeones de la Eurocopa que repiten en los Juegos son sólo algunos ejemplos de la pléyade de astros presentes en Londres.

Phelps, tras los ocho oros de Pekín, suma 16 medallas y está a solo dos de la máxima medallista de la historia, la rusa Larissa Latynina, que ganó 18 entre 1956 y 1964.

La leyenda del 'tiburón de Baltimore' puede alcanzar el cenit en el Centro Acuático londinense, donde competirá en siete pruebas, cuatro individuales (100 y 200 mariposa y 200 y 400 estilos) y tres relevos. Si en todas subiera al podio sumaría 23 medallas en tres Juegos y con solo 27 años.

Sin embargo, hay otro nadador estadounidense dispuesto a plantarle cara, Ryan Lochte, un especialista en espalda y estilos y con más distancia que su gran rival. Competirá en 200 espalda, 200 y 400 estilos, y 200 libre. También será uno de los relevistas en los 200 libre.

Usain Bolt deslumbró al mundo en Pekín. Con una demostración de potencia nunca antes vista, el alto y fornido velocista caribeño destrozó los récords del mundo de los 100 y los 200 metros, además del relevo 4x100.

Ahora, los aficionados al atletismo cuentan las horas que faltan para las 21.50 del domingo 5 de agosto, cuando los grandes ídolos de la velocidad se afirmen en los tacos de salida para dirimir la supremacía mundial en la prueba reina, los 100 metros lisos.

Si no hay accidentes por el camino, allí estará Bolt dispuesto a entrar también en la leyenda.

Para ello no sólo tendrá que vencer a los estadounidenses Tyson Gay y Justin Gatlin, sino a sus compatriotas Asafa Powell y -sobre todo- Johan Blake, su compañero de entrenamientos, el hombre que en 2011 heredó su título mundial cuando Bolt fue descalificado por salida falsa en Daegu y que este mismo año le ha derrotado dos veces (100 y 200) en las pruebas de selección olímpica jamaicanas.

Durante diez días, del 3 al 11 de agosto, el estadio Olímpico verá pasar por su pista a grandes estrellas como la rusa Yelena Insibáyeva, que buscará su tercer título consecutivo en pértiga, o a los corredores africanos, llamados a dominar la competición en distancias que van desde los 800 hasta el maratón, mientras Europa se resigna a recoger las migajas de los lanzamientos.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *