Inicio ·Tendencias · Artículo

La peligrosa moda infantil de usar bolas imantadas como si fueran "piercings"

Redacción

arivera

|

Viernes 23 de Febrero de 2018 - 9:33
compártelo
  • La poderosa atracción entre los imanes desgarró el estómago de Freddie Webster. Foto: Cascadenews
La poderosa atracción entre los imanes desgarró el estómago de Freddie Webster. Foto: Cascadenews

Freddie Webster, un británico de 12 años, estaba en la escuela jugando con la nueva moda infantil: unas pequeñas bolas imantadas que se pueden colocar en varias partes del cuerpo para simular piercings.

La tendencia consiste en poner un imán sobre el labio, cachete o lengua, y otro adentro, sosteniéndolo. En otras palabras, es como tener un piercing sin hacer perforaciones.

En aquel martes de la semana pasada, Freddie colocó uno de estos imanes de 3 milímetros de diámetro dentro de su boca y el otro afuera, pero accidentalmente ingirió el primero. Y luego, otro más.

Horas después, volvió a hacer lo mismo con otras dos bolas magnéticas.

El miércoles advirtió del tema a su madre, Sarah Webster, quien pensó que el niño eliminaría los imanes naturalmente.

Sin embargo, Freddie comenzó a tener dolores estomacales cada vez más fuertes. Para el viernes ya estaba hospitalizado y era intervenido quirúrgicamente.

Freddie Webster en el hospital. (Foto: Cascadenews)
Image captionFreddie Webster logró una buena recuperación tras una operación en la que le extirparon parte del intestino. (Foto: Cascadenews)

La poderosa atracción entre los imanes había desgarrado la pared de su estómago, provocando una herida "potencialmente fatal", contó la madre.

"El cirujano salió y dijo que la situación de Freddie era estable pero grave y nos dijo que las próximas 24 horas serían críticas", agregó a la BBC.

Si bien logró recuperarse, los médicos tuvieron que extirpar 10 centímetros de su intestino para poder extraer los cuatro imanes.

Problema creciente

El caso de Freddie es uno de los tres que atendieron en los últimos tres meses en el Hospital Real Hull, al este de Inglaterra, informó Sanja Besarovic, cirujana pediátrica del centro.

"Me preocupa la creciente incidencia de este problema", dijo la doctora, que ya comunicó su preocupación a la Real Sociedad para la Prevención de Accidentes de Reino Unido.

Bolas magnéticasDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionLas bolas imantadas existen desde hace años como objetos de decoración, pero el problema empezó cuando se puso de moda con los más pequeños.

"Los padres y las escuelas deben ser conscientes de esta moda para poder advertir a los niños de sus riesgos, especialmente si (los imanes) se ingieren en diferentes momentos", agregó.

En 2014 la Comisión para la Seguridad en el Consumo de Productos de Estados Unidos prohibió su venta en el país, luego de varios casos similares a os de Freddie Webster.

No obstante, dos años después, las empresas vendedoras de estas bolas magnéticas ganaron un juicio que les permitió terminar con la restricción.

De acuerdo con la decisión judicial, el riesgo que presentan estos imanes es menor que sus ventajas, ya que maestros e investigadores los usan para crear modelos en tres dimensiones y explicar conceptos de física, biología y geometría.

BBCMundo.com

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *