Inicio ·Noticias · Artículo

Muerte de pareja en Guayaquil sería producto de un conflicto entre bandas de microtráfico

Redacción

jesuarez

|

Martes 07 de Abril de 2015 - 22:43
compártelo
En el suburbio de Guayaquil son velados los cuerpos de Carmen Montenegro de 33 años y José Navarrete de 35.
 
Ambos murieron luego de que una granada de uso militar, explotara en la sala de su casa. Dos sujetos a bordo de una moto lanzaron el artefacto en la vivienda ubicada en la 40 y Francisco Segura. 
 
Las esquirlas de la granada destrozaron todo, y luego se desató un incendio.
 
Según la fiscal María Coloma, uno de los hijos de la mujer estaba en la vivienda y se salvó de morir.
 
"El atentado iba dirigido para el hijo de la señora, dueña de casa. Tenemos un testigo presencial. Está detenido el supuesto autor del hecho", confirmó Coloma. 
 
Es el tercer atentado que sufre el joven de 23 años en su casa. 
 
Justamente en la sala estaban las dos víctimas. Según las primeras investigaciones, una muere calcinada y otra producto de la explosión.
 
Los familiares de las víctimas temen por sus vidas.
 
"Ahora en el velorio también necesitamos que la Policía nos de una mano y nos esté resguardando acá", pidió Reina Romero, sobrina de la fallecida. 
 
El único detenido por este atentado tiene antecedentes penales y estaría implicado en un homicidio ocurrido en febrero, en el que resultaron heridos dos menores de edad. 
 
El detenido también es investigado por la detonación de dos granadas en la Penitenciaria del Litoral en 2009. 
 
El coronel Víctor Aráuz, de la Unidad contra Muertes Violentas, tiene una teoría sobre estos hechos.
 
"Al estar ya detenidos y tras las rejas,  incluso sentenciados ciertos líderes de bandas, es cuando se produce el intento de tomar posesión de ese liderazgo y en esa lucha por obtener el control del territorio delictivo es que se producen esta serie de enfrentamientos y asesinatos. No es descabellado pensar que podría haber salido de la cárcel (la orden de asesinato)", detalló Aráuz. 
 
El otro sujeto que participó en el atentado, está prófugo. Las autoridades también investigan cómo una granada de uso militar acabó en manos de delincuentes.
 

En el suburbio de Guayaquil son velados los cuerpos de Carmen Montenegro de 33 años y José Navarrete de 35.

 

Ambos murieron luego de que una granada de uso militar, explotara en la sala de su casa. Dos sujetos a bordo de una moto lanzaron el artefacto en la vivienda ubicada en la 40 y Francisco Segura. 

 

Las esquirlas de la granada destrozaron todo, y luego se desató un incendio.

 

Según la fiscal María Coloma, uno de los hijos de la mujer estaba en la vivienda y se salvó de morir.

 

"El atentado iba dirigido para el hijo de la señora, dueña de casa. Tenemos un testigo presencial. Está detenido el supuesto autor del hecho", confirmó Coloma. 

 

Es el tercer atentado que sufre el joven de 23 años en su casa. 

 

Justamente en la sala estaban las dos víctimas. Según las primeras investigaciones, una muere calcinada y otra producto de la explosión.

 

Los familiares de las víctimas temen por sus vidas.

 

"Ahora en el velorio también necesitamos que la Policía nos de una mano y nos esté resguardando acá", pidió Reina Romero, sobrina de la fallecida. 

 

El único detenido por este atentado tiene antecedentes penales y estaría implicado en un homicidio ocurrido en febrero, en el que resultaron heridos dos menores de edad. 

 

El detenido también es investigado por la detonación de dos granadas en la Penitenciaria del Litoral en 2009. 

 

El coronel Víctor Aráuz, de la Unidad contra Muertes Violentas, tiene una teoría sobre estos hechos.

 

"Al estar ya detenidos y tras las rejas,  incluso sentenciados ciertos líderes de bandas, es cuando se produce el intento de tomar posesión de ese liderazgo y en esa lucha por obtener el control del territorio delictivo es que se producen esta serie de enfrentamientos y asesinatos. No es descabellado pensar que podría haber salido de la cárcel (la orden de asesinato)", detalló Aráuz. 

 

El otro sujeto que participó en el atentado, está prófugo. Las autoridades también investigan cómo una granada de uso militar acabó en manos de delincuentes.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos