Inicio ·Tendencias · Artículo

Mostró su vestido en Twitter, pero olvidó vergonzoso detalle

Redacción

jvite

|

Jueves 20 de Abril de 2017 - 17:31
compártelo
  • La joven fue blanco de gran cantidad de comentarios en la red social. Foto: Twitter

Una joven quiso lucirse con su vestido de verano en Twitter y pasó una de las peores vergüenzas de su vida.
 
La web del diario peruano La República indica que el singular episodio se convirtió en viral. La historia empieza más o menos así: una chica muy asidua de las redes sociales se enamoró demasiado de su vestido y quiso compartirlo con sus amigos, seguramente esperando muchos “Me gusta”.
 
Pero al momento de tomar la fotografía se olvidó de un detalle: el fondo de la imagen no era la mejor, pues mostraba un vergonzoso desorden dentro del dormitorio.
 
De esto se colgaron los trols para hacerle pasar un mal rato en Twitter. La foto colgada el 18 de abril en Twitter se volvió popular, pero no precisamente por los elogios al elegante vestido, sino por lo fuertes comentarios contra la protagonista.
 
Los usuarios criticaron la desidia de la chica. “Nunca he visto a alguien usar la ropa como persianas de la ventana”, dijo uno de ellos.
 
 
 
 
 
 
 
 

Una joven quiso lucirse con su vestido de verano en Twitter y pasó una de las peores vergüenzas de su vida.
 
La web del diario peruano La República indica que el singular episodio se convirtió en viral. La historia empieza más o menos así: una chica muy asidua de las redes sociales se enamoró demasiado de su vestido y quiso compartirlo con sus amigos, seguramente esperando muchos “Me gusta”.
 
Pero al momento de tomar la fotografía se olvidó de un detalle: el fondo de la imagen no era la mejor, pues mostraba un vergonzoso desorden dentro del dormitorio.
 
De esto se colgaron los trols para hacerle pasar un mal rato en Twitter. La foto colgada el 18 de abril en Twitter se volvió popular, pero no precisamente por los elogios al elegante vestido, sino por lo fuertes comentarios contra la protagonista.
 
Los usuarios criticaron la desidia de la chica. “Nunca he visto a alguien usar la ropa como persianas de la ventana”, dijo uno de ellos.