Inicio ·Noticias · Artículo

Nuevas protestas en Alemania contra un centro de acogida de refugiados

Redacción

mguaman

|

Jueves 25 de Junio de 2015 - 7:46
compártelo
  • ALEMANIA. La policía desplegó a alrededor de un centenar de agentes para mantener separados a los distintos grupos de manifestantes. Fotos: Archivo
ALEMANIA. La policía desplegó a alrededor de un centenar de agentes para mantener separados a los distintos grupos de manifestantes. Fotos: Archivo
Decenas de personas se manifestaron anoche, por tercer día consecutivo, contra la llegada de refugiados a un antiguo hotel en la ciudad alemana de Freital (este del país) reconvertido en centro de acogida para solicitantes de asilo, protestas criticadas hoy duramente por el Gobierno alemán.
 
"Debemos enfrentarnos con decisión a todo aquel que haga campaña contra los extranjeros y alimente la xenofobia", declaró el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, quien tachó de totalmente inaceptable cualquier tipo de incitación a la violencia.
 
Según datos facilitados por la policía, cerca de 160 manifestantes se congregaron ayer tarde en el acceso al edificio, mientras que 80 contramanifestantes, principalmente de izquierdas, se concentraron en el mismo lugar para, según sostuvieron, defender a los refugiados.
 
Durante la protesta llegó al centro de acogida un nuevo grupo de unos cincuenta refugiados, entre ellos varias mujeres con niños pequeños, que fue recibido con abucheos por parte de los manifestantes.
 
La policía desplegó a alrededor de un centenar de agentes para mantener separados a los distintos grupos de manifestantes.
 
La responsable de Asuntos de Inmigración, Integración y para los Refugiados del Gobierno alemán, Aydan Özoguz, se mostró preocupada por unas protestas que se suceden desde hace tres días en la ciudad sajona, cercana a Dresde.
 
"Para mí es importante destacar que cualquier llamada a la violencia contra los refugiados no es, bajo ningún concepto, aceptable", manifestó en declaraciones al diario "Berliner Zeitung".
 
La posible existencia de personas en Freital que incitan y quieren "caldear el ambiente", advirtió, "despierta malos recuerdos".
 
Por su parte, el responsable de Inmigración del estado federado de Sajonia, Geert Machenroth, acusó a los organizadores de propiciar un ambiente de agresividad con apelaciones que contienen "al menos entre líneas, llamamientos a la violencia contra personas y objetos".
 
La organización RAA de asesoramiento a las víctimas de violencia ultraderechista y racista, así como la Oficina Cultural de Sajonia, que asesora a asociaciones, iniciativas, redes y empresas locales en materia de lucha contra las estructuras de extrema derecha, ven una clara motivación racista en las protestas.
 
Freital es considerado uno de los feudos del movimiento islamófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida) y Lutz Bachmann, que lideró esta organización y dejó el cargo tras difundirse una fotografía disfrazado de Hitler, había llamado protestar contra el centro de acogida.
 
La policía denunció hoy que fue informada con poca antelación y en medio de las protestas de la llegada de los nuevos solicitantes de asilo al edificio, ante el que se suceden las protestas desde el lunes.
 
El martes por la noche dos centenares de personas se situaron delante del edificio para intentar proteger a los solicitantes de asilo de los alrededor de 80 manifestantes que se habían concentrado en el lugar y varios de ellos denunciaron después haber sido atacados por los opositores al centro de acogida.
 
La protesta de anoche se saldó con una persona herida, después de que los contramanifestantes fueran agredidos con botellas.
Fuente: EFE

Decenas de personas se manifestaron anoche, por tercer día consecutivo, contra la llegada de refugiados a un antiguo hotel en la ciudad alemana de Freital (este del país) reconvertido en centro de acogida para solicitantes de asilo, protestas criticadas hoy duramente por el Gobierno alemán.

 

"Debemos enfrentarnos con decisión a todo aquel que haga campaña contra los extranjeros y alimente la xenofobia", declaró el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, quien tachó de totalmente inaceptable cualquier tipo de incitación a la violencia.

 

Según datos facilitados por la policía, cerca de 160 manifestantes se congregaron ayer tarde en el acceso al edificio, mientras que 80 contramanifestantes, principalmente de izquierdas, se concentraron en el mismo lugar para, según sostuvieron, defender a los refugiados.

 

Durante la protesta llegó al centro de acogida un nuevo grupo de unos cincuenta refugiados, entre ellos varias mujeres con niños pequeños, que fue recibido con abucheos por parte de los manifestantes.

 

La policía desplegó a alrededor de un centenar de agentes para mantener separados a los distintos grupos de manifestantes.

 

La responsable de Asuntos de Inmigración, Integración y para los Refugiados del Gobierno alemán, Aydan Özoguz, se mostró preocupada por unas protestas que se suceden desde hace tres días en la ciudad sajona, cercana a Dresde.

 

"Para mí es importante destacar que cualquier llamada a la violencia contra los refugiados no es, bajo ningún concepto, aceptable", manifestó en declaraciones al diario "Berliner Zeitung".

 

La posible existencia de personas en Freital que incitan y quieren "caldear el ambiente", advirtió, "despierta malos recuerdos".

 

Por su parte, el responsable de Inmigración del estado federado de Sajonia, Geert Machenroth, acusó a los organizadores de propiciar un ambiente de agresividad con apelaciones que contienen "al menos entre líneas, llamamientos a la violencia contra personas y objetos".

 

La organización RAA de asesoramiento a las víctimas de violencia ultraderechista y racista, así como la Oficina Cultural de Sajonia, que asesora a asociaciones, iniciativas, redes y empresas locales en materia de lucha contra las estructuras de extrema derecha, ven una clara motivación racista en las protestas.

 

Freital es considerado uno de los feudos del movimiento islamófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida) y Lutz Bachmann, que lideró esta organización y dejó el cargo tras difundirse una fotografía disfrazado de Hitler, había llamado protestar contra el centro de acogida.

 

La policía denunció hoy que fue informada con poca antelación y en medio de las protestas de la llegada de los nuevos solicitantes de asilo al edificio, ante el que se suceden las protestas desde el lunes.

 

El martes por la noche dos centenares de personas se situaron delante del edificio para intentar proteger a los solicitantes de asilo de los alrededor de 80 manifestantes que se habían concentrado en el lugar y varios de ellos denunciaron después haber sido atacados por los opositores al centro de acogida.

 

La protesta de anoche se saldó con una persona herida, después de que los contramanifestantes fueran agredidos con botellas.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos