Inicio ·Noticias · Artículo

Cámara de Comercio sobre impuesto a la plusvalía: tiene un objetivo recaudador

Redacción

tmenendez

|

Martes 09 de Junio de 2015 - 10:53
compártelo
Luego de que el Ejecutivo enviara anoche el proyecto de reformas al Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), donde grava el impuesto a la Ganancia Extraordinaria en la Transferencia de bienes inmuebles -conocido como plusvalía-, gremios como la Cámara de Comercio de Guayaquil ya reaccionan y rechazan la propuesta del presidente Rafael Correa, en los siguientes términos:
 
  • El gobierno central se queda con una tercera parte de este impuesto. Más allá de los anuncios de que la Ley es una forma de luchar contra la inequidad, la medida tiene un objetivo claramente recaudador, donde el gobierno central se queda con una tercera parte del impuesto.
  • El proyecto de ley no considera la plusvalía ganada por inversiones privadas. La fórmula de cálculo del valor de adquisición ajustado no considera el valor adicional que una propiedad gana por inversiones privadas, como centros comerciales, oficinas, colegios, hospitales, etc. Es decir, el gobierno central y los municipios estarían cobrando impuestos por una plusvalía que ellos no generaron.
  • Las obras públicas surgen de los impuestos que pagan los ciudadanos y las empresas. Resulta injusto, por lo tanto, el aumento tan significativo en el cobro de este impuesto, por una utilidad que le brindó una obra que los mismos afectados ayudaron a financiar.
  • El aumento del impuesto a la plusvalía distorsiona y desalienta el mercado de bienes raíces. El solo anuncio del aumento de este impuesto está paralizando las compras inmobiliarias. Algunos ya están empezando a vender sus propiedades antes de que se ponga en marcha la medida, pero nadie quieren invertir en bienes raíces, lo cual empuja el precio de las propiedades a la baja.
 
Correa envió el proyecto antes de su viaje a Bruselas. La tasa propuesta de este impuesto es de 75% sobre las ganancias extraordinarias en la transferencia de bienes inmuebles, que se realicen a partir de la aprobación de dicha Ley y cuyo monto supere los 24 salarios básicos unificados (8.496 dólares).
 
 
 
 
De acuerdo al proyecto enviado por la presidencia, la base imponible de este impuesto será el valor de la ganancia extraordinaria, que corresponde a la diferencia entre el precio de transferencia (o venta) del bien inmueble y el valor de adquisición ajustado (el  costo de compra más la ganancia ordinaria, más los arreglos que le haya hecho y las contribuciones especiales de mejoras pagadas). La tarifa será de 0% en las ganancias extraordinarias que van desde o hasta 24 salarios básicos unificados y a partir de allí se pagará el 75%.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Por ejemplo, explica el gremio guayaquileño en el comunicado, una propiedad que fue adquirida hace 5 años en 50.000 dólares y que sumada la ganancia ordinaria producto del paso del tiempo, más los arreglos hechos, más los intereses pagados por préstamos para financiar su adquisición o las mejoras realizadas, y/o más los pagos efectuados al municipio por contribuciones especiales de mejoras, ahora ese bien tiene un valor de 75.000 dólares. Si a este inmueble se lo vende en 100.000 dólares, la base imponible o ganancia extraordinaria será de 25.000 dólares, de los cuales los primeros 8.496 dólares tienen tarifa cero y el saldo se grava al 75%, es decir se pagará de impuesto 12.378 dólares.
 
El jefe de Estado, en su informe a la nación el 24 de mayo pasado, anunció que combatirá la "plusvalía ilegítima", haciendo que los municipios y el gobierno central capten la mayoría de esos recurso, como parte de un plan contra la inequidad.
 
 
 
 
 

Luego de que el Ejecutivo enviara anoche el proyecto de reformas al Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), donde grava el impuesto a la Ganancia Extraordinaria en la Transferencia de bienes inmuebles -conocido como plusvalía-, gremios como la Cámara de Comercio de Guayaquil ya reaccionan y rechazan la propuesta del presidente Rafael Correa, en los siguientes términos:

 

  • El gobierno central se queda con una tercera parte de este impuesto. Más allá de los anuncios de que la Ley es una forma de luchar contra la inequidad, la medida tiene un objetivo claramente recaudador, donde el gobierno central se queda con una tercera parte del impuesto.
  • El proyecto de ley no considera la plusvalía ganada por inversiones privadas. La fórmula de cálculo del valor de adquisición ajustado no considera el valor adicional que una propiedad gana por inversiones privadas, como centros comerciales, oficinas, colegios, hospitales, etc. Es decir, el gobierno central y los municipios estarían cobrando impuestos por una plusvalía que ellos no generaron.
  • Las obras públicas surgen de los impuestos que pagan los ciudadanos y las empresas. Resulta injusto, por lo tanto, el aumento tan significativo en el cobro de este impuesto, por una utilidad que le brindó una obra que los mismos afectados ayudaron a financiar.
  • El aumento del impuesto a la plusvalía distorsiona y desalienta el mercado de bienes raíces. El solo anuncio del aumento de este impuesto está paralizando las compras inmobiliarias. Algunos ya están empezando a vender sus propiedades antes de que se ponga en marcha la medida, pero nadie quieren invertir en bienes raíces, lo cual empuja el precio de las propiedades a la baja.

 

Correa envió el proyecto antes de su viaje a Bruselas. La tasa propuesta de este impuesto es de 75% sobre las ganancias extraordinarias en la transferencia de bienes inmuebles, que se realicen a partir de la aprobación de dicha Ley y cuyo monto supere los 24 salarios básicos unificados (8.496 dólares).

 

 

Jaime Nebot: "Basta ya de la manía impuestera y confiscatoria"

 

 

De acuerdo al proyecto enviado por la presidencia, la base imponible de este impuesto será el valor de la ganancia extraordinaria, que corresponde a la diferencia entre el precio de transferencia (o venta) del bien inmueble y el valor de adquisición ajustado (el  costo de compra más la ganancia ordinaria, más los arreglos que le haya hecho y las contribuciones especiales de mejoras pagadas). La tarifa será de 0% en las ganancias extraordinarias que van desde o hasta 24 salarios básicos unificados y a partir de allí se pagará el 75%.

 

 

 

Presidente envió a la Asamblea proyecto de ley para cobrar impuesto a la plusvalía

 

 

 

 

 

 

 

Por ejemplo, explica el gremio guayaquileño en el comunicado, una propiedad que fue adquirida hace 5 años en 50.000 dólares y que sumada la ganancia ordinaria producto del paso del tiempo, más los arreglos hechos, más los intereses pagados por préstamos para financiar su adquisición o las mejoras realizadas, y/o más los pagos efectuados al municipio por contribuciones especiales de mejoras, ahora ese bien tiene un valor de 75.000 dólares. Si a este inmueble se lo vende en 100.000 dólares, la base imponible o ganancia extraordinaria será de 25.000 dólares, de los cuales los primeros 8.496 dólares tienen tarifa cero y el saldo se grava al 75%, es decir se pagará de impuesto 12.378 dólares.

 

El jefe de Estado, en su informe a la nación el 24 de mayo pasado, anunció que combatirá la "plusvalía ilegítima", haciendo que los municipios y el gobierno central capten la mayoría de esos recurso, como parte de un plan contra la inequidad.

 

 

Ecuador gravará herencias superiores a 35.400 dólares, anunció Correa

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos