Nicaragua: Daniel Ortega asume su cuarto mandato

Redacción

jvite

|

Martes 10 de Enero de 2017 - 20:03
compártelo
  • El mandatario tendrá como su vicepresidenta a su esposa, Rosario Murillo. Foto: @JuanOrlandoH
El mandatario tendrá como su vicepresidenta a su esposa, Rosario Murillo. Foto: @JuanOrlandoH

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue investido este martes 10 de enero de 2017 para su cuarto mandato, de cinco años, y tercero consecutivo, esta vez junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, algo inédito en la historia de Nicaragua.
 
Ortega y Murillo fueron investidos en presencia de sus aliados y homólogos Nicolás Maduro, de Venezuela, y Evo Morales, de Bolivia, en un acto celebrado en la Plaza de la Revolución, en Managua.
 
También de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen; el mandatario de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y el de Honduras, Juan Orlando Hernández.
 
Antes de recibir la banda presidencial, Ortega hizo el juramento de rigor y la promesa de respetar la Constitución de la República, y las leyes.
 
Previamente juró su cargo la nueva vicepresidenta de la República, Rosario Murillo.
 
Ambos lo hicieron ante el nuevo presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), el oficialista y líder sindical Gustavo Porras.
 
 
Ortega, de 71 años, asumió su cuarto mandato, el tercero desde el 2007 cuando retornó al poder, en una ceremonia a la que también acudió el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica de España, Fernando García-Casas; y el considerado "número tres" del régimen norcoreano, Choe Ryong-hae.
 
La fórmula compuesta por Ortega y Murillo ganó ampliamente la elecciones generales del 6 de noviembre pasado, en medio de fuertes críticas por la eliminación legal del principal grupo opositor, la prohibición de la observación electoral y un nivel de abstencionismo nunca antes visto en el país, que sin embargo no fue reconocido por el Consejo Supremo Electoral.
 
Ortega fue reelegido con el 71,5 % de los votos en esos comicios y su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), obtuvo 70 de los 90 escaños en disputa, cantidad suficiente para reformar la Carta Magna.
 
La ceremonia de investidura, que comenzó con una hora de retraso, fue precedida por cantos y bailes folclóricos.
 
El acto se desarrolló en la Plaza de la Revolución, ubicada en el antiguo centro de Managua y donde los sandinistas celebraron el 19 de julio de 1979 el derrocamiento de la dinastía de los Somoza, que gobernó Nicaragua por 42 años.
 
El líder sandinista, que ya había dirigido el país de 1979 a 1990, primero como coordinador de una Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y los últimos cinco años de ese período como jefe de Estado, asume su tercer mandato consecutivo de cinco años tras haber retornado al poder en enero de 2007. 
 
EFE

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue investido este martes 10 de enero de 2017 para su cuarto mandato, de cinco años, y tercero consecutivo, esta vez junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, algo inédito en la historia de Nicaragua.

 

Ortega y Murillo fueron investidos en presencia de sus aliados y homólogos Nicolás Maduro, de Venezuela, y Evo Morales, de Bolivia, en un acto celebrado en la Plaza de la Revolución, en Managua.

 

También de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen; el mandatario de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y el de Honduras, Juan Orlando Hernández.

 

Antes de recibir la banda presidencial, Ortega hizo el juramento de rigor y la promesa de respetar la Constitución de la República, y las leyes.

 

Previamente juró su cargo la nueva vicepresidenta de la República, Rosario Murillo.

 

Ambos lo hicieron ante el nuevo presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), el oficialista y líder sindical Gustavo Porras.

 

LEA TAMBIÉN: Daniel Ortega obtiene tercer mandato consecutivo en Nicaragua

 

Ortega, de 71 años, asumió su cuarto mandato, el tercero desde el 2007 cuando retornó al poder, en una ceremonia a la que también acudió el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica de España, Fernando García-Casas; y el considerado "número tres" del régimen norcoreano, Choe Ryong-hae.

 

La fórmula compuesta por Ortega y Murillo ganó ampliamente la elecciones generales del 6 de noviembre pasado, en medio de fuertes críticas por la eliminación legal del principal grupo opositor, la prohibición de la observación electoral y un nivel de abstencionismo nunca antes visto en el país, que sin embargo no fue reconocido por el Consejo Supremo Electoral.

 

Ortega fue reelegido con el 71,5 % de los votos en esos comicios y su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), obtuvo 70 de los 90 escaños en disputa, cantidad suficiente para reformar la Carta Magna.

 

La ceremonia de investidura, que comenzó con una hora de retraso, fue precedida por cantos y bailes folclóricos.

 

El acto se desarrolló en la Plaza de la Revolución, ubicada en el antiguo centro de Managua y donde los sandinistas celebraron el 19 de julio de 1979 el derrocamiento de la dinastía de los Somoza, que gobernó Nicaragua por 42 años.

 

El líder sandinista, que ya había dirigido el país de 1979 a 1990, primero como coordinador de una Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y los últimos cinco años de ese período como jefe de Estado, asume su tercer mandato consecutivo de cinco años tras haber retornado al poder en enero de 2007.