Inicio ·Noticias · Artículo

Conozca qué sucede con los productos decomisados en los operativos antidrogas

Redacción

jesuarez

|

Viernes 17 de Abril de 2015 - 21:58
compártelo
  • GUAYAQUIL.- Alimentos no contaminados por droga son donados a fundaciones. Fotos: Captura.
GUAYAQUIL.- Alimentos no contaminados por droga son donados a fundaciones. Fotos: Captura.
Es conocido que los narcotraficantes han tomado como principal estrategia enviar la droga camuflada en cargamentos de frutas desde los puertos marítimos.
 
Lo que no todos saben es que todo el alimento es decomisado para completar el proceso de la investigación.
 
¿Qué pasa luego de terminar esta etapa? A continuación se explica a qué manos necesitadas llegan los alimentos.
 
Encontrar droga en frutas ya no es una novedad en los puertos del país. En la mayoría de los casos, los contenedores tienen el alcaloide camuflado entre su mercancía legal, generalmente, frutas.
 
Lea además: 
 
Según los datos de los decomisos de droga en los puertos, los narcos eligen principalmente los cargamentos de banano para sacar la cocaína de Ecuador. En segundo lugar están los cargamentos de piña y luego los de pescados.
 
En estos casos, la droga, casi siempre cocaína, es destruida. Pero, ¿qué ocurre con el producto no contaminado? El jefe Antinarcóticos de los Puertos de Guayaquil, Iván Ayala, explicó lo siguiente: 
 
En coordinación con la Fiscalía se dona a distintas fundaciones que tienen el carácter de beneficencia, para que justamente puedan ayudarse en las labores que diariamente realizan”, afirmó Ayala. 
 
Solo en 2014, donaron más de 50 toneladas de alimentos, entre banano, piña, mango, palmito, pescado, entre otros.
 
Según estudios internacionales, estas 50 toneladas pueden servir para completar 100 mil raciones alimenticias.
 
Hoy, parte del banano con cocaína encontrado en 2 contenedores hace una semana, fue donado. Esa fruta es inspeccionada nuevamente antes de entregarla a organizaciones benéficas.
 
“Se hace una inspección incluso, mucho más minuciosa tomando en cuenta que el contenedor ya ha estado guardado algunos días, luego de que fuera inspeccionado la primera vez. Entonces, se vuelve a revisar y luego de eso se hace la entrega mediante acta de entrega y recepción a las respectivas fundaciones que están interesadas en que se les done el producto”, reiteró Ayala. 
 
El agente antinarcóticos, Mauricio López, mostró como chequean las cajas, en este caso con plátanos, pues aún son envíos vulnerables.
 
“Nosotros procedemos aperturar la caja para ver si no existe droga impregnada en los alrededores. De igual manera, con una navaja abrimos y observamos que no exista la droga dentro de los paneles de la caja. La realizamos ( la inspección) en todos los contenedores que han sido referidos como sospechosos bajo un análisis y bajo un perfil de riesgo de todas las compañías y empresas que ingresan al puerto todos los días”, detalló López. 
 
Estas donaciones se dan luego de una autorización fiscal y sólo en el caso de alimentos, el resto de artículos permanecen como evidencias. 
 

Es conocido que los narcotraficantes han tomado como principal estrategia enviar la droga camuflada en cargamentos de frutas desde los puertos marítimos.

 

Lo que no todos saben es que todo el alimento es decomisado para completar el proceso de la investigación.

 

¿Qué pasa luego de terminar esta etapa? A continuación se explica a qué manos necesitadas llegan los alimentos.

 

Encontrar droga en frutas ya no es una novedad en los puertos del país. En la mayoría de los casos, los contenedores tienen el alcaloide camuflado entre su mercancía legal, generalmente, frutas.

 

Lea además: 

 

Según los datos de los decomisos de droga en los puertos, los narcos eligen principalmente los cargamentos de banano para sacar la cocaína de Ecuador. En segundo lugar están los cargamentos de piña y luego los de pescados.

 

En estos casos, la droga, casi siempre cocaína, es destruida. Pero, ¿qué ocurre con el producto no contaminado? El jefe Antinarcóticos de los Puertos de Guayaquil, Iván Ayala, explicó lo siguiente: 

 

En coordinación con la Fiscalía se dona a distintas fundaciones que tienen el carácter de beneficencia, para que justamente puedan ayudarse en las labores que diariamente realizan”, afirmó Ayala. 

 

Solo en 2014, donaron más de 50 toneladas de alimentos, entre banano, piña, mango, palmito, pescado, entre otros.

 

Según estudios internacionales, estas 50 toneladas pueden servir para completar 100 mil raciones alimenticias.

 

Hoy, parte del banano con cocaína encontrado en 2 contenedores hace una semana, fue donado. Esa fruta es inspeccionada nuevamente antes de entregarla a organizaciones benéficas.

 

“Se hace una inspección incluso, mucho más minuciosa tomando en cuenta que el contenedor ya ha estado guardado algunos días, luego de que fuera inspeccionado la primera vez. Entonces, se vuelve a revisar y luego de eso se hace la entrega mediante acta de entrega y recepción a las respectivas fundaciones que están interesadas en que se les done el producto”, reiteró Ayala. 

 

El agente antinarcóticos, Mauricio López, mostró como chequean las cajas, en este caso con plátanos, pues aún son envíos vulnerables.

 

“Nosotros procedemos aperturar la caja para ver si no existe droga impregnada en los alrededores. De igual manera, con una navaja abrimos y observamos que no exista la droga dentro de los paneles de la caja. La realizamos ( la inspección) en todos los contenedores que han sido referidos como sospechosos bajo un análisis y bajo un perfil de riesgo de todas las compañías y empresas que ingresan al puerto todos los días”, detalló López. 

 

Estas donaciones se dan luego de una autorización fiscal y sólo en el caso de alimentos, el resto de artículos permanecen como evidencias. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos