Inicio ·Noticias · Artículo

Anuncian cargos a directivos de colegio tras muerte de niña

Redacción

arivera

|

Jueves 17 de Mayo de 2018 - 7:40
compártelo
  • Los restos de la menor de edad fueron sepultados la tarde del miércoles 16 de mayo. Foto: Twitter
Video: Los restos de la menor de edad fueron sepultados la tarde del miércoles 16 de mayo. Foto: Twitter Los restos de la menor de edad fueron sepultados la tarde del miércoles 16 de mayo. Foto: Twitter

Familiares y amigos se despidieron, la tarde del miércoles 16 de mayo, de la niña que falleció a causa de un derrame cerebral. Sus restos fueron sepultados en el cementerio de la parroquia Pascuales, en Guayaquil.

Las autoridades de la Fiscalía y del ministerio de Educación investigan administrativamente por este caso a un rector, un vicerrector, un inspector, un profesor y al personal del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) del colegio público donde estudiaba la menor.

“Hemos iniciado los sumarios administrativos. No vamos a permitir que vuelva a suceder algo así. Vamos a sancionar”, manifestó Érika Laínez, subsecretaria de Educación. La funcionaria ofreció apoyo legal y psicológico a la familia de Brithany, quien el 21 de julio hubiera cumplido 12 años. Además, reveló el inicio del proceso de separación del plantel a los menores implicados, cuatro mujeres y un varón, de 11 y 12 años.

La niña falleció el domingo 13 de mayo (Día de la Madre). Según la versión de la familia Morán Samaniego, el pasado viernes 11 de mayo, la niña fue a clases y después de un fuerte dolor de cabeza dijo a sus padres que un niño y otras 4 menores la amarraron y la golpearon en el aula del octavo año de su plantel, en el sur de la ciudad.

Su padre Tyron Morán anhela justicia, indicó que “el rector dijo que había sido un juego”; mientras que su madre, Patricia Samaniego, prefirió guardar silencio.

Otras familias claman el fin de la violencia entre niños inocentes, que pueden ser víctimas de ciertos compañeros. Un caso que revela una triste realidad que ahora deberá ser analizada para establecer sanciones y evitar así, que estas dolorosas escenas se repitan en las familias ecuatorianas.

 

Familiares y amigos se despidieron, la tarde del miércoles 16 de mayo, de la niña que falleció a causa de un derrame cerebral. Sus restos fueron sepultados en el cementerio de la parroquia Pascuales, en Guayaquil.

Las autoridades de la Fiscalía y del ministerio de Educación investigan administrativamente por este caso a un rector, un vicerrector, un inspector, un profesor y al personal del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) del colegio público donde estudiaba la menor.

“Hemos iniciado los sumarios administrativos. No vamos a permitir que vuelva a suceder algo así. Vamos a sancionar”, manifestó Érika Laínez, subsecretaria de Educación. La funcionaria ofreció apoyo legal y psicológico a la familia de Brithany, quien el 21 de julio hubiera cumplido 12 años. Además, reveló el inicio del proceso de separación del plantel a los menores implicados, cuatro mujeres y un varón, de 11 y 12 años.

La niña falleció el domingo 13 de mayo (Día de la Madre). Según la versión de la familia Morán Samaniego, el pasado viernes 11 de mayo, la niña fue a clases y después de un fuerte dolor de cabeza dijo a sus padres que un niño y otras 4 menores la amarraron y la golpearon en el aula del octavo año de su plantel, en el sur de la ciudad.

Su padre Tyron Morán anhela justicia, indicó que “el rector dijo que había sido un juego”; mientras que su madre, Patricia Samaniego, prefirió guardar silencio.

Otras familias claman el fin de la violencia entre niños inocentes, que pueden ser víctimas de ciertos compañeros. Un caso que revela una triste realidad que ahora deberá ser analizada para establecer sanciones y evitar así, que estas dolorosas escenas se repitan en las familias ecuatorianas.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *