Inicio ·Noticias · Artículo

Conozca los sistemas de casas inteligentes

Redacción

jesuarez

|

Jueves 12 de Marzo de 2015 - 23:42
compártelo
  • QUITO.- Dos jóvenes quiteños desarrollan sistemas que automatizan espacios habitables. Fotos: Captura.
QUITO.- Dos jóvenes quiteños desarrollan sistemas que automatizan espacios habitables.  Fotos: Captura.
En Ecuador, dos jóvenes desarrollan sistemas que automatizan espacios habitables. La idea surgió de un proyecto de tesis de grado y ahora manejan su propio negocio. La mano de obra y tecnología que utilizan es cien por ciento ecuatoriana.
 
Los jóvenes tienen una oficina situada en el centro de Quito. Allí desarrollan su trabajo que consiste en un conjunto de sistemas domésticos. 
 
Wladimir Morales es ingeniero en mecatrónica y explica en qué consiste esta tecnología.
 
“La domótica es la unificación de varias tecnologías o de varias ramas de la electrónica y se dedica a automatizar viviendas”, explicó Morales, 
 
Morales señaló que en el país aún existen dudas sobre estos sistemas.
 
“Hay una poca acogida en este momento porque es una tecnología un poco desconocida y al ser desconocida la gente piensa que es muy caro o que en Ecuador no se puede desarrollar.” explicó Morales. 
 
El usuario puede controlar su vivienda a cualquier distancia. En una demostración se puede constatar cómo mediante mensajes de texto se puede encender, apagar luces, o recibir señales de alarma de la casa en caso de emergencia.
 
En el laboratorio de estos emprendedores se elaboran tarjetas electrónicas que son programadas para automatizar a una vivienda. 
 
Paúl Benavides, ingeniero electrónico, cuenta que emprender un negocio propio es complicado. Sin embargo, él y Morales no se han dado por vencidos.
 
“Tenemos una motivación: creer en nosotros mismos. Creer que en el país se puede desarrollar cualquier cosa. El dinero es lo que más hace falta”, aseguró Benavides. 
 
Hace dos años, Morales y Benavides ganaron un concurso de emprendimiento. Así pudieron empezar su trabajo. Actualmente fabrican 20 sistemas domóticos al mes. 
 
Su mayor anhelo es industrializar su producción y generar fuentes de trabajo. 
 

En Ecuador, dos jóvenes desarrollan sistemas que automatizan espacios habitables. La idea surgió de un proyecto de tesis de grado y ahora manejan su propio negocio. La mano de obra y tecnología que utilizan es cien por ciento ecuatoriana.

 

Los jóvenes tienen una oficina situada en el centro de Quito. Allí desarrollan su trabajo que consiste en un conjunto de sistemas domésticos. 

 

Wladimir Morales es ingeniero en mecatrónica y explica en qué consiste esta tecnología.

 

“La domótica es la unificación de varias tecnologías o de varias ramas de la electrónica y se dedica a automatizar viviendas”, explicó Morales, 

 

Morales señaló que en el país aún existen dudas sobre estos sistemas.

 

“Hay una poca acogida en este momento porque es una tecnología un poco desconocida y al ser desconocida la gente piensa que es muy caro o que en Ecuador no se puede desarrollar.” explicó Morales. 

 

El usuario puede controlar su vivienda a cualquier distancia. En una demostración se puede constatar cómo mediante mensajes de texto se puede encender, apagar luces, o recibir señales de alarma de la casa en caso de emergencia.

 

En el laboratorio de estos emprendedores se elaboran tarjetas electrónicas que son programadas para automatizar a una vivienda. 

 

Paúl Benavides, ingeniero electrónico, cuenta que emprender un negocio propio es complicado. Sin embargo, él y Morales no se han dado por vencidos.

 

“Tenemos una motivación: creer en nosotros mismos. Creer que en el país se puede desarrollar cualquier cosa. El dinero es lo que más hace falta”, aseguró Benavides. 

 

Hace dos años, Morales y Benavides ganaron un concurso de emprendimiento. Así pudieron empezar su trabajo. Actualmente fabrican 20 sistemas domóticos al mes. 

 

Su mayor anhelo es industrializar su producción y generar fuentes de trabajo. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos