Inicio ·Noticias · Artículo

Siete muertos en Guatemala por torrenciales aguaceros

Redacción

jesuarez

|

Lunes 19 de Junio de 2017 - 17:06
compártelo
  • CIUDAD DE GUATEMALA, Guatemala.- En 2015, las lluvias causaron al menos 290 muertos y unos 700,000 damnificados. Foto: Tomado de El Nuevo Diario.
Inundaciones y deslaves provocados por las intensas lluvias dejaron hasta el 19 de junio siete muertos en Guatemala, donde las autoridades de protección civil anunciaron este lunes el envío de ayuda humanitaria a varias regiones del país.
 
Julio Sánchez, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo a periodistas que las constantes lluvias han "saturado" los suelos en la mayor parte del territorio guatemalteco. 
 
"Esto representa alto riesgo de desbordamiento de ríos, derrumbes y deslizamientos en laderas de barrancos y cerros", declaró Sánchez.
 
De acuerdo con la Conred, desde que inició la temporada de lluvias en mayo, han sido afectadas unas 50.000 personas por el cierre de caminos y la suspensión de servicios básicos, además de 705 con daños en sus viviendas y 850 que han sido evacuadas de sus casas. 
 
Las emergencias de los últimos días se han reportado principalmente en los departamentos de Jalapa, El Progreso (este) e Izabal (sureste).
 
Sánchez señaló que las fuertes lluvias continuarán en el país centroamericano debido a un sistema de baja presión que "se fortalece" en el Atlántico, cerca de las costas de Belice y el sureste de México.
 
El año pasado unas 15 personas murieron en el país durante la temporada de lluvias que empieza en mayo y finaliza en noviembre. 
AFP
Inundaciones y deslaves provocados por las intensas lluvias dejaron hasta el 19 de junio siete muertos en Guatemala, donde las autoridades de protección civil anunciaron este lunes el envío de ayuda humanitaria a varias regiones del país.
 
Julio Sánchez, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo a periodistas que las constantes lluvias han "saturado" los suelos en la mayor parte del territorio guatemalteco. 
 
"Esto representa alto riesgo de desbordamiento de ríos, derrumbes y deslizamientos en laderas de barrancos y cerros", declaró Sánchez.
 
De acuerdo con la Conred, desde que inició la temporada de lluvias en mayo, han sido afectadas unas 50.000 personas por el cierre de caminos y la suspensión de servicios básicos, además de 705 con daños en sus viviendas y 850 que han sido evacuadas de sus casas. 
 
Las emergencias de los últimos días se han reportado principalmente en los departamentos de Jalapa, El Progreso (este) e Izabal (sureste).
 
Sánchez señaló que las fuertes lluvias continuarán en el país centroamericano debido a un sistema de baja presión que "se fortalece" en el Atlántico, cerca de las costas de Belice y el sureste de México.
 
El año pasado unas 15 personas murieron en el país durante la temporada de lluvias que empieza en mayo y finaliza en noviembre.