Inicio ·Noticias · Artículo

Un viaje sin retorno: la huella de la migración

Redacción

jesuarez

|

Viernes 20 de Marzo de 2015 - 22:59
compártelo
  • CAÑAR.- El austro ecuatoriano es uno de los sectores más afectados por la migración ilegal. Fotos: Captura.
CAÑAR.- El austro ecuatoriano es uno de los sectores más afectados por la migración ilegal.  Fotos: Captura.
La migración ilegal puede significar la muerte para muchos ecuatorianos que viajan ilegalmente y el dolor eterno para sus familias. Así lo muestra el especial de Televistazo, “Viaje sin Retorno”. 
 
La huella de la migración ilegal se nota en el austro ecuatoriano. Es una marca profunda en los pueblos con una estela de dolor imborrable. 
 
Dolor por aquellos que desaparecieron en su intento de buscar días mejores. Dolor por quienes murieron en el camino.
 
Esta es la comunidad de Pilcopata, en el Cañar. El pueblo que vio nacer a a Esther Zaruma Nivelo. A sus 20 años, en 30 de octubre de 2012, viajó de forma ilegal hacia los Estados Unidos.
 
Se fue con la ilusión de que ella iba hacer una casa, un terrenito que ella nunca tuvo desde su niñez. 'Ella dijo no, yo quiero irme. Yo sólo voy hacer una casita, un pequeño carrito para una negocio y un terrenito. Con eso vuelvo'. Ella dijo que iba a estar de unos tres a cuatro años, porque quería volver a estar con sus hijos”, narró María Chimborazo, hermana de la migrante fallecida. 
 
La pobreza en la que vivía esta migrante, abandonada por su esposo, la obligó a dejar a sus hijos. Hoy los niños tienen 5 y 6 años. 
 
“Ella sí salía al campo. Ella se quedaba lavando la ropa ajena”, explicó Chimborazo sobre los trabajos que realizaba su hermana antes de migrar. 
 
Esther Zaruma estuvo desaparecida durante cuatro meses. Su cadáver fue encontrado en el área de Houston-Texas, en Estados Unidos. Las autoridades en Ecuador se encargaron de la repatriación de los restos.
 
“Nada, ninguna ayuda porque trajeron el cadáver. Nos dijeron que iban a ayudar con una casa de bono. Dijeron que iban a mandar psicólogo a los bebés. Sólo vino una vez ( el psicólogo), y pensaba que siempre iba a venir para que salieran los bebés de ese trauma. Pero no, nunca más volvió”, relató Chimborazo al preguntarle sobre el tipo de ayuda que recibieron. 
 
Los niños de Esther están bajo el cuidado de su abuela, Rosario. Ella no cuenta con recursos económicos. Vive en una humilde casa de la que pronto será desalojada junto a sus nietos. 
 
“Yo quisiera que ayudaran todos los que escuchan esto. Pido por el amor de Dios a todos los que tienen ese buen corazón que ayuden”, solicitó Rosario. 
 
Entre las leyes pendientes de aprobación está la de movilidad humana que garantizará la protección de los derechos de los migrantes, facilitando su retorno con la aplicación de incentivos.
 
Pero ¿cuándo el Ecuador podrá contar con esta ley? Se consultó a la asambleísta por los migrantes, Ximena Peña.
 
“Tenemos un borrador que está siendo considerado. Nosotros esperamos que hasta junio de este año. Aunque, estamos en espera de esta legislación, nosotros desde la Asamblea, en diferentes leyes hemos podido articular, precisamente para el tema de movilidad humana”, detalló Peña.
 
Hasta que este marco legal se apruebe en el país, los familiares de los fallecidos por la migración esperan que el proceso de acceso a los programas de ayuda sea más ágil y que las autoridades se solidaricen con su dolor.
 
Las huellas de la migración ilegal serán difíciles de borrar, pues jamás dejarán de llorar por quienes murieron en el camino o por aquellos que emprendieron un viaje sin retorno.
 

La migración ilegal puede significar la muerte para muchos ecuatorianos que viajan ilegalmente y el dolor eterno para sus familias. Así lo muestra el especial de Televistazo, “Viaje sin Retorno”. 

 

La huella de la migración ilegal se nota en el austro ecuatoriano. Es una marca profunda en los pueblos con una estela de dolor imborrable. 

 

Dolor por aquellos que desaparecieron en su intento de buscar días mejores. Dolor por quienes murieron en el camino.

 

Esta es la comunidad de Pilcopata, en el Cañar. El pueblo que vio nacer a a Esther Zaruma Nivelo. A sus 20 años, en 30 de octubre de 2012, viajó de forma ilegal hacia los Estados Unidos.

 

Se fue con la ilusión de que ella iba hacer una casa, un terrenito que ella nunca tuvo desde su niñez. 'Ella dijo no, yo quiero irme. Yo sólo voy hacer una casita, un pequeño carrito para una negocio y un terrenito. Con eso vuelvo'. Ella dijo que iba a estar de unos tres a cuatro años, porque quería volver a estar con sus hijos”, narró María Chimborazo, hermana de la migrante fallecida. 

 

La pobreza en la que vivía esta migrante, abandonada por su esposo, la obligó a dejar a sus hijos. Hoy los niños tienen 5 y 6 años. 

 

“Ella sí salía al campo. Ella se quedaba lavando la ropa ajena”, explicó Chimborazo sobre los trabajos que realizaba su hermana antes de migrar. 

 

Esther Zaruma estuvo desaparecida durante cuatro meses. Su cadáver fue encontrado en el área de Houston-Texas, en Estados Unidos. Las autoridades en Ecuador se encargaron de la repatriación de los restos.

 

“Nada, ninguna ayuda porque trajeron el cadáver. Nos dijeron que iban a ayudar con una casa de bono. Dijeron que iban a mandar psicólogo a los bebés. Sólo vino una vez ( el psicólogo), y pensaba que siempre iba a venir para que salieran los bebés de ese trauma. Pero no, nunca más volvió”, relató Chimborazo al preguntarle sobre el tipo de ayuda que recibieron. 

 

Los niños de Esther están bajo el cuidado de su abuela, Rosario. Ella no cuenta con recursos económicos. Vive en una humilde casa de la que pronto será desalojada junto a sus nietos. 

 

“Yo quisiera que ayudaran todos los que escuchan esto. Pido por el amor de Dios a todos los que tienen ese buen corazón que ayuden”, solicitó Rosario. 

 

Entre las leyes pendientes de aprobación está la de movilidad humana que garantizará la protección de los derechos de los migrantes, facilitando su retorno con la aplicación de incentivos.

 

Pero ¿cuándo el Ecuador podrá contar con esta ley? Se consultó a la asambleísta por los migrantes, Ximena Peña.

 

“Tenemos un borrador que está siendo considerado. Nosotros esperamos que hasta junio de este año. Aunque, estamos en espera de esta legislación, nosotros desde la Asamblea, en diferentes leyes hemos podido articular, precisamente para el tema de movilidad humana”, detalló Peña.

 

Hasta que este marco legal se apruebe en el país, los familiares de los fallecidos por la migración esperan que el proceso de acceso a los programas de ayuda sea más ágil y que las autoridades se solidaricen con su dolor.

 

Las huellas de la migración ilegal serán difíciles de borrar, pues jamás dejarán de llorar por quienes murieron en el camino o por aquellos que emprendieron un viaje sin retorno.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *