Inicio ·Noticias · Artículo

Detenido por asesinato de Renato Cardelli podría salir en libertad

Redacción

gpinasco

|

Viernes 15 de Mayo de 2015 - 16:11
compártelo
  • Renato Cardelli fue asesinato con un tiro en la cabeza por no dejarse robar el celular.
Renato Cardelli fue asesinato con un tiro en la cabeza por no dejarse robar el celular. Renato Cardelli fue asesinato con un tiro en la cabeza por no dejarse robar el celular.
Renato Cardelli fue asesinado en el norte de Guayaquil hace casi un año por no dejarse robar su teléfono celular. Sus familiares siguen clamando por justicia ya que el único detenido en este caso, acusado como autor del homicidio, podría salir libre en las próximas semanas porque aún no tiene sentencia.
 
El crimen ocurrió el 10 de junio de 2014. A Cardelli Pérez, de 19 años, lo asesinaron con un disparo en la cabeza por no dejarse robar su teléfono celular.
 
Hoy, su madre, Perla Pérez, sabe que no hay consuelo por la pérdida de su único hijo. Lo recuerda con nostalgia a través de fotografías. “Yo no he tenido tiempo para llorar el luto de mi hijo, y lo que veo es como una burla, no he tenido tiempo porque he cooperado minuciosamente en la causa de mi pequeño, pero realmente me quedo asombrada de ver la falta de sensibilidad del ser humano”. 
 
El caso está en una de las salas especializadas de la Corte de Justicia del Guayas, pero en tres semanas se cumplirá un año sin sentencia para el único detenido, Carlos A.F., acusado como autor de ese crimen.
 
El abogado Alejandro Arias, defensor del principal implicado en este asesinato, se negó a dar declaraciones sobre el caso.
 
La abogada de la familia de Cardelli, Guissella Padovani, sostuvo que las trabas durante el proceso han impedido que el tema se aclare y se juzgue a los culpables, y agrega que hay otro imputado que permanece prófugo. “La persona que está detenida sin fórmula de juicio, fórmula de juicio quiere decir sin una sentencia firme, pues definitivamente al cumplir el año, automáticamente al día siguiente está en libertad, no importa la gravedad de lo que haya cometido, automáticamente está en libertad”, agrega. 
 
Han pasado 11 meses desde la tragedia ocurrida en un callejón a pocos metros de la avenida Francisco de Orellana, en el que permanece pintado un corazón blanco, símbolo del joven que murió a manos de la delincuencia en Guayaquil.
 
La madre de Renato solo espera que este caso sea una bandera para aquellos asesinatos que aún no han sido resueltos. “El caso de mi hijo no se puede quedar impune, como el de muchos niños, el de muchas personas”. 
 
Además de campañas por redes sociales, amigos y familiares de Renato harán un plantón la próxima semana por todas las víctimas de homicidios en Guayaquil.
 
Enlace permanente de imagen incrustada
 
 
 

Renato Cardelli fue asesinado en el norte de Guayaquil hace casi un año por no dejarse robar su teléfono celular. Sus familiares siguen clamando por justicia ya que el único detenido en este caso, acusado como autor del homicidio, podría salir libre en las próximas semanas porque aún no tiene sentencia.

 

El crimen ocurrió el 10 de junio de 2014. A Cardelli Pérez, de 19 años, lo asesinaron con un disparo en la cabeza por no dejarse robar su teléfono celular.

 

Hoy, su madre, Perla Pérez, sabe que no hay consuelo por la pérdida de su único hijo. Lo recuerda con nostalgia a través de fotografías. “Yo no he tenido tiempo para llorar el luto de mi hijo, y lo que veo es como una burla, no he tenido tiempo porque he cooperado minuciosamente en la causa de mi pequeño, pero realmente me quedo asombrada de ver la falta de sensibilidad del ser humano”. 

 

El caso está en una de las salas especializadas de la Corte de Justicia del Guayas, pero en tres semanas se cumplirá un año sin sentencia para el único detenido, Carlos A.F., acusado como autor de ese crimen.

 

El abogado Alejandro Arias, defensor del principal implicado en este asesinato, se negó a dar declaraciones sobre el caso.

 

La abogada de la familia de Cardelli, Guissella Padovani, sostuvo que las trabas durante el proceso han impedido que el tema se aclare y se juzgue a los culpables, y agrega que hay otro imputado que permanece prófugo. “La persona que está detenida sin fórmula de juicio, fórmula de juicio quiere decir sin una sentencia firme, pues definitivamente al cumplir el año, automáticamente al día siguiente está en libertad, no importa la gravedad de lo que haya cometido, automáticamente está en libertad”, agrega. 

 

Han pasado 11 meses desde la tragedia ocurrida en un callejón a pocos metros de la avenida Francisco de Orellana, en el que permanece pintado un corazón blanco, símbolo del joven que murió a manos de la delincuencia en Guayaquil.

 

La madre de Renato solo espera que este caso sea una bandera para aquellos asesinatos que aún no han sido resueltos. “El caso de mi hijo no se puede quedar impune, como el de muchos niños, el de muchas personas”. 

 

Además de campañas por redes sociales, amigos y familiares de Renato harán un plantón la próxima semana por todas las víctimas de homicidios en Guayaquil.

 

Enlace permanente de imagen incrustada

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos