Analistas consideran que Ecuador vive una "elección fraccionada"

Redacción

kpesantes

|

Miércoles 15 de Febrero de 2017 - 11:20
compártelo
  • La campaña electoral en el país inició el 3 de enero y terminará mañana a la media noche. Foto: API
La campaña electoral en el país inició el 3 de enero y terminará mañana a la media noche. Foto: API

Lo único seguro en Ecuador, de acuerdo a un artículo del New York Times, es que el 24 de mayo de 2017 Rafael Correa dejará el poder. "Y eso marcará el inicio de una nueva etapa en la siempre convulsionada historia política de este país", reza el reportaje titulado "Ecuador elige al sucesor de Rafael Correa después de una década". 

El analista Matthew Carpenter, experto en comunicación y entrevistado por el periódico, opina que Ecuador vive una elección fraccionada porque "ninguna candidato logra unir mensaje y audiencia". 

Para Carpenter, los 8 candidatos presidenciales llegan con su mensaje a sus votantes incondicionales, pero "no hay ningún esfuerzo de llegar a nuevos públicos". 

En el análisis del diario, el politólogo consultado Oswaldo Moreno asegura que en estos comicios el partido de gobierno, AP, lucha contra sí mismo y que está desgastado luego de 10 años al frente del país. 

¿Cuáles son las causas de este desgaste? Una causa, pero no la principal, es la corrupción; además de las denuncia o acusaciones que pesan sobre los hombres del gobierno, como el candidato a vicepresidente Jorge Glas. 

Según otro politólogo, Paolo Moncagatta, a la clase media que votó antes por AP sí le importa la corrupción y está desencantada por los hechos y filtraciones recientes en el Caso Odebrecht y Petroecuador. Él atribuye ese 30% de porcentaje de indecisos a este desencanto. 

Los principales motivos del desgaste son el desempleo y la crisis económica. "Casi el 50% de las preocupaciones en esta elección son económica", dijo Paulina Recalde, de Perfiles de Opinión, consultada por el periódico. 

En el artículo, Moncagatta concuerda con Recalde y asegura que al ecuatoriano promedio lo que le importa es la economía del hogar, "tener trabajo, pagar la comida, mandar a los niños a la escuela y tener atención de salud". 

Con todos estos factores sobre la realidad ecuatoriana, los especialistas consultados indican que habría una segunda vuelta presidencial el próximo 2 de abril. 

Redacción

Lo único seguro en Ecuador, de acuerdo a un artículo del New York Times, es que el 24 de mayo de 2017 Rafael Correa dejará el poder. "Y eso marcará el inicio de una nueva etapa en la siempre convulsionada historia política de este país", reza el reportaje titulado "Ecuador elige al sucesor de Rafael Correa después de una década". 

El analista Matthew Carpenter, experto en comunicación y entrevistado por el periódico, opina que Ecuador vive una elección fraccionada porque "ninguna candidato logra unir mensaje y audiencia". 

Para Carpenter, los 8 candidatos presidenciales llegan con su mensaje a sus votantes incondicionales, pero "no hay ningún esfuerzo de llegar a nuevos públicos". 

En el análisis del diario, el politólogo consultado Oswaldo Moreno asegura que en estos comicios el partido de gobierno, AP, lucha contra sí mismo y que está desgastado luego de 10 años al frente del país. 

¿Cuáles son las causas de este desgaste? Una causa, pero no la principal, es la corrupción; además de las denuncia o acusaciones que pesan sobre los hombres del gobierno, como el candidato a vicepresidente Jorge Glas. 

Según otro politólogo, Paolo Moncagatta, a la clase media que votó antes por AP sí le importa la corrupción y está desencantada por los hechos y filtraciones recientes en el Caso Odebrecht y Petroecuador. Él atribuye ese 30% de porcentaje de indecisos a este desencanto. 

Los principales motivos del desgaste son el desempleo y la crisis económica. "Casi el 50% de las preocupaciones en esta elección son económica", dijo Paulina Recalde, de Perfiles de Opinión, consultada por el periódico. 

En el artículo, Moncagatta concuerda con Recalde y asegura que al ecuatoriano promedio lo que le importa es la economía del hogar, "tener trabajo, pagar la comida, mandar a los niños a la escuela y tener atención de salud". 

Con todos estos factores sobre la realidad ecuatoriana, los especialistas consultados indican que habría una segunda vuelta presidencial el próximo 2 de abril.