Inicio ·Noticias · Artículo

Suspendida la evacuación de 3.000 sirios cerca de Alepo

Redacción

tmenendez

|

Jueves 20 de Abril de 2017 - 8:04
compártelo
  • SIRIA.- Los autobuses no se moverán antes de liberar 750 prisioneros, señala Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Foto: AFP
Más de 3.000 sirios de localidades sitiadas continuaban bloqueados el jueves cerca de Alepo, donde su evacuación está suspendida a la espera de la liberación de prisioneros por parte del régimen, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
 
El 19 de abril de 2017, 3.000 personas fueron evacuadas de dos localidades leales al régimen, Fua y Kafraya, sitiadas desde hace dos años por los rebeldes en la provincia de Idleb (noroeste).
 
 
 
 
En paralelo, en virtud de un acuerdo entre el gobierno y representantes de la oposición, 300 personas, la mayoría combatientes, dejaron las localidades rebeldes de Zabadani, Serghaya y Jabal Sharqi, en la provincia de Damasco, según el OSDH.
 
Dos convoyes de unos 70 autobuses estaban bloqueados el jueves. Los vehículos de habitantes y combatientes de Fua y de Kafraya estaban estacionados en Rashidin, un suburbio rebelde de Alepo (norte), utilizado como zona de tránsito.
 
Los autobuses del segundo convoy están detenidos en Ramusa, controlada por el régimen, al sur de Alepo.
 
"La salida de los autobuses está condicionada a la liberación de prisioneros de las cárceles del régimen", explicó el OSDH.
 
"Los autobuses no se moverán antes de la liberación de 750 prisioneros detenidos en las cárceles del régimen y de su llegada a los sectores rebeldes", agregó.
 
El acuerdo concluido por las dos partes prevé la liberación de 1.500 detenidos en las prisiones del régimen en paralelo a las dos fases de evacuación, según la OSDH.
 
Una segunda fase del acuerdo está prevista en junio, según los términos del pacto de evacuación de 30.000 personas.
 
El sábado, la primera operación terminó en una masacre cuando un coche bomba estalló delante de los autobuses que habían salido de Fua y de Kafraya. Al menos 126 personas murieron, de ellas 68 niños, según la OSDH.
 
El régimen acusó a los rebeldes, que rechazaron cualquier responsabilidad y condenaron el atentado, aún no reivindicado.
 
El destino final de los habitantes de las localidades rebeldes, según el mismo acuerdo, es la provincia de Idlib (noroeste), controlada por los rebeldes y los yihadistas. Los de Fua y de Kafraya transitan por Alepo antes de dispersarse en las provincias de Damasco y Latakia (oeste).
 
AFP

Más de 3.000 sirios de localidades sitiadas continuaban bloqueados el jueves cerca de Alepo, donde su evacuación está suspendida a la espera de la liberación de prisioneros por parte del régimen, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

 

El 19 de abril de 2017, 3.000 personas fueron evacuadas de dos localidades leales al régimen, Fua y Kafraya, sitiadas desde hace dos años por los rebeldes en la provincia de Idleb (noroeste).

 

 

Revise: El reciente ataque a civiles evacuados en Siria es "un crimen de guerra", según ONU

 

 

En paralelo, en virtud de un acuerdo entre el gobierno y representantes de la oposición, 300 personas, la mayoría combatientes, dejaron las localidades rebeldes de Zabadani, Serghaya y Jabal Sharqi, en la provincia de Damasco, según el OSDH.

 

Dos convoyes de unos 70 autobuses estaban bloqueados el jueves. Los vehículos de habitantes y combatientes de Fua y de Kafraya estaban estacionados en Rashidin, un suburbio rebelde de Alepo (norte), utilizado como zona de tránsito.

 

Los autobuses del segundo convoy están detenidos en Ramusa, controlada por el régimen, al sur de Alepo.

 

"La salida de los autobuses está condicionada a la liberación de prisioneros de las cárceles del régimen", explicó el OSDH.

 

"Los autobuses no se moverán antes de la liberación de 750 prisioneros detenidos en las cárceles del régimen y de su llegada a los sectores rebeldes", agregó.

 

El acuerdo concluido por las dos partes prevé la liberación de 1.500 detenidos en las prisiones del régimen en paralelo a las dos fases de evacuación, según la OSDH.

 

Una segunda fase del acuerdo está prevista en junio, según los términos del pacto de evacuación de 30.000 personas.

 

El sábado, la primera operación terminó en una masacre cuando un coche bomba estalló delante de los autobuses que habían salido de Fua y de Kafraya. Al menos 126 personas murieron, de ellas 68 niños, según la OSDH.

 

El régimen acusó a los rebeldes, que rechazaron cualquier responsabilidad y condenaron el atentado, aún no reivindicado.

 

El destino final de los habitantes de las localidades rebeldes, según el mismo acuerdo, es la provincia de Idlib (noroeste), controlada por los rebeldes y los yihadistas. Los de Fua y de Kafraya transitan por Alepo antes de dispersarse en las provincias de Damasco y Latakia (oeste).