Inicio ·Noticias · Artículo

(VIDEO) ¿Qué pasa cuando dejas de bañarte?

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 08 de Abril de 2015 - 16:29
compártelo
Un curioso y didáctico video, hecho por The Huffington Post, muestra claramente las consecuencias de vivir alejado de la ducha por una semana o un mes, lo cual resulta impensable para la mayoría de quienes acostumbran a tomar al menos un baño diario para comenzar el día limpio y con más energía.
 
Pero como no todos somos iguales y existen culturas, en donde por temas del clima o el tiempo, la gente se relaja más frente a este tema.
 
Revise algunas de las consecuencias a continuación:
 
Lo primero que debe saber es que inclusive cuando está limpio y aunque usted no lo vea, la piel contiene hasta 100 especies de bacterias que conviven allí con cerca de 80 hongos. "La mayoría de estos gérmenes es buena para la piel de los humanos y, de hecho, se encargan de protegernos y de librarnos de los hongos que pueden ser dañinos". Algunas bacterias incluso ayudan a la humectación natural de la piel. 
 
Pero otras veces -prosigue la explicación de los especialistas citados por ese medio-, las defensas naturales y propias del cuerpo no son suficientes para luchar contra esos hongos y es ahí en donde el baño se convierte en la segunda línea de defensa que tenemos.
 
 
 
 
Si una persona decide dejar de bañarse y de usar jabón y agua para limpiarse, lo que pasará es que a lo largo de los días esa persona irá recogiendo gérmenes, no solo propios, sino los que le llegan a través de su contacto con manijas de puertas, al darle la mano a otros, entrar al baño, consumir alimentos y hasta usar el teléfono celular. Y si no se baña, especialmente las manos, hará que sea fácil para esos gérmenes alojarse en su piel y desplazarse hacia el interior del cuerpo por los ojos, la nariz y la boca, causándole toda clase de enfermedades desde diarrea hasta influenza.
 
Esos gérmenes pueden aumentar las infecciones en la piel, causando piquiña y otros síntomas desagradables. "Así que prevenir infecciones es una de las razones por las cuales nos bañamos frecuentemente", dice el video.
 
También nos bañamos para, obviamente, eliminar el mugre que vamos acumulando, entre la suciedad natural, el sudor, las células muertas de la piel y la grasa de la misma, se puede juntar una cantidad importante de suciedad sobre la piel que, de no limpiarse, hace que condiciones como el acné o la foliculitis empeoren y hasta se hagan crónicas. "Si suficiente suciedad se acumula en la piel, puede empezar a formar placas de color café en su cuerpo, una condición llamada por los dermatólogos 'dermatitis negligente'", advierte el clip.
 
Asimismo, nos bañamos para prevenir los malos olores y ser llamados 'olorosos', pues todos necesitamos amigos y poder funcionar bien alrededor de la gente que nos rodea.
 
Conozca más en el video
 

Un curioso y didáctico video, hecho por The Huffington Post, muestra claramente las consecuencias de vivir alejado de la ducha por una semana o un mes, lo cual resulta impensable para la mayoría de quienes acostumbran a tomar al menos un baño diario para comenzar el día limpio y con más energía.

 

Pero como no todos somos iguales y existen culturas, en donde por temas del clima o el tiempo, la gente se relaja más frente a este tema.

 

Revise algunas de las consecuencias a continuación:

 

Lo primero que debe saber es que inclusive cuando está limpio y aunque usted no lo vea, la piel contiene hasta 100 especies de bacterias que conviven allí con cerca de 80 hongos. "La mayoría de estos gérmenes es buena para la piel de los humanos y, de hecho, se encargan de protegernos y de librarnos de los hongos que pueden ser dañinos". Algunas bacterias incluso ayudan a la humectación natural de la piel. 

 

Pero otras veces -prosigue la explicación de los especialistas citados por ese medio-, las defensas naturales y propias del cuerpo no son suficientes para luchar contra esos hongos y es ahí en donde el baño se convierte en la segunda línea de defensa que tenemos.

 

 

Científico crea un spray para evitar bañarse

 

 

Si una persona decide dejar de bañarse y de usar jabón y agua para limpiarse, lo que pasará es que a lo largo de los días esa persona irá recogiendo gérmenes, no solo propios, sino los que le llegan a través de su contacto con manijas de puertas, al darle la mano a otros, entrar al baño, consumir alimentos y hasta usar el teléfono celular. Y si no se baña, especialmente las manos, hará que sea fácil para esos gérmenes alojarse en su piel y desplazarse hacia el interior del cuerpo por los ojos, la nariz y la boca, causándole toda clase de enfermedades desde diarrea hasta influenza.

 

Esos gérmenes pueden aumentar las infecciones en la piel, causando piquiña y otros síntomas desagradables. "Así que prevenir infecciones es una de las razones por las cuales nos bañamos frecuentemente", dice el video.

 

También nos bañamos para, obviamente, eliminar el mugre que vamos acumulando, entre la suciedad natural, el sudor, las células muertas de la piel y la grasa de la misma, se puede juntar una cantidad importante de suciedad sobre la piel que, de no limpiarse, hace que condiciones como el acné o la foliculitis empeoren y hasta se hagan crónicas. "Si suficiente suciedad se acumula en la piel, puede empezar a formar placas de color café en su cuerpo, una condición llamada por los dermatólogos 'dermatitis negligente'", advierte el clip.

 

Asimismo, nos bañamos para prevenir los malos olores y ser llamados 'olorosos', pues todos necesitamos amigos y poder funcionar bien alrededor de la gente que nos rodea.

 

Conozca más en el video

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos