Inicio ·Noticias · Artículo

Wolf, el volcán de Galápagos que se despertó luego de 33 años

Redacción

tmenendez

|

Lunes 25 de Mayo de 2015 - 15:53
compártelo
  • GALÁPAGOS.- Autoridades harán un sobrevuelo para determinar la situación actual del coloso, ubicado en Isabela. Fotos: Parque Nacional Galápagos
GALÁPAGOS.- Autoridades harán un sobrevuelo para determinar la situación actual del coloso, ubicado en Isabela. Fotos: Parque Nacional Galápagos
Desde esta madrugada el volcán Wolf, el más alto de las islas Galápagos, inició un proceso eruptivo. Según los reportes oficiales, el evento no afectará a los habitantes del archipiélago; sin embargo, podría perjudicar parte de la fauna de la isla Isabela.
 
Su última erupción fue en 1982, es decir que 33 años después volvió a despertar. 
 
Imágenes, captadas por pasajeros y tripulantes de embarcaciones, muestran la magnitud de la naturaleza; el flujo de lava desciende por una de las laderas y según los reportes oficiales, no se considera un riesgo para los habitantes de la isla Isabela, en la que está ubicado este coloso de más de 1.700 metros de altura, el más alto del archipiélago.
 
En la cuenta de Twitter de la Secretaría de Gestión de Riesgos se menciona que no existe afectación a la población, y que se realiza un monitoreo constante en la zona.
 
 
El director de ecosistemas del Parque Nacional Galápagos, Danny Rueda, dio detalles vía telefónica de la situación. “La erupción está concentrada al sureste del volcán, por un tema dependiente también se estima que el flujo de lava está corriendo en dirección sur, sureste, y eso es lo que estamos actualmente monitoreando, por lo que hay presencia de especies nativas y endémicas en el sector, posiblemente movimientos sísmicos”.
 
El comportamiento del coloso es monitoreado de forma permanente por el Instituto Geofísico, como lo indicó Patricio Ramón, uno de sus voceros. “A las 00H58 hora de Galápagos hubo una explosión bastante importante que da lugar a esta actividad, tenemos un sistema satelital que da cuenta de esta información”.
 
Según los reportes, el proceso eruptivo podría durar varias semanas; las autoridades locales y del Parque Nacional Galápagos están reunidas, y se alista un sobrevuelo en la zona para evaluar la situación y conocer la extensión del área afectada. Por ahora se restringió el acceso marítimo a la zona aledaña al volcán.
 
De acuerdo con un reciente informe del Geofísico, no se ha reportado caída de ceniza en la zona. Sandro Vaca, técnico del Instituto, manifestó que la erupción generó una columna de más de 10 km de altura, que se dirigió al sur, sureste. “A las 10H00, esta columna se disipó, pero la actividad del volcán continúa, hay flujos de lava descendiendo por los flancos del volcán”.
 

Desde esta madrugada el volcán Wolf, el más alto de las islas Galápagos, inició un proceso eruptivo. Según los reportes oficiales, el evento no afectará a los habitantes del archipiélago; sin embargo, podría perjudicar parte de la fauna de la isla Isabela.

 

Su última erupción fue en 1982, es decir que 33 años después volvió a despertar. 

 

Imágenes, captadas por pasajeros y tripulantes de embarcaciones, muestran la magnitud de la naturaleza; el flujo de lava desciende por una de las laderas y según los reportes oficiales, no se considera un riesgo para los habitantes de la isla Isabela, en la que está ubicado este coloso de más de 1.700 metros de altura, el más alto del archipiélago.

 

En la cuenta de Twitter de la Secretaría de Gestión de Riesgos se menciona que no existe afectación a la población, y que se realiza un monitoreo constante en la zona.

 

 

El director de ecosistemas del Parque Nacional Galápagos, Danny Rueda, dio detalles vía telefónica de la situación. “La erupción está concentrada al sureste del volcán, por un tema dependiente también se estima que el flujo de lava está corriendo en dirección sur, sureste, y eso es lo que estamos actualmente monitoreando, por lo que hay presencia de especies nativas y endémicas en el sector, posiblemente movimientos sísmicos”.

 

El comportamiento del coloso es monitoreado de forma permanente por el Instituto Geofísico, como lo indicó Patricio Ramón, uno de sus voceros. “A las 00H58 hora de Galápagos hubo una explosión bastante importante que da lugar a esta actividad, tenemos un sistema satelital que da cuenta de esta información”.

 

Según los reportes, el proceso eruptivo podría durar varias semanas; las autoridades locales y del Parque Nacional Galápagos están reunidas, y se alista un sobrevuelo en la zona para evaluar la situación y conocer la extensión del área afectada. Por ahora se restringió el acceso marítimo a la zona aledaña al volcán.

 

De acuerdo con un reciente informe del Geofísico, no se ha reportado caída de ceniza en la zona. Sandro Vaca, técnico del Instituto, manifestó que la erupción generó una columna de más de 10 km de altura, que se dirigió al sur, sureste. “A las 10H00, esta columna se disipó, pero la actividad del volcán continúa, hay flujos de lava descendiendo por los flancos del volcán”.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos