Inicio ·Noticias · Artículo

Conozca a los talladores de la fe

Redacción

jesuarez

|

Jueves 02 de Abril de 2015 - 0:26
compártelo
  • QUITO.- Wilson y su Diego Guaiguacundo elaboran un Cristo resucitado. Fotos: Captura.
QUITO.- Wilson y su Diego Guaiguacundo elaboran un Cristo resucitado.  Fotos: Captura.
Con la semana santa hay oficios que adquieren mayor notoriedad. Uno de ellos es el de los escultores de imágenes religiosas. Dos hermanos se dedican desde su infancia a transformar piezas de madera en figuras religiosas.
 
Wilson y su Diego Guaiguacundo trabajan arduamente en su taller. Con cinceles dan forma a los trozos de madera hasta convertirlos en esculturas. 
 
Wilson cuenta que realizan diversos trabajos, sin embargo esculpir imágenes, religiosas les apasiona.
 
 
"Me atrae hacer imágenes religiosas. Es para mandar un mensaje a la gente que viene, a los jóvenes que normalmente ya se están olvidando de la religión", argumentó Wilson. 
 
Desde hace dos semanas trabajan más de 10 horas diarias porque les encargaron una importante labor: tallar al cristo resucitado. 
 
Diego Guaiguacundo dice que tallar esta escultura le causa diversas emociones.
 
“Demasiada felicidad interior. Esta escultura llega en un momento propicio para nuestras vidas las hemos hecho con fe y con una razón diferente", explicó Diego. 
 
La imagen hecha de madera mide dos metros de alto y pesa alrededor de 80 kilos. Esta escultura adornará la iglesia de la Sagrada Familia, en el sector de la Rumiñahui en el norte de la capital.
 
El viernes, durante una procesión la imagen será presentada a los fieles de esa parroquia. Wilson y Diego asistirán como invitados de honor a la caminata religiosa.
 

Con la semana santa hay oficios que adquieren mayor notoriedad. Uno de ellos es el de los escultores de imágenes religiosas. Dos hermanos se dedican desde su infancia a transformar piezas de madera en figuras religiosas.

 

Wilson y su Diego Guaiguacundo trabajan arduamente en su taller. Con cinceles dan forma a los trozos de madera hasta convertirlos en esculturas. 

 

Wilson cuenta que realizan diversos trabajos, sin embargo esculpir imágenes, religiosas les apasiona.

 

Lea además: Recorrido de las Siete Iglesias aviva la fe de los católicos

 

"Me atrae hacer imágenes religiosas. Es para mandar un mensaje a la gente que viene, a los jóvenes que normalmente ya se están olvidando de la religión", argumentó Wilson. 

 

Desde hace dos semanas trabajan más de 10 horas diarias porque les encargaron una importante labor: tallar al cristo resucitado. 

 

Diego Guaiguacundo dice que tallar esta escultura le causa diversas emociones.

 

“Demasiada felicidad interior. Esta escultura llega en un momento propicio para nuestras vidas las hemos hecho con fe y con una razón diferente", explicó Diego. 

 

La imagen hecha de madera mide dos metros de alto y pesa alrededor de 80 kilos. Esta escultura adornará la iglesia de la Sagrada Familia, en el sector de la Rumiñahui en el norte de la capital.

 

El viernes, durante una procesión la imagen será presentada a los fieles de esa parroquia. Wilson y Diego asistirán como invitados de honor a la caminata religiosa.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos