Inicio ·Noticias · Artículo

Preocupación por especie desconocida que se come las orejas del ganado

Redacción

tmenendez

|

Jueves 26 de Febrero de 2015 - 17:13
compártelo
En Tungurahua, en la parroquia Pishilata los habitantes están alarmados porque sus animales mueren por mordeduras en orejas y cara. El Ministerio del Ambiente hace operativos para identificar el problema.
 
Los pobladores de esta parroquia de Ambato están preocupados por la muerte de 11 animales, entre vacas y asnos, que fueron atacados en horas de la noche y madrugada por una especie aún desconocida. 
 
Julio Quinatoa recordó que llegó a su terreno, como todos los días, a alimentar a sus animales, y los encontró muertos. “Compré dos vaquillas y las dejó allí, al siguiente día ya estaban muertas, comidas las orejas”.
 
Al parecer, el animal que ataca al ganado se come solo las orejas y parte del rostro. La muerte de los animales deja pérdidas económicas para sus dueños, así lo manifiesta Irma Lizano. “Estamos asustados porque ya son cuatro vacas que mueren así”.
 
Personal del Ministerio del Ambiente visitó la parroquia para realizar un rastreo y dar con la posible causa de este hecho. Al no tener resultados, decidió colocar redes en los sectores en los que se presentaron los ataques, con el fin de capturar a la especie que está causando daño al resto de animales. 
 
El primer caso se presentó en septiembre de 2013 en la parroquia de Ambatillo, donde más de 80 animales murieron; en esa ocasión, no se supo nada sobre el agresor y esta vez se espera tener resultados. 
 
 

En Tungurahua, en la parroquia Pishilata los habitantes están alarmados porque sus animales mueren por mordeduras en orejas y cara. El Ministerio del Ambiente hace operativos para identificar el problema.

 

Los pobladores de esta parroquia de Ambato están preocupados por la muerte de 11 animales, entre vacas y asnos, que fueron atacados en horas de la noche y madrugada por una especie aún desconocida. 

 

Julio Quinatoa recordó que llegó a su terreno, como todos los días, a alimentar a sus animales, y los encontró muertos. “Compré dos vaquillas y las dejó allí, al siguiente día ya estaban muertas, comidas las orejas”.

 

Al parecer, el animal que ataca al ganado se come solo las orejas y parte del rostro. La muerte de los animales deja pérdidas económicas para sus dueños, así lo manifiesta Irma Lizano. “Estamos asustados porque ya son cuatro vacas que mueren así”.

 

Personal del Ministerio del Ambiente visitó la parroquia para realizar un rastreo y dar con la posible causa de este hecho. Al no tener resultados, decidió colocar redes en los sectores en los que se presentaron los ataques, con el fin de capturar a la especie que está causando daño al resto de animales. 

 

El primer caso se presentó en septiembre de 2013 en la parroquia de Ambatillo, donde más de 80 animales murieron; en esa ocasión, no se supo nada sobre el agresor y esta vez se espera tener resultados. 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos