Inicio ·Noticias · Artículo

Fieles guayaquileños demuestran su alegría por la visita del papa

Redacción

gpinasco

|

Jueves 16 de Abril de 2015 - 15:14
compártelo
  • Los fieles católicos de la ciudad del puerto recibieron la noticia con aplausos y alegría.
Los fieles católicos de la ciudad del puerto recibieron la noticia con aplausos y alegría. Los fieles católicos de la ciudad del puerto recibieron la noticia con aplausos y alegría.
Luego del anuncio del presidente Rafael Correa esta mañana sobre la visita del papa a Guayaquil y Quito, los fieles católicos de la ciudad del puerto recibieron la noticia con aplausos y alegría. 
 
Durante la hora santa en la Catedral de Guayaquil, celebrada todos los jueves para rezar por el papa y por los sacerdotes, nadie se imaginaba que Francisco llegaría a la ciudad en julio. Poco después llegó el anuncio recibido por los fieles como un mensaje de Dios. 
 
 
“Me lleno de tanta alegría porque viene el enviado de Dios y nos trae esa paz a cada uno de nosotros en el corazón”, comentó una devota que rezaba esta mañana en la mayor capilla de la urbe. 
 
“Este es un verdadero papa, un obrero, aparte de ser el papa es un obrero, anda por todo el mundo y va a venir al Ecuador que es una felicidad para nuestro país”, decía con grata alegría otro guayaquileño fiel de la Iglesia Católica. 
 
La visita se encamina a confirmar la fe de los católicos, algo que una singular pareja de esposos, aseguran nunca haber perdido durante sus 50 años de matrimonio. Elcira se prepara para recibir al sucesor de Pedro: “Viene a renovar la fe en todos los ecuatorianos, para que renovada esa fe seamos buenos con todos nuestros semejantes”.
 
 
30 años han pasado desde que Juan Pablo II visitó Ecuador y algunos aún llevan consigo ese hermoso recuerdo.
 
Este jueves no fue como los otros, se aparta de lo común y se construye un espacio en la historia. Se dirá que fue un jueves cuando se confirmó lo que algunos no creían posible, que un nuevo papa vendría, que Francisco volvería a Guayaquil. 
 
 
 

Luego del anuncio del presidente Rafael Correa esta mañana sobre la visita del papa a Guayaquil y Quito, los fieles católicos de la ciudad del puerto recibieron la noticia con aplausos y alegría. 

 

Durante la hora santa en la Catedral de Guayaquil, celebrada todos los jueves para rezar por el papa y por los sacerdotes, nadie se imaginaba que Francisco llegaría a la ciudad en julio. Poco después llegó el anuncio recibido por los fieles como un mensaje de Dios. 

 

Lea: (VIDEO) ESTE SERÍA EL RECORRIDO DEL PAPA FRANCISCO EN GUAYAQUIL Y QUITO

 

“Me lleno de tanta alegría porque viene el enviado de Dios y nos trae esa paz a cada uno de nosotros en el corazón”, comentó una devota que rezaba esta mañana en la mayor capilla de la urbe. 

 

“Este es un verdadero papa, un obrero, aparte de ser el papa es un obrero, anda por todo el mundo y va a venir al Ecuador que es una felicidad para nuestro país”, decía con grata alegría otro guayaquileño fiel de la Iglesia Católica. 

 

La visita se encamina a confirmar la fe de los católicos, algo que una singular pareja de esposos, aseguran nunca haber perdido durante sus 50 años de matrimonio. Elcira se prepara para recibir al sucesor de Pedro: “Viene a renovar la fe en todos los ecuatorianos, para que renovada esa fe seamos buenos con todos nuestros semejantes”.

 

Lea: ECUADOR SERÁ EL PRIMER PAÍS OFICIAL QUE VISITARÁ EL PAPA FRANCISCO EN AMÉRICA LATINA

 

30 años han pasado desde que Juan Pablo II visitó Ecuador y algunos aún llevan consigo ese hermoso recuerdo.

 

Este jueves no fue como los otros, se aparta de lo común y se construye un espacio en la historia. Se dirá que fue un jueves cuando se confirmó lo que algunos no creían posible, que un nuevo papa vendría, que Francisco volvería a Guayaquil. 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos