¿Eres gay o heterosexual? Una máquina puede adivinarlo con una foto

Redacción

mguaman

|

Martes 12 de Septiembre de 2017 - 12:22
compártelo
  • La inteligencia artificial puede predecir la orientación sexual al leer los rasgos faciales. Foto: referencial
La inteligencia artificial puede predecir la orientación sexual al leer los rasgos faciales. Foto: referencial
Un estudio publicado por científicos de la prestigiosa Universidad de Stanford (Estados Unidos) demostró que la tecnología empleada en la actualidad por empresas y gobiernos permite que una inteligencia artificial (IA) sea capaz de predecir con eficacia la orientación sexual de una persona a partir de una fotografía de su cara. Según los autores, estos resultados son preocupantes y recuerdan la necesidad de crear sistemas de seguridad y de regular el uso de esta tecnología debido a su capacidad de dañar a las personas y de ser usada sin su consentimiento.
 
La investigación ha recibido la aprobación para ser publicada en Journal of Personality and Social Psychology y ha sido realizada por Michal Kosinski y Yilun Wang. Sus resultados han demostrado que un algoritmo es capaz de lograr una precisión del 91 por ciento a la hora de predecir la orientación sexual de los hombres y del 83 por ciento en el caso de las mujeres.
 
Tal como informó The Economist, los investigadores entrenaron a una IA con una base de datos con 35.326 caras de 14.776 personas, que obtuvieron en una web de citas cuyos perfiles son públicos.
 
Usaron un programa llamado VGG-Face, que convierte en números la «huella facial» de cada persona, y usaron un modelo predictivo sencillo, una regresión logística, para encontrar correlaciones entre los rasgos faciales y la sexualidad de los individuos que figuraba en el perfil de su web de citas.
 
A través de otras técnicas, los investigadores descubrieron que el programa se centraba en la nariz, ojos, cejas, mejillas, corte de pelo y barbilla para determinar la sexualidad masculina. En el caso de las chicas, la nariz, los ángulos de la boca, el pelo y la línea del cuello eran más importantes. Por eso, serían estos ragos los que supuestamente revelarían cuál es la orientación sexual de una persona.
 
Según informó The Guardian, activistas LGTBI denunciaron que la investigación puede ser usada para dañar a las personas y la calificaron como "peligrosa, sesgada y ciencia basura". Criticaron el estudio por discriminar a personas de otras razas, bisexuales y transgénero y por hacer asunciones imprecisas sobre el género y la sexualidad.
 

Un estudio publicado por científicos de la prestigiosa Universidad de Stanford (Estados Unidos) demostró que la tecnología empleada en la actualidad por empresas y gobiernos permite que una inteligencia artificial (IA) sea capaz de predecir con eficacia la orientación sexual de una persona a partir de una fotografía de su cara. Según los autores, estos resultados son preocupantes y recuerdan la necesidad de crear sistemas de seguridad y de regular el uso de esta tecnología debido a su capacidad de dañar a las personas y de ser usada sin su consentimiento.

 

La investigación ha recibido la aprobación para ser publicada en Journal of Personality and Social Psychology y ha sido realizada por Michal Kosinski y Yilun Wang. Sus resultados han demostrado que un algoritmo es capaz de lograr una precisión del 91 por ciento a la hora de predecir la orientación sexual de los hombres y del 83 por ciento en el caso de las mujeres.

 

Tal como informó The Economist, los investigadores entrenaron a una IA con una base de datos con 35.326 caras de 14.776 personas, que obtuvieron en una web de citas cuyos perfiles son públicos.

 

Usaron un programa llamado VGG-Face, que convierte en números la «huella facial» de cada persona, y usaron un modelo predictivo sencillo, una regresión logística, para encontrar correlaciones entre los rasgos faciales y la sexualidad de los individuos que figuraba en el perfil de su web de citas.

 

A través de otras técnicas, los investigadores descubrieron que el programa se centraba en la nariz, ojos, cejas, mejillas, corte de pelo y barbilla para determinar la sexualidad masculina. En el caso de las chicas, la nariz, los ángulos de la boca, el pelo y la línea del cuello eran más importantes. Por eso, serían estos ragos los que supuestamente revelarían cuál es la orientación sexual de una persona.

 

Según informó The Guardian, activistas LGTBI denunciaron que la investigación puede ser usada para dañar a las personas y la calificaron como "peligrosa, sesgada y ciencia basura". Criticaron el estudio por discriminar a personas de otras razas, bisexuales y transgénero y por hacer asunciones imprecisas sobre el género y la sexualidad.