La UE "se pliega" al llamado de Trump con sanciones, dice embajadora de Venezuela

Redacción

arivera

|

Sábado 11 de Noviembre de 2017 - 15:08
compártelo
  • Una mujer sostiene a su bebé mientras hace cola afuera de un supermercado en Caracas para comprar alimentos básicos y artículos para el hogar el 10 de noviembre de 2017. Foto: AFP
Una mujer sostiene a su bebé mientras hace cola afuera de un supermercado en Caracas para comprar alimentos básicos y artículos para el hogar el 10 de noviembre de 2017. Foto: AFP
La embajadora venezolana en Bruselas, Claudia Salerno, criticó las inminentes sanciones de la Unión Europea contra su país, al considerar que los europeos "se pliegan" al llamado de Estados Unidos a días de reanudarse las negociaciones entre gobierno y oposición.
 
"La UE está plegándose al llamado del jefe del imperio", aseguró a la AFP Salerno, en referencia al mandatario estadounidense Donald Trump, quien el 26 de septiembre urgió al bloque europeo a adoptar sanciones tras reunirse con su par español, Mariano Rajoy.
 
La responsable venezolana ante la UE recibió a la AFP en su despacho en la representación diplomática en Bruselas, días antes que los cancilleres europeos adopten sanciones por la degradación, a su juicio, de los derechos humanos y de la democracia en Venezuela con el objetivo de presionar para una solución dialogada en el país.
 
"No hay manera de vender una sanción como un acto amistoso que busca contribuir al bienestar de la población", subrayó Salerno, quien lamentó el momento escogido por la UE, cuando el país está enviando "señales positivas" con la reanudación el miércoles del diálogo entre gobierno y oposición en República Dominicana.
 
La embajadora calificó en ese sentido las sanciones "de orden ideológico", de "dos bloques poderosos, UE y Estados Unidos, se han puesto de acuerdo para presionar al gobierno venezolano". "Venezuela es una víctima, pero no somos un país indefenso", advirtió.
 
- Sanciones 'etéreas' -
 
Desde el inicio en abril de las protestas opositoras que dejaron unos 125 muertos en cuatro meses, varios dirigentes europeos, entre ellos el presidente de la Eurocámara Antonio Tajani, urgieron a la UE a adoptar sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.
 
Pero la instalación de la oficialista Asamblea Constituyente, que rige el país con poderes absolutos desde agosto y que tanto la oposición como países de América y Europa desconocen, supuso la gota que colmó el vaso de una UE que abrió la vía al estudio de sanciones.
 
Aunque espera que los cancilleres "revisen su posición" para dar "una oportunidad al diálogo", Salerno aseguró que las sanciones "son etéreas", ya que Venezuela "no tiene dependencia" de las armas o el material electrónico susceptible de ser utilizado para reprimir internamente, a los que la UE tiene previsto imponer un embargo. 
 
Además, los europeos adoptarán un marco jurídico sobre medidas restrictivas, como congelación de bienes o prohibición de visados, contra personas y organizaciones implicadas en la represión en este país sumido en una crisis política y económica, si bien esta lista negra se mantendrá vacía por el momento.
 
A diferencia de la UE, Estados Unidos y Canadá han adoptado medidas financieras contra Maduro y varios de sus funcionarios, pero Washington ha ido más allá, al prohibir a sus ciudadanos y empresas negociar deuda emitida por el gobierno venezolano y su estatal petrolera PDVSA.
 
- 'Asunto interno' -
 
"Sabemos que nuestro pueblo está muy tocado por las sanciones económicas, comerciales y financieras de Trump", reconoció la embajadora venezolana ante la UE en un momento en que su país se encuentra al borde del default, si bien precisó que no cederán "ante presiones extranjeras".
 
Con la aplicación de sanciones, la UE coronaría su apoyo a una oposición venezolana que, en diciembre, recibirá además en la Eurocámara el premio Sájarov de derechos humanos. Sin embargo, la embajadora advirtió de similitudes con Birmania, que "ya le ha demostrado de la peor manera a la UE que no funciona".
 
En 1990, la líder opositora birmana Aung San Suu Kyi se alzó con este galardón, si bien, desde su llegada al poder, es blanco de las críticas en Europa por su silencio sobre la persecución de la minoría rohinyá. "Si el premio Sájarov está en esas manos, para nosotros es perfectamente natural que se lo entreguen a la oposición", ironizó.
 
La embajadora respondió a las críticas europeas sobre la presencia de "presos políticos" en su país, que según la oenegé Foro Penal serían unos 380, subrayando el respeto del "marco jurídico" tanto de Venezuela como de España, donde hay en prisión políticos independentistas catalanes acusados de "rebelión".
 
"Tan Cataluña es un asunto interno de España, como Venezuela, la MUD [coalición opositora], son un asunto interno de Venezuela", apuntó Salerno, para quien la UE "no puede pedir para España respeto" porque es "un asunto interno" y generar "sanciones porque los 'presos políticos' de Venezuela".
 
AFP

La embajadora venezolana en Bruselas, Claudia Salerno, criticó las inminentes sanciones de la Unión Europea contra su país, al considerar que los europeos "se pliegan" al llamado de Estados Unidos a días de reanudarse las negociaciones entre gobierno y oposición.

 

"La UE está plegándose al llamado del jefe del imperio", aseguró a la AFP Salerno, en referencia al mandatario estadounidense Donald Trump, quien el 26 de septiembre urgió al bloque europeo a adoptar sanciones tras reunirse con su par español, Mariano Rajoy.

 

La responsable venezolana ante la UE recibió a la AFP en su despacho en la representación diplomática en Bruselas, días antes que los cancilleres europeos adopten sanciones por la degradación, a su juicio, de los derechos humanos y de la democracia en Venezuela con el objetivo de presionar para una solución dialogada en el país.

 

"No hay manera de vender una sanción como un acto amistoso que busca contribuir al bienestar de la población", subrayó Salerno, quien lamentó el momento escogido por la UE, cuando el país está enviando "señales positivas" con la reanudación el miércoles del diálogo entre gobierno y oposición en República Dominicana.

 

La embajadora calificó en ese sentido las sanciones "de orden ideológico", de "dos bloques poderosos, UE y Estados Unidos, se han puesto de acuerdo para presionar al gobierno venezolano". "Venezuela es una víctima, pero no somos un país indefenso", advirtió.

 

- Sanciones 'etéreas' -

 

Desde el inicio en abril de las protestas opositoras que dejaron unos 125 muertos en cuatro meses, varios dirigentes europeos, entre ellos el presidente de la Eurocámara Antonio Tajani, urgieron a la UE a adoptar sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

 

Pero la instalación de la oficialista Asamblea Constituyente, que rige el país con poderes absolutos desde agosto y que tanto la oposición como países de América y Europa desconocen, supuso la gota que colmó el vaso de una UE que abrió la vía al estudio de sanciones.

 

Aunque espera que los cancilleres "revisen su posición" para dar "una oportunidad al diálogo", Salerno aseguró que las sanciones "son etéreas", ya que Venezuela "no tiene dependencia" de las armas o el material electrónico susceptible de ser utilizado para reprimir internamente, a los que la UE tiene previsto imponer un embargo. 

 

Además, los europeos adoptarán un marco jurídico sobre medidas restrictivas, como congelación de bienes o prohibición de visados, contra personas y organizaciones implicadas en la represión en este país sumido en una crisis política y económica, si bien esta lista negra se mantendrá vacía por el momento.

 

A diferencia de la UE, Estados Unidos y Canadá han adoptado medidas financieras contra Maduro y varios de sus funcionarios, pero Washington ha ido más allá, al prohibir a sus ciudadanos y empresas negociar deuda emitida por el gobierno venezolano y su estatal petrolera PDVSA.

 

- 'Asunto interno' -

 

"Sabemos que nuestro pueblo está muy tocado por las sanciones económicas, comerciales y financieras de Trump", reconoció la embajadora venezolana ante la UE en un momento en que su país se encuentra al borde del default, si bien precisó que no cederán "ante presiones extranjeras".

 

Con la aplicación de sanciones, la UE coronaría su apoyo a una oposición venezolana que, en diciembre, recibirá además en la Eurocámara el premio Sájarov de derechos humanos. Sin embargo, la embajadora advirtió de similitudes con Birmania, que "ya le ha demostrado de la peor manera a la UE que no funciona".

 

En 1990, la líder opositora birmana Aung San Suu Kyi se alzó con este galardón, si bien, desde su llegada al poder, es blanco de las críticas en Europa por su silencio sobre la persecución de la minoría rohinyá. "Si el premio Sájarov está en esas manos, para nosotros es perfectamente natural que se lo entreguen a la oposición", ironizó.

 

La embajadora respondió a las críticas europeas sobre la presencia de "presos políticos" en su país, que según la oenegé Foro Penal serían unos 380, subrayando el respeto del "marco jurídico" tanto de Venezuela como de España, donde hay en prisión políticos independentistas catalanes acusados de "rebelión".

 

"Tan Cataluña es un asunto interno de España, como Venezuela, la MUD [coalición opositora], son un asunto interno de Venezuela", apuntó Salerno, para quien la UE "no puede pedir para España respeto" porque es "un asunto interno" y generar "sanciones porque los 'presos políticos' de Venezuela".

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *