Inicio ·Noticias · Artículo

¿Qué valor tienen los votos blancos y nulos en los comicios de febrero?

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 25 de Enero de 2017 - 16:55
compártelo
En los comicios de febrero de 2017, además de elegir entre uno de los candidatos presidenciales, la Ley reconoce votos blancos y nulos. 
 
Diego Tello, coordinador nacional de procesos del Consejo Nacional Electoral (CNE), explica que estos votos no suman al definir los porcentajes que determinen al ganador.
 
Es decir, si  por ejemplo de los 12,8 millones de personas que pueden votar, acuden a las urnas solo 10 millones, a esa cifra hay que restarle el número de votos blancos y nulos, que podrían entre ambos llegar a 1 millón, según los porcentajes de la elección presidencial anterior.
 
Los votos válidos entonces serían 9 millones. Es sobre esa cifra, no sobre el total de los sufragantes, que se calcula si un candidato puede ganar en primera vuelta, es decir si llega al menos al 40% y su rival no supera el 29.9%.
   
Un candidato también puede ganar en primera vuelta con la mitad más uno de los votos válidos, en este caso sin necesidad de una diferencia de 10 puntos con el segundo lugar.
En los comicios de febrero de 2017, además de elegir entre uno de los candidatos presidenciales, la Ley reconoce votos blancos y nulos. 
 
Diego Tello, coordinador nacional de procesos del Consejo Nacional Electoral (CNE), explica que estos votos no suman al definir los porcentajes que determinen al ganador.
 
Es decir, si  por ejemplo de los 12,8 millones de personas que pueden votar, acuden a las urnas solo 10 millones, a esa cifra hay que restarle el número de votos blancos y nulos, que podrían entre ambos llegar a 1 millón, según los porcentajes de la elección presidencial anterior.
 
Los votos válidos entonces serían 9 millones. Es sobre esa cifra, no sobre el total de los sufragantes, que se calcula si un candidato puede ganar en primera vuelta, es decir si llega al menos al 40% y su rival no supera el 29.9%.
   
Un candidato también puede ganar en primera vuelta con la mitad más uno de los votos válidos, en este caso sin necesidad de una diferencia de 10 puntos con el segundo lugar.