Inicio ·Tendencias · Artículo

Increíble intervención permite unir a un hombre "partido en dos"

Redacción

aespinoza

|

Jueves 19 de Julio de 2018 - 10:03
compártelo
  • Foto: EFE
Foto: EFE

El cirujano Pedro Cavadas ha operado de la columna y la pelvis a un joven guatemalteco que quedó tetrapléjico a los 9 años por una bala perdida y que, según el propio médico, estaba “partido en dos”.

Ahora, Willmar Arias, de 28 años, es capaz de sentarse sin sentir dolor, algo que el paciente, sometido a dos intervenciones para reconstruir la separación completa de la columna y la pelvis, califica de “increíble” después de años postrado.

Cavadas y el joven han comparecido en el Hospital de Manises para explicar los detalles de su caso, una infección masiva en la zona sacra con pérdida de la parte inferior de la columna y de la pelvis, que le obligaba a permanecer encamado y con riesgo vital para él, según el cirujano.

“Es una historia bonita y por eso la contamos porque cirugías complejas hacemos todos los días”, ha destacado Cavadas, quien ha precisado que Willmar, al que ha calificado como un tipo “muy duro”, sigue siendo tetrapléjico “pero puede sentarse y retomar su vida previa al accidente”.

El joven explicó que recibió el impacto de bala en 1999 cuando estaba jugando cerca de la casa de sus abuelos, con los que vivía, y estuvo dos meses y medio en coma y al no moverse durante ese tiempo le salieron varías úlceras y todas cerraron menos la del sacro, “que se complicó”.

En 2015 le dijeron que tenía que dejar trabajo y estudios y se pasó casi dos años tumbado y con dolores. Cuando le dijeron que no tenía posibilidad de operarse ni en su país ni en Estados Unidos, perdió la esperanza y “entonces apareció Cavadas y dijo: ‘esto está chupado'”.  Ahora puede sentarse sin dolor alguno: “Esto es increíble”, ha subrayado el joven.

EFE

El cirujano Pedro Cavadas ha operado de la columna y la pelvis a un joven guatemalteco que quedó tetrapléjico a los 9 años por una bala perdida y que, según el propio médico, estaba “partido en dos”.

Ahora, Willmar Arias, de 28 años, es capaz de sentarse sin sentir dolor, algo que el paciente, sometido a dos intervenciones para reconstruir la separación completa de la columna y la pelvis, califica de “increíble” después de años postrado.

Cavadas y el joven han comparecido en el Hospital de Manises para explicar los detalles de su caso, una infección masiva en la zona sacra con pérdida de la parte inferior de la columna y de la pelvis, que le obligaba a permanecer encamado y con riesgo vital para él, según el cirujano.

“Es una historia bonita y por eso la contamos porque cirugías complejas hacemos todos los días”, ha destacado Cavadas, quien ha precisado que Willmar, al que ha calificado como un tipo “muy duro”, sigue siendo tetrapléjico “pero puede sentarse y retomar su vida previa al accidente”.

El joven explicó que recibió el impacto de bala en 1999 cuando estaba jugando cerca de la casa de sus abuelos, con los que vivía, y estuvo dos meses y medio en coma y al no moverse durante ese tiempo le salieron varías úlceras y todas cerraron menos la del sacro, “que se complicó”.

En 2015 le dijeron que tenía que dejar trabajo y estudios y se pasó casi dos años tumbado y con dolores. Cuando le dijeron que no tenía posibilidad de operarse ni en su país ni en Estados Unidos, perdió la esperanza y “entonces apareció Cavadas y dijo: ‘esto está chupado'”.  Ahora puede sentarse sin dolor alguno: “Esto es increíble”, ha subrayado el joven.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *