Inicio ·Noticias · Artículo

Graban el intento de secuestro de un niño en Oklahoma, EEUU

Redacción

mguaman

|

Martes 10 de Enero de 2017 - 10:00
compártelo
  • Las imágenes fueron captadas por las cámaras de seguridad de un local en el que se celebraba un torneo de lucha libre. Foto: captura de video
"El viernes por la noche, recibimos una llamada por el intento de secuestro de un niño", advertía en su cuenta de Twitter la Policía de Oklahoma (Estados Unidos). Junto al mensaje, las impactantes imágenes captadas por las cámaras de seguridad, que recogen el momento exacto en el que un hombre trata de llevarse por la fuerza a su víctima.
 
Como se puede ver en las diferentes fotografías, un adulto de edad indeterminada forcejeó con un niño de ocho años el pasado viernes, 6 de enero,  a la salida de un campeonato. En un momento dado, el agresor llega a coger en brazos a su víctima para tratar de llevárselo, ante la atenta mirada de otro niño que parece ser su amigo.
 
La actitud valiente del pequeño, que se resiste a base de patadas y gritos, acabó por persuadir al presunto secuestrador, finalmente lo suelta y decide huir del lugar.
 
La propia Policía, que ofrece una recompensa a todo aquel que de algún dato sobre el suceso, aseguró que habían recibido una llamada poco después, denunciando un intento de secuestro a un niño en el mismo lugar. Más tarde, la cadena de televisión KFOR informó que varios testigos aseguraron que el presunto secuestrador era corpulento, hispano y que medía alrededor de 1,80 metros.

"El viernes por la noche, recibimos una llamada por el intento de secuestro de un niño", advertía en su cuenta de Twitter la Policía de Oklahoma (Estados Unidos). Junto al mensaje, las impactantes imágenes captadas por las cámaras de seguridad, que recogen el momento exacto en el que un hombre trata de llevarse por la fuerza a su víctima.

 

Como se puede ver en las diferentes fotografías, un adulto de edad indeterminada forcejeó con un niño de ocho años el pasado viernes, 6 de enero,  a la salida de un campeonato. En un momento dado, el agresor llega a coger en brazos a su víctima para tratar de llevárselo, ante la atenta mirada de otro niño que parece ser su amigo.

 

La actitud valiente del pequeño, que se resiste a base de patadas y gritos, acabó por persuadir al presunto secuestrador, finalmente lo suelta y decide huir del lugar.

 

La propia Policía, que ofrece una recompensa a todo aquel que de algún dato sobre el suceso, aseguró que habían recibido una llamada poco después, denunciando un intento de secuestro a un niño en el mismo lugar. Más tarde, la cadena de televisión KFOR informó que varios testigos aseguraron que el presunto secuestrador era corpulento, hispano y que medía alrededor de 1,80 metros.