Inicio ·Noticias · Artículo

Jefe negociador de Gobierno condena ataque de las FARC a camiones de crudo

Redacción

gpinasco

|

Martes 09 de Junio de 2015 - 12:23
compártelo
  • PUTUMAYO, Colombia.- Este lunes las FARC obligó a transportistas a derramar unos 200.000 galones de crudo en una zona rural.
PUTUMAYO, Colombia.- Este lunes las FARC obligó a transportistas a derramar unos 200.000 galones de crudo en una zona rural.
El jefe negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz con las FARC, Humberto de la Calle, condenó hoy el ataque perpetrado el lunes por esa guerrilla, que obligó a transportistas a derramar unos 200.000 galones de crudo en una zona rural del departamento del Putumayo (sur).
 
En una entrevista en el programa institucional "Agenda Colombia", De la Calle dijo que está "tremendamente preocupado" por ese ataque y señaló que las FARC "no pueden atentar contra el medio ambiente, creando una serie de daños absolutamente monumentales".
 
En este sentido, subrayó que el ataque de las FARC también ha "golpeado a pobres campesinos" porque con el derrame de ese crudo mataron el pescado que supone "la comida diaria" de miles de habitantes de esa región rural.
 
 
"Si estamos haciendo la reforma integral (acordado en las negociaciones de paz) para los campesinos, no puede suceder que abran los carrotanques y maten la cachama, pescado que da la comida diaria a miles de campesinos", destacó.
 
De la Calle se preguntó cómo es posible estar hablando de paz y de "dignificar a la familia campesina" en los diálogos de paz que se iniciaron hace 30 meses y que se produzcan estos ataques que son "absolutamente reprobables".
 
Asimismo, concluyó que el hecho de que estén buscando una salida negociada al conflicto en La Habana no implica que estén "dándole al bendición o justificación a lo que esta sucediendo" con esos ataques.
 
El pasado domingo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también lanzaron un ataque contra la infraestructura petrolera en una zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.
 
Hace dos semanas esa misma guerrilla también atacó un centro petrolero situado en el departamento de Arauca (noreste), en el que murieron tres militares y tres miembros de las FARC. 
Fuente: EFE

El jefe negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz con las FARC, Humberto de la Calle, condenó hoy el ataque perpetrado el lunes por esa guerrilla, que obligó a transportistas a derramar unos 200.000 galones de crudo en una zona rural del departamento del Putumayo (sur).

 

En una entrevista en el programa institucional "Agenda Colombia", De la Calle dijo que está "tremendamente preocupado" por ese ataque y señaló que las FARC "no pueden atentar contra el medio ambiente, creando una serie de daños absolutamente monumentales".

 

En este sentido, subrayó que el ataque de las FARC también ha "golpeado a pobres campesinos" porque con el derrame de ese crudo mataron el pescado que supone "la comida diaria" de miles de habitantes de esa región rural.

 

Lea: SANTOS ACTIVA PLAN PARA ENFRENTAR CONTAMINACIÓN POR DERRAME DE CRUDO DE FARC

 

"Si estamos haciendo la reforma integral (acordado en las negociaciones de paz) para los campesinos, no puede suceder que abran los carrotanques y maten la cachama, pescado que da la comida diaria a miles de campesinos", destacó.

 

De la Calle se preguntó cómo es posible estar hablando de paz y de "dignificar a la familia campesina" en los diálogos de paz que se iniciaron hace 30 meses y que se produzcan estos ataques que son "absolutamente reprobables".

 

Asimismo, concluyó que el hecho de que estén buscando una salida negociada al conflicto en La Habana no implica que estén "dándole al bendición o justificación a lo que esta sucediendo" con esos ataques.

 

El pasado domingo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también lanzaron un ataque contra la infraestructura petrolera en una zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

 

Hace dos semanas esa misma guerrilla también atacó un centro petrolero situado en el departamento de Arauca (noreste), en el que murieron tres militares y tres miembros de las FARC. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos