Niños con tutús y tiaras: el llamativo plan de la Iglesia anglicana para acabar con los estereotipos en las escuelas

Redacción

mguaman

|

Martes 14 de Noviembre de 2017 - 9:06
compártelo
  • La Iglesia anglicana señaló que los escolares debería sentirse libres para explorar las posibilidades "quiénes podrían ser".
La Iglesia anglicana señaló que los escolares debería sentirse libres para explorar las posibilidades "quiénes podrían ser".

Tiaras, tutús, capas de superhéroes. Así deberían poder vestirse los niños y niñas de las escuelas según la Iglesia anglicana en Reino Unido.

Ello, sin estar sujetos a comentarios de parte de los maestros u otros alumnos, aseguró la Iglesia el marco de la publicación de una guía contra el acoso o intimidación ("bullying") en las escuelas.

La iglesia señaló que los escolares debería sentirse libres para explorar las posibilidades de "quiénes podrían ser".

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien es la cabeza de la Iglesia anglicana, dijo que la guía ayudaría a las escuelas difundir el mensaje cristiano "sin excepción ni exclusión".

La organización de derechos LGBT Stonewall expresó que los consejos ayudarías a prevenir el acoso y la intimidación.

Los consejos se emiten en el marco de una encuesta patrocinada por la institución Anti-Bullying Alliance que encontró que dos de cada cinco niños "esconden aspectos de su personalidad" por temor a la intimidación.

Estos son los resultados de la encuesta a 1.600 estudiantes de entre 8 y 16 años:

  • Casi dos tercios han sido testigos de personas siendo acosadas e intimidadas por ser "diferentes"
  • Más de la mitad temen a ser percibidos como diferentes
  • Casi un cuarto dijeron que cambiarían cómo se ven para ajustarse

La iglesia, que educa a un millón de pupilos en casi 5.000 escuelas, emitió su primera guía contra el acoso homofóbico hace tres años, pero ahora la ha actualizado para incluir lo que llama el acoso "transfóbico" y "bifóbico".

Encajonados

En su prólogo de la guía, el reverendo Welby escribió: "Debemos evitar, a toda costa, reducir la dignidad de cualquier individuo a un estereotipo o problema".

El alto prelado indicó que la orientación sexual nunca debería ser la base del acoso o el prejuicio, añadiendo que se ha hecho "progreso significativo" desde que la guía contra el acoso homofóbico fue emitida en 2014.

El documento, titulado "Valorando a todos los hijos de Dios", detalla que los menores deberían poder jugar con "muchos mantos de identidad", sin que se les catalogue o se les acose, "algunas veces literalmente encajonándolos".

La guardería y la escuela primaria, en particular, son épocas de "exploración creativa", indica, donde los menores deberían poder escoger un tutú, una tiara y tacones —o un caso, cinturón de herramientas y capa de superhéroe— "sin expectativa o comentario".

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby
 
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dijo que nadie debería ser reducido a un "estereotipo o problema".
 
El documento reconoció que hay una "gama de opiniones" entre los cristianos y personas de todos los credos hacia el matrimonio homosexual, la orientación sexual e identidad de género.

Sin embargo, añade: "El objetivo de esta guía es evitar que los pupilos de las escuelas y academias de la Iglesia anglicana tengan su autoestima denigrada o que su potencial se vea impedido por el acoso e intimidación debido a su percibida o actual orientación sexual o identidad de género".

Por su parte, la organización LGBT Stonewall declaró que la guía ofrecía "consejos claros" a los maestros para reconocer y combatir el acoso en las escuelas de la iglesia.

Un portavoz dijo: "Nuestras investigaciones demuestran que casi la mitad de pupilos lesbianas, gay, bi o trans son acosados en la escuela por ser LGBT: una situación que necesita cambiar urgentemente".

 
BBCMundo.com

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *