Inicio ·Noticias · Artículo

Piratas utilizan propiedades privadas para almacenar armamento y artículos robados

Redacción

jesuarez

|

Martes 14 de Abril de 2015 - 22:26
compártelo
  • GUAYAS.- Camaroneras y rústicas viviendas se convierten en las bodegas de los malhechores. Fotos: Captura
GUAYAS.- Camaroneras y rústicas viviendas se convierten en las bodegas de los malhechores.  Fotos: Captura
Propiedades en el golfo de Guayaquil están siendo utilizadas por los denominados “piratas” para almacenar armamento y artículos robados a pescadores artesanales. Las autoridades navales intensifican los operativos, aunque reconocen que hace falta personal. 
 
El golfo de Guayaquil es uno de los sectores que por su dimensión y ubicación geográfica es utilizado por bandas delictivas, según los reportes de las autoridades navales.
 
No solo los narcos lo usan como ruta de salida de sus embarques. Ahora propiedades como camaroneras y rústicas viviendas se convierten en bodegas de armamento para los denominados "piratas del golfo”. 
 
 
El director de Espacios Acuáticos del Guayas, Pablo Ron, confirmó que los controles se enfocan en detectar los sitios en los que se esconden estas bandas para asaltar a los pescadores artesanales.
 
“Por información de inteligencia, nosotros nos percatamos de la presencia de armamento irregular, en ciertas propiedades ubicadas en la isla Puná”, explicó Ron 
 
94 marinos de la Capitanía del Puerto patrullan una parte del golfo de Guayaquil, cifra que es insuficiente tomando en cuenta la cantidad de islas, islotes y esteros que desembocan en este golfo.
 
La extensión total del golfo de Guayaquil es de 13.700 kilómetros cuadrados, rodeando 3 provincias: Santa Elena, Guayas y El Oro. 
 
Ricardo Muñoz, administrador de una camaronera sufrió un asalto. ya lo asaltaron. Él espera que los controles se refuercen para evitar que estas organizaciones ilegales tomen el control en el sector.
 
“Muy mal, porque nos perjudica a todos y da a pensar que todos los camaroneros, en este caso, se prestan parta ese tipo de delito”, argumentó Muñoz. 
 
La capitanía del puerto tiene personal y embarcaciones que realizan patrullajes a diario. El jefe de operaciones, Washington Tamayo, explicó que inspeccionan todas las propiedades que consideran sospechosas.
 
“Hemos tenido información de que en estas villas pueden ser usadas para cometer actos que nos están enmarcados en la ley”, expuso Tamayo. 
 
Hace unas semanas encontraron armamento y motores fuera de borda sin documentación. Estas evidencias confirman la operación de estas bandas en el golfo.
 

Propiedades en el golfo de Guayaquil están siendo utilizadas por los denominados “piratas” para almacenar armamento y artículos robados a pescadores artesanales. Las autoridades navales intensifican los operativos, aunque reconocen que hace falta personal. 

 

El golfo de Guayaquil es uno de los sectores que por su dimensión y ubicación geográfica es utilizado por bandas delictivas, según los reportes de las autoridades navales.

 

No solo los narcos lo usan como ruta de salida de sus embarques. Ahora propiedades como camaroneras y rústicas viviendas se convierten en bodegas de armamento para los denominados "piratas del golfo”. 

 

Lea además: PESCADORES ARTESANALES ADQUIEREN ARMAS PARA DEFENDERSE DE PIRATAS

 

El director de Espacios Acuáticos del Guayas, Pablo Ron, confirmó que los controles se enfocan en detectar los sitios en los que se esconden estas bandas para asaltar a los pescadores artesanales.

 

“Por información de inteligencia, nosotros nos percatamos de la presencia de armamento irregular, en ciertas propiedades ubicadas en la isla Puná”, explicó Ron 

 

94 marinos de la Capitanía del Puerto patrullan una parte del golfo de Guayaquil, cifra que es insuficiente tomando en cuenta la cantidad de islas, islotes y esteros que desembocan en este golfo.

 

La extensión total del golfo de Guayaquil es de 13.700 kilómetros cuadrados, rodeando 3 provincias: Santa Elena, Guayas y El Oro. 

 

Ricardo Muñoz, administrador de una camaronera sufrió un asalto. ya lo asaltaron. Él espera que los controles se refuercen para evitar que estas organizaciones ilegales tomen el control en el sector.

 

“Muy mal, porque nos perjudica a todos y da a pensar que todos los camaroneros, en este caso, se prestan parta ese tipo de delito”, argumentó Muñoz. 

 

La capitanía del puerto tiene personal y embarcaciones que realizan patrullajes a diario. El jefe de operaciones, Washington Tamayo, explicó que inspeccionan todas las propiedades que consideran sospechosas.

 

“Hemos tenido información de que en estas villas pueden ser usadas para cometer actos que nos están enmarcados en la ley”, expuso Tamayo. 

 

Hace unas semanas encontraron armamento y motores fuera de borda sin documentación. Estas evidencias confirman la operación de estas bandas en el golfo.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *