Inicio ·Noticias · Artículo

Drones de EEUU matan a 9 presuntos miembros de Al Qaida en Yemen

Redacción

jzapata

|

Jueves 25 de Junio de 2015 - 16:48
compártelo
  • Un ataque dirigido contra un vehículo mató a sus ocupantes, miembros de la red yihadista.
Un ataque dirigido contra un vehículo mató a sus ocupantes, miembros de la red yihadista.
Al menos nueve presuntos miembros de Al Qaida murieron en las últimas 24 horas en ataques de drones estadounidenses en el sur de Yemen, indicaron el jueves responsables locales.
 
Un ataque dirigido contra un vehículo en la ciudad de Rafadh, en la provincia de Chabwa (sur), mató a sus cinco ocupantes, supuestos miembros de la red yihadista, declararon a la AFP un responsable local y miembros de una tribu.
 
Otros cuatro yihadistas, entre ellos un jefe del grupo, murieron en un ataque similar el miércoles por la noche en un campamento militar de Mukala (sureste), capital de la provincia de Hadramut, caída en abril en manos de Al Qaida, según un responsable provincial. 
 
Aunque hubo un tercer ataque a otro vehículo de la red extremista el miércoles por la noche en Ghil Bawazir, en la misma provincia, se desconocía el balance de víctimas.
 
Al Qaida reconoció este mes que su jefe en Yemen, Naser al Wahishi, número dos a nivel mundial de la organización yihadista, había muerto en un ataque de dron norteamericano a principios de junio. Otros dos responsables de Al Qaida cayeron de la misma forma en abril. 
 
En Adén, gran ciudad del sur del país, murieron cuatro civiles por disparos atribuidos a los rebeldes chiitas hutíes, según fuentes médicas, y los disparos de obuses mataron al menos a cuatro personas en la residencia universitaria de la ciudad, donde se refugian cientos de desplazados, y cerca de un restaurante.
 
Los enfrentamientos no han cesado en estos últimos meses en Adén, ciudad que los hutíes intentan controlar totalmente, pero donde chocan con una fuerte resistencia de los partidarios del presidente Abd Rabo Mansour Hadi, entre los que hay partidarios de la autonomía del sur, militares y simples voluntarios.
 
Mientras, la coalición liderada por Arabia Saudí que intenta expulsar a los rebeldes de las zonas conquistadas continuó bombardeando el jueves posiciones de los insurgentes en varias partes del país.
 
Los combates afectan directamente a la población, que vive una situación de catástrofe humanitaria según la ONU, sin acceso a cuidados médicos, comida o higiene, lo que ha provocado la reaparición de enfermedades como el dengue, el paludismo o la fiebre tifoidea.
Fuente: AFP

Al menos nueve presuntos miembros de Al Qaida murieron en las últimas 24 horas en ataques de drones estadounidenses en el sur de Yemen, indicaron el jueves responsables locales.

 

Un ataque dirigido contra un vehículo en la ciudad de Rafadh, en la provincia de Chabwa (sur), mató a sus cinco ocupantes, supuestos miembros de la red yihadista, declararon a la AFP un responsable local y miembros de una tribu.

 

Otros cuatro yihadistas, entre ellos un jefe del grupo, murieron en un ataque similar el miércoles por la noche en un campamento militar de Mukala (sureste), capital de la provincia de Hadramut, caída en abril en manos de Al Qaida, según un responsable provincial. 

 

Aunque hubo un tercer ataque a otro vehículo de la red extremista el miércoles por la noche en Ghil Bawazir, en la misma provincia, se desconocía el balance de víctimas.

 

Al Qaida reconoció este mes que su jefe en Yemen, Naser al Wahishi, número dos a nivel mundial de la organización yihadista, había muerto en un ataque de dron norteamericano a principios de junio. Otros dos responsables de Al Qaida cayeron de la misma forma en abril. 

 

En Adén, gran ciudad del sur del país, murieron cuatro civiles por disparos atribuidos a los rebeldes chiitas hutíes, según fuentes médicas, y los disparos de obuses mataron al menos a cuatro personas en la residencia universitaria de la ciudad, donde se refugian cientos de desplazados, y cerca de un restaurante.

 

Los enfrentamientos no han cesado en estos últimos meses en Adén, ciudad que los hutíes intentan controlar totalmente, pero donde chocan con una fuerte resistencia de los partidarios del presidente Abd Rabo Mansour Hadi, entre los que hay partidarios de la autonomía del sur, militares y simples voluntarios.

 

Mientras, la coalición liderada por Arabia Saudí que intenta expulsar a los rebeldes de las zonas conquistadas continuó bombardeando el jueves posiciones de los insurgentes en varias partes del país.

 

Los combates afectan directamente a la población, que vive una situación de catástrofe humanitaria según la ONU, sin acceso a cuidados médicos, comida o higiene, lo que ha provocado la reaparición de enfermedades como el dengue, el paludismo o la fiebre tifoidea.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *