Inicio ·Noticias · Artículo

Cuenca denunció casos de femicidio en Día de la Mujer

Redacción

gpinasco

|

Lunes 09 de Marzo de 2015 - 16:03
compártelo
  • Los familiares de mujeres que han sido víctimas de femicidio bordan durante un mes leyendas y los nombres de las asesinadas en grandes telas.
Los familiares de mujeres que han sido víctimas de femicidio bordan durante un mes leyendas y los nombres de las asesinadas en grandes telas.
El Día Internacional de la Mujer no fue una celebración en Cuenca, sino motivo de una marcha masiva en la que varias mujeres pedían justicia para las víctimas de femicidio. 
 
Cumandá Ochoa, madre de Cristina Suquilanda, cuenta que la muerte de su hija causó terror en las calles de la ciudad. Cristina fue asesinada por dos hombres en un bar de la ciudad y luego quemada. Desde entonces, su madre forma parte de las marchas contra el asesinato y femicidio que realiza año a año el Taller de Bordados de Cuenca.
 
 
“Queremos poner ya un alto y basta al maltrato a la mujer que padecen terriblemente, sobre todo el caso de mi hija que fue terrible, un crimen atroz que cometieron”, señala Ochoa. 
 
 
 
Los familiares de mujeres que han sido víctimas de femicidio bordan durante un mes leyendas y los nombres de las asesinadas en grandes telas para que estos casos se plasmen en la memoria de los ecuatorianos, un bordado para decir 'no a la violencia contra la mujer'.
 
“Que no haya violencia contra la mujer, que haya justicia, queremos justicia por mi hermana”, señala Diana Astudillo, representante del colectivo Taller Bordados.
 
En Azuay 7 de cada 10 mujeres sufren diferentes tipos de violencia. Desde el año 2013 se realizan estas marchas por el Día de la Mujer, no para celebrarlo, sino para recordar los casos más sonados de femicidio y el tratamiento legal que tienen con el nuevo Código Penal.
 
 
 
 

El Día Internacional de la Mujer no fue una celebración en Cuenca, sino motivo de una marcha masiva en la que varias mujeres pedían justicia para las víctimas de femicidio. 

 

Cumandá Ochoa, madre de Cristina Suquilanda, cuenta que la muerte de su hija causó terror en las calles de la ciudad. Cristina fue asesinada por dos hombres en un bar de la ciudad y luego quemada. Desde entonces, su madre forma parte de las marchas contra el asesinato y femicidio que realiza año a año el Taller de Bordados de Cuenca.

 

Lea: Mujer agredida brutalmente por su pareja contó su historia

 

“Queremos poner ya un alto y basta al maltrato a la mujer que padecen terriblemente, sobre todo el caso de mi hija que fue terrible, un crimen atroz que cometieron”, señala Ochoa. 

 

 

 

Los familiares de mujeres que han sido víctimas de femicidio bordan durante un mes leyendas y los nombres de las asesinadas en grandes telas para que estos casos se plasmen en la memoria de los ecuatorianos, un bordado para decir 'no a la violencia contra la mujer'.

 

“Que no haya violencia contra la mujer, que haya justicia, queremos justicia por mi hermana”, señala Diana Astudillo, representante del colectivo Taller Bordados.

 

En Azuay 7 de cada 10 mujeres sufren diferentes tipos de violencia. Desde el año 2013 se realizan estas marchas por el Día de la Mujer, no para celebrarlo, sino para recordar los casos más sonados de femicidio y el tratamiento legal que tienen con el nuevo Código Penal.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos