Inicio ·Noticias · Artículo

Construyen la primera casa impresa en 3D

Redacción

cherrera

|

Martes 29 de Abril de 2014 - 14:39
compártelo
  • ALEMANIA.- La casa tendrá 13 habitaciones compuesta por módulos independientes, que después se ensamblan entre sí. Foto: Internet
ALEMANIA.- La casa tendrá 13 habitaciones compuesta por módulos independientes, que después se ensamblan entre sí. Foto: Internet
Si se puede imprimir una galleta en 3D, una pistola e incluso un corazón humano, ¿por qué no una casa? Con esa idea, la empresa alemana DUS Architects ha empezado a fabricar el primer edificio en 3D en un canal de Ámsterdam, según informó el portal web de El Mundo de España.
 
El despacho de arquitectos afirmó al medio,  que una de las ventajas de construir con la impresión 3D es, frente al uso de hormigón, la posibilidad de dar con un alto nivel de detalle y ornamentación. En lugar de utilizar elementos estandarizados, esta técnica permite 'customizar' cada parte de la estancia para adaptarla a las necesidades del usuario. Otro beneficio es la sostenibilidad. La impresión 3D es una técnica de fabricación aditiva, lo que significa que convierte la materia prima directamente en el producto final, (eliminando residuos). Tampoco hay costes de transporte y su uso cada vez más entendido está abaratando los costes.
 
La impresora gigante, DUS Architects, utiliza una máquina Kamer Maker, que es una versión gigante de impresora 3D que puede producir una material 10 veces más grueso que lo habitual.
 
La casa tendrá 13 habitaciones compuesta por módulos independientes, que después se ensamblan entre sí, como piezas de Lego, formando una única estructura. Así, la empresa puede imprimir y probar cada estancia por separado antes de unirlas. El interior y el exterior de las paredes del edificio se imprimirán simultáneamente con espacios libres entre ambas para alojar el cableado y las tuberías. Estos huecos se cubrirán después con hormigón que ejercerá de aislamiento y refuerzo. Finalmente, los aspectos estructurales se probarán con el equipo de ingeniería de Tentech. Los arquitectos también contemplan la posibilidad de imprimir el mobiliario.
 
El principal material utilizado será un bioplástico desarrollado por Henkel, socio de DUS architects. El objetivo es conseguir un material «renovable, sostenible, fuerte, táctil y bonito que puedan competir con las técnicas de construcción actuales», señalan desde la empresa.
 
Actualmente están testando diferentes muestras de productos para dar con la mezcla óptima, eso sí, con la exigencia de que el 80% de la composición sea bioplástica, informó el medio.

Si se puede imprimir una galleta en 3D, una pistola e incluso un corazón humano, ¿por qué no una casa? Con esa idea, la empresa alemana DUS Architects ha empezado a fabricar el primer edificio en 3D en un canal de Ámsterdam, según informó el portal web de El Mundo de España.

 

El despacho de arquitectos afirmó al medio,  que una de las ventajas de construir con la impresión 3D es, frente al uso de hormigón, la posibilidad de dar con un alto nivel de detalle y ornamentación. En lugar de utilizar elementos estandarizados, esta técnica permite 'customizar' cada parte de la estancia para adaptarla a las necesidades del usuario. Otro beneficio es la sostenibilidad. La impresión 3D es una técnica de fabricación aditiva, lo que significa que convierte la materia prima directamente en el producto final, (eliminando residuos). Tampoco hay costes de transporte y su uso cada vez más entendido está abaratando los costes.

 

La impresora gigante, DUS Architects, utiliza una máquina Kamer Maker, que es una versión gigante de impresora 3D que puede producir una material 10 veces más grueso que lo habitual.

 

La casa tendrá 13 habitaciones compuesta por módulos independientes, que después se ensamblan entre sí, como piezas de Lego, formando una única estructura. Así, la empresa puede imprimir y probar cada estancia por separado antes de unirlas. El interior y el exterior de las paredes del edificio se imprimirán simultáneamente con espacios libres entre ambas para alojar el cableado y las tuberías. Estos huecos se cubrirán después con hormigón que ejercerá de aislamiento y refuerzo. Finalmente, los aspectos estructurales se probarán con el equipo de ingeniería de Tentech. Los arquitectos también contemplan la posibilidad de imprimir el mobiliario.

 

El principal material utilizado será un bioplástico desarrollado por Henkel, socio de DUS architects. El objetivo es conseguir un material «renovable, sostenible, fuerte, táctil y bonito que puedan competir con las técnicas de construcción actuales», señalan desde la empresa.

 

Actualmente están testando diferentes muestras de productos para dar con la mezcla óptima, eso sí, con la exigencia de que el 80% de la composición sea bioplástica, informó el medio.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *