Nuevo sismo de magnitud 6,1 sacude centro y sur de México, cuatro días después de devastador terremoto

Redacción

jesuarez

|

Sábado 23 de Septiembre de 2017 - 8:49
compártelo
  • El nuevo sismo se produce cuatro días después del de 7.1 grados que afectó a la capital mexicana. Foto: AFP.
  • El nuevo sismo se produce cuatro días después del de 7.1 grados que afectó a la capital mexicana. Foto: Tomado de Noticieros Televisa.
El nuevo sismo se produce cuatro días después del de 7.1 grados que afectó a la capital mexicana. Foto: AFP. El nuevo sismo se produce cuatro días después del de 7.1 grados que afectó a la capital mexicana. Foto: Tomado de Noticieros Televisa.
Actualizado a las 11:51 del 23 de septiembre de 2017
 
Un sismo de magnitud 6,1 en la escala de Richter volvió a sacudir el centro y sur de México el 23 de septiembre de 2017, desatando las alarmas apenas cuatro días después de que otro poderoso terremoto de 7,1 causara alrededor de 300 víctimas, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).
 
Medios locales reportaron la muerte de 2 mujeres, de 80 y 52 años, respectivamente tras el sismo. La primera de ellas se encontraba en un barrio céntrico de la capital y al dirigirse hacia la puerta de su departamento sufrió un infarto, dijo el diario Reforma. 

En tanto que la otra mujer, de 52 años, salió de su edificio en el sur de la ciudad y al llegar a la calle, se desvaneció frente al inmueble, agregó el diario. 
 
El movimiento telúrico se registró a las 07.53 hora local (12.53 GMT) y su epicentro se localizó 7 kilómetros al oeste de Unión Hidalgo, en el sureño estado de Oaxaca, la misma zona donde el 7 de septiembre pasado un terremoto de 8,2, el más poderoso desde 1932, causara 98 fallecidos.
 
Más temprano, el servicio de Alerta Sísmica mexicano (SASMEX) informó de un temblor de 5.8 grados registrado a las 05:38 hora local, cuyo epicentro se localizó a 123 kilómetros al sureste de Salina Cruz, también en el estado de Oaxaca.
 
 
 
El sismo obligó a parar las labores de búsqueda de víctimas del terremoto anterior en Ciudad de México y sorprendió a la mayoría de los capitalinos cuando dormían.
 
 
 
La ciudadanía fue advertida del evento debido a que una alarma sonó casi un minuto antes de que se pudiera sentir el temblor, lo que permitió a muchos capitalinos abandonar sus hogares y repetir las imágenes de hace solo cuatro días, cuando otro sismo se sintió con más fuerza y destruyó 38 edificios, donde en algunos siguen las labores de rescate.
 
Tras el sismo, se retomaron los esfuerzos por encontrar vida bajo los escombros de los edificios de al menos 5 zonas de Ciudad de México.
 
 
 
 
Redacción y agencias

Actualizado a las 11:51 del 23 de septiembre de 2017

 

Un sismo de magnitud 6,1 en la escala de Richter volvió a sacudir el centro y sur de México el 23 de septiembre de 2017, desatando las alarmas apenas cuatro días después de que otro poderoso terremoto de 7,1 causara alrededor de 300 víctimas, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

 

Medios locales reportaron la muerte de 2 mujeres, de 80 y 52 años, respectivamente tras el sismo. La primera de ellas se encontraba en un barrio céntrico de la capital y al dirigirse hacia la puerta de su departamento sufrió un infarto, dijo el diario Reforma. 

En tanto que la otra mujer, de 52 años, salió de su edificio en el sur de la ciudad y al llegar a la calle, se desvaneció frente al inmueble, agregó el diario. 

 

El movimiento telúrico se registró a las 07.53 hora local (12.53 GMT) y su epicentro se localizó 7 kilómetros al oeste de Unión Hidalgo, en el sureño estado de Oaxaca, la misma zona donde el 7 de septiembre pasado un terremoto de 8,2, el más poderoso desde 1932, causara 98 fallecidos.

 

Más temprano, el servicio de Alerta Sísmica mexicano (SASMEX) informó de un temblor de 5.8 grados registrado a las 05:38 hora local, cuyo epicentro se localizó a 123 kilómetros al sureste de Salina Cruz, también en el estado de Oaxaca.

 

 

 

El sismo obligó a parar las labores de búsqueda de víctimas del terremoto anterior en Ciudad de México y sorprendió a la mayoría de los capitalinos cuando dormían.

 

 

 

La ciudadanía fue advertida del evento debido a que una alarma sonó casi un minuto antes de que se pudiera sentir el temblor, lo que permitió a muchos capitalinos abandonar sus hogares y repetir las imágenes de hace solo cuatro días, cuando otro sismo se sintió con más fuerza y destruyó 38 edificios, donde en algunos siguen las labores de rescate.

 

Tras el sismo, se retomaron los esfuerzos por encontrar vida bajo los escombros de los edificios de al menos 5 zonas de Ciudad de México.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *