Inicio ·Noticias · Artículo

Desalojan a habitantes de Isla Trinitaria

Redacción

jesuarez

|

Viernes 27 de Marzo de 2015 - 22:32
compártelo
  • GUAYAQUIL.- La policía expulsó a 152 familias que ocupaban una zona protegida en el sur de Guayaquil. Fotos: Capture.
GUAYAQUIL.- La policía expulsó a 152 familias que ocupaban una zona protegida en el sur de Guayaquil. Fotos: Capture.
En medio de enfrentamientos con los moradores, la policía empezó el desalojo de 40 de las 152 familias que tienen que salir de una zona protegida en la Isla Trinitaria, en el sur de Guayaquil.
 
En la cooperativa Mélida Toral en la Isla Trinitaria, sur de Guayaquil, la policía fue recibida con piedras. Los habitantes querían impedir el desalojo.
 
Después de los enfrentamientos tres personas fueron detenidas y dos policías resultaron heridos.
 
Pese a ello 40 casas, en su mayoría de caña, fueron derrumbadas.
 
Las autoridades anunciaron que aún faltan por salir 112 familias en este tramo.
 
Todas están ubicadas en una zona de reserva natural en las riberas del Estero Salado.
 
María Loor, es una de las desalojadas. Tiene 3 hijos y asegura no tener donde pasar la noche.
 
“Que me reubiquen con mis hijos, porque no tengo nadie quien me ayude”, pidió Loor. 
 
Julio César Quiñónez, de la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares dice que a los desalojados se les planteó el Plan de Contingencia y Viviendas, al que 47 personas se acogieron.
 
“Tenemos Socio Vivienda, tenemos Monte Sinaí. Siempre van a tener que comprar la casa, pero a un precio que tenga que ver con el poder adquisitivo de las familias”, explicó Quiñónez.
 
 
Pero en la zona los ánimos estaban caldeados. Los desalojados alegaban no tener recursos para acceder a estos planes.
 
“Ni para comer (hay) y van a tener para comprar otro solar”, reclamó Coral Palacios, desalojada. 
 
“(Somos) ocho personas, ¿a dónde nos vamos a meter? Nos sacan de aquí, como el perro, ¿a dónde nos vamos a meter?”, cuestionaba Laura Estupiñán.
 
Entre los escombros muchas personas tratan de recuperar parte de sus pertenencias. Sin embargo, las autoridades aseguran que este desalojo fue notificado hace 20 días.
 
Este es uno de los 11 tramos intervenidos por la Secretaría Técnica de Asentamientos Irregulares, que tiene previsto derribar más de 140 casas en las orillas del Estero Salado, hasta fines de este año.
 
Mientras tanto, las autoridades ambientales procesarán a las personas que hayan incurrido en el delito de rellenar y talar el manglar.
 

En medio de enfrentamientos con los moradores, la policía empezó el desalojo de 40 de las 152 familias que tienen que salir de una zona protegida en la Isla Trinitaria, en el sur de Guayaquil.

 

En la cooperativa Mélida Toral en la Isla Trinitaria, sur de Guayaquil, la policía fue recibida con piedras. Los habitantes querían impedir el desalojo.

 

Después de los enfrentamientos tres personas fueron detenidas y dos policías resultaron heridos.

 

Pese a ello 40 casas, en su mayoría de caña, fueron derrumbadas.

 

Las autoridades anunciaron que aún faltan por salir 112 familias en este tramo.

 

Todas están ubicadas en una zona de reserva natural en las riberas del Estero Salado.

 

María Loor, es una de las desalojadas. Tiene 3 hijos y asegura no tener donde pasar la noche.

 

“Que me reubiquen con mis hijos, porque no tengo nadie quien me ayude”, pidió Loor. 

 

Julio César Quiñónez, de la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares dice que a los desalojados se les planteó el Plan de Contingencia y Viviendas, al que 47 personas se acogieron.

 

“Tenemos Socio Vivienda, tenemos Monte Sinaí. Siempre van a tener que comprar la casa, pero a un precio que tenga que ver con el poder adquisitivo de las familias”, explicó Quiñónez.

 

Lea además: 50 familias deberán desalojar sus casas en las riberas del Estero Salado

 

Pero en la zona los ánimos estaban caldeados. Los desalojados alegaban no tener recursos para acceder a estos planes.

 

“Ni para comer (hay) y van a tener para comprar otro solar”, reclamó Coral Palacios, desalojada. 

 

“(Somos) ocho personas, ¿a dónde nos vamos a meter? Nos sacan de aquí, como el perro, ¿a dónde nos vamos a meter?”, cuestionaba Laura Estupiñán.

 

Entre los escombros muchas personas tratan de recuperar parte de sus pertenencias. Sin embargo, las autoridades aseguran que este desalojo fue notificado hace 20 días.

 

Este es uno de los 11 tramos intervenidos por la Secretaría Técnica de Asentamientos Irregulares, que tiene previsto derribar más de 140 casas en las orillas del Estero Salado, hasta fines de este año.

 

Mientras tanto, las autoridades ambientales procesarán a las personas que hayan incurrido en el delito de rellenar y talar el manglar.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *