Parlamento de Venezuela inició debates en la calle

Redacción

jvite

|

Martes 10 de Enero de 2017 - 18:52
compártelo
  • 300 seguidores chavistas se concentraron afuera de un hospital de Caracas para impedir llegada de diputados opositores. Foto: AFP
300 seguidores chavistas se concentraron afuera de un hospital de Caracas para impedir llegada de diputados opositores. Foto: AFP

La mayoría opositora del Parlamento de Venezuela inició este martes 10 de enero de 2016 una etapa de sesiones de calle, aunque debió conformarse con un improvisado mitin debido a la movilización simultánea de partidarios del presidente Nicolás Maduro.
 
Tras declarar el lunes a Maduro en "abandono del cargo", acusándolo de incumplir sus funciones, el Legislativo tenía previsto debatir en el Hospital Vargas (oeste de Caracas) sobre la grave crisis de la salud.
 
Sin embargo, unos 300 seguidores chavistas se concentraron en los alrededores del centro asistencial para impedir la llegada de los diputados, que se vieron obligados a trasladarse a la principal maternidad de la capital.
 
"No dejaremos de salir a la calle y estar al lado de la gente que nos eligió", dijo a las puertas de la maternidad el nuevo presidente del Parlamento, Julio Borges, quien acusó a los oficialistas de ejercer "violencia" para bloquear la sesión.
 
"Estamos en paz", expresó frente al hospital Vargas uno de los líderes de los "colectivos", organizaciones sociales promovidas por el chavismo que la oposición califica como "pandillas paramilitares".
 
Vestido con una camiseta con imágenes del prócer Simón Bolívar y el fallecido presidente socialista Hugo Chávez, Jorge Navas, dirigente del colectivo Resistencia y Rebelión, negó las denuncias de asambleístas opositores sobre vandalismo en la escuela de medicina del hospital.
 
Los colectivos, que controlaban la entrada al centro de salud, permitieron el ingreso a corresponsales extranjeros para desmentir las acusaciones.
 
No había señales de daños, aunque los pasillos y salones estaban desiertos.
 
Cambio de ruta
 
Tras rumores sobre la suspensión del evento parlamentario, varias decenas de diputados opositores subieron a dos minibuses blancos en los jardines del Palacio Legislativo, en el centro de Caracas.
 
 
Inicialmente los vehículos tomaron rumbo al estado Vargas, seguidos por escoltas y periodistas, pero se desviaron para dirigirse a la maternidad Concepción Palacios.
 
Allí, el legislador José Manuel Olivares pidió al Gobierno -a nombre del Parlamento- finiquitar una compra de medicamentos a Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciada el 8 de diciembre por la canciller Delcy Rodríguez.
 
"Exigimos que la hagan efectiva y que, por amor a Dios, dejen de morir venezolanos por falta de medicinas", manifestó Olivares.
 
La semana pasada, el presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, dijo que la escasez de insumos médico-quirúrgicos en los hospitales alcanza 98%.
 
La crisis económica, agravada desde 2014 por la caída de los precios del petróleo, ha golpeado con fuerza a los 320 centros de salud pública del país.
 
Entraremos por la ventana
 
Borges prometió que el Parlamento mantendrá su agenda de calle, con planes para visitar hospitales, fábricas y escuelas en todo el país.
 
"Si nos cierran la puerta, entraremos por la ventana", advirtió el presidente de la Cámara, parafraseando a la canciller Rodríguez al referirse a la exclusión de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur).
 
A raíz de la declaración de "abandono del cargo" contra Maduro, diputados del chavismo pidieron este martes a la justicia anular la medida, considerándola "ilegal", y enjuiciar penalmente a los asambleístas que la aprobaron.
AFP

La mayoría opositora del Parlamento de Venezuela inició este martes 10 de enero de 2016 una etapa de sesiones de calle, aunque debió conformarse con un improvisado mitin debido a la movilización simultánea de partidarios del presidente Nicolás Maduro.

 

Tras declarar el lunes a Maduro en "abandono del cargo", acusándolo de incumplir sus funciones, el Legislativo tenía previsto debatir en el Hospital Vargas (oeste de Caracas) sobre la grave crisis de la salud.

 

Sin embargo, unos 300 seguidores chavistas se concentraron en los alrededores del centro asistencial para impedir la llegada de los diputados, que se vieron obligados a trasladarse a la principal maternidad de la capital.

 

"No dejaremos de salir a la calle y estar al lado de la gente que nos eligió", dijo a las puertas de la maternidad el nuevo presidente del Parlamento, Julio Borges, quien acusó a los oficialistas de ejercer "violencia" para bloquear la sesión.

 

"Estamos en paz", expresó frente al hospital Vargas uno de los líderes de los "colectivos", organizaciones sociales promovidas por el chavismo que la oposición califica como "pandillas paramilitares".

 

Vestido con una camiseta con imágenes del prócer Simón Bolívar y el fallecido presidente socialista Hugo Chávez, Jorge Navas, dirigente del colectivo Resistencia y Rebelión, negó las denuncias de asambleístas opositores sobre vandalismo en la escuela de medicina del hospital.

 

Los colectivos, que controlaban la entrada al centro de salud, permitieron el ingreso a corresponsales extranjeros para desmentir las acusaciones.

 

No había señales de daños, aunque los pasillos y salones estaban desiertos.

 

Cambio de ruta

 

Tras rumores sobre la suspensión del evento parlamentario, varias decenas de diputados opositores subieron a dos minibuses blancos en los jardines del Palacio Legislativo, en el centro de Caracas.

 

LEA TAMBIÉN: Maduro califica de "golpista" declaratoria del Congreso

 

Inicialmente los vehículos tomaron rumbo al estado Vargas, seguidos por escoltas y periodistas, pero se desviaron para dirigirse a la maternidad Concepción Palacios.

 

Allí, el legislador José Manuel Olivares pidió al Gobierno -a nombre del Parlamento- finiquitar una compra de medicamentos a Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciada el 8 de diciembre por la canciller Delcy Rodríguez.

 

"Exigimos que la hagan efectiva y que, por amor a Dios, dejen de morir venezolanos por falta de medicinas", manifestó Olivares.

 

La semana pasada, el presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, dijo que la escasez de insumos médico-quirúrgicos en los hospitales alcanza 98%.

 

La crisis económica, agravada desde 2014 por la caída de los precios del petróleo, ha golpeado con fuerza a los 320 centros de salud pública del país.

 

Entraremos por la ventana

 

Borges prometió que el Parlamento mantendrá su agenda de calle, con planes para visitar hospitales, fábricas y escuelas en todo el país.

 

"Si nos cierran la puerta, entraremos por la ventana", advirtió el presidente de la Cámara, parafraseando a la canciller Rodríguez al referirse a la exclusión de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur).

 

A raíz de la declaración de "abandono del cargo" contra Maduro, diputados del chavismo pidieron este martes a la justicia anular la medida, considerándola "ilegal", y enjuiciar penalmente a los asambleístas que la aprobaron.