Inicio ·Noticias · Artículo

Al menos 11 muertos y 8 desaparecidos en montaña malasia tras sismo

Redacción

gpinasco

|

Sábado 06 de Junio de 2015 - 10:09
compártelo
  • El temblor produjo desprendimientos en el terreno y la caída de inmensos bloques de rocas en la montaña, que con 4.095 metros de altitud es una de las cimas más altas del sureste de Asia.
El temblor produjo desprendimientos en el terreno y la caída de inmensos bloques de rocas en la  montaña, que con 4.095 metros de altitud es una de las cimas más altas del sureste de Asia.
Los socorristas malasios rescataron a los 137 montañistas atrapados en el monte Kinabalu, tras un sismo de magnitud 6 que sacudió la isla de Borneo, donde murieron 11 personas y otras ocho continúan desaparecidas, anunció este sábado un responsable oficial.
 
El terremoto, uno de los más fuertes en el país desde hace décadas, se produjo el viernes hacia las 07H15 (23H15 GMT del jueves) y afectó a gran parte del Estado de Saba, donde se encuentra el Kinabalu.
 
El temblor produjo desprendimientos en el terreno y la caída de inmensos bloques de rocas en la  montaña, que con 4.095 metros de altitud es una de las cimas más altas del sureste de Asia y que atrae a muchos amantes del montañismo.
 
"De parte del equipo de dirección del parque del Kinabalu, quiero expresar mis condolencias a las familias de las víctimas", dijo Masidi Manjun, ministro de Turismo del Estado de Saba, en la isla de Borneo.
 
Los equipos de rescate terminaron el sábado de transportar a zonas seguras a los 137 alpinistas que se habían quedado atrapados en la montaña durante 18 horas, después del terremoto, que causó daños en un sendero clave para descender de la cumbre. 
 
 
Según Masidi, hasta el mediodía del sábado (04H00 GMT) se habían recuperado 11 cuerpos, dos de los cuales habían sido identificados, mientras que ocho personas continuaban desaparecidas. 
 
"Nos espera la complicada tarea hoy de encontrar a las personas desaparecidas", declaró el ministro en un tuit el sábado.
 
Las autoridades malasias habían informado el viernes que varias personas resultaron heridas, pero sin facilitar informaciones precisas.
 
Según los medios de comunicación locales, un guía malasio y una mujer de Singapur murieron en la montaña.
 
El rotativo The Star, que cita a responsables de los servicios de rescate, informó por su parte que hay 16 personas desaparecidas.
 
En la montaña se encontraría también un grupo de una escuela primaria de Singapur, incluyendo una niña de 12 años que habría fallecido, según medios locales. 
 
El sábado, las patrullas y los oficiales implicados en labores de búsqueda y rescate seguían alerta a causa de las réplicas del terremoto que, según oficiales malasios, alcanzaron una magnitud de 4,5.
 
La mayoría de las personas presentes en la montaña en el momento del sismo eran ciudadanos malasios, aunque también habían montañistas de Singapur, Estados Unidos, Filipinas, Reino Unido, Tailandia, Turquía, China y Japón, indicó el portal The Kinabalu Today en base a informaciones de los rescatistas.
 
Masidi anunció que las actividades de alpinismo quedarían suspendidas durante al menos tres semanas en el monte Kinabalu para poder reparar los senderos dañados, los refugios y otras instalaciones. 
 
El Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) indicó que el terremoto tuvo lugar a una profundidad de 10 kilómetros, con epicentro a 19 kilómetros de la ciudad de Ranau y a 54 de Kota Kinabalu, capital del Estado de Saba. No se registraron daños importantes.
 
Los terremotos de gran magnitud son poco frecuentes en Malasia, un país situado fuera del Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica y volcánica.
Fuente: AFP

Los socorristas malasios rescataron a los 137 montañistas atrapados en el monte Kinabalu, tras un sismo de magnitud 6 que sacudió la isla de Borneo, donde murieron 11 personas y otras ocho continúan desaparecidas, anunció este sábado un responsable oficial.

 

El terremoto, uno de los más fuertes en el país desde hace décadas, se produjo el viernes hacia las 07H15 (23H15 GMT del jueves) y afectó a gran parte del Estado de Saba, donde se encuentra el Kinabalu.

 

El temblor produjo desprendimientos en el terreno y la caída de inmensos bloques de rocas en la  montaña, que con 4.095 metros de altitud es una de las cimas más altas del sureste de Asia y que atrae a muchos amantes del montañismo.

 

"De parte del equipo de dirección del parque del Kinabalu, quiero expresar mis condolencias a las familias de las víctimas", dijo Masidi Manjun, ministro de Turismo del Estado de Saba, en la isla de Borneo.

 

Los equipos de rescate terminaron el sábado de transportar a zonas seguras a los 137 alpinistas que se habían quedado atrapados en la montaña durante 18 horas, después del terremoto, que causó daños en un sendero clave para descender de la cumbre. 

 

Lea: MALASIA HALLA 139 FOSAS Y 28 CAMPOS DE DETENCIÓN DE MIGRANTES EN LA JUNGLA

 

Según Masidi, hasta el mediodía del sábado (04H00 GMT) se habían recuperado 11 cuerpos, dos de los cuales habían sido identificados, mientras que ocho personas continuaban desaparecidas. 

 

"Nos espera la complicada tarea hoy de encontrar a las personas desaparecidas", declaró el ministro en un tuit el sábado.

 

Las autoridades malasias habían informado el viernes que varias personas resultaron heridas, pero sin facilitar informaciones precisas.

 

Según los medios de comunicación locales, un guía malasio y una mujer de Singapur murieron en la montaña.

 

El rotativo The Star, que cita a responsables de los servicios de rescate, informó por su parte que hay 16 personas desaparecidas.

 

En la montaña se encontraría también un grupo de una escuela primaria de Singapur, incluyendo una niña de 12 años que habría fallecido, según medios locales. 

 

El sábado, las patrullas y los oficiales implicados en labores de búsqueda y rescate seguían alerta a causa de las réplicas del terremoto que, según oficiales malasios, alcanzaron una magnitud de 4,5.

 

La mayoría de las personas presentes en la montaña en el momento del sismo eran ciudadanos malasios, aunque también habían montañistas de Singapur, Estados Unidos, Filipinas, Reino Unido, Tailandia, Turquía, China y Japón, indicó el portal The Kinabalu Today en base a informaciones de los rescatistas.

 

Masidi anunció que las actividades de alpinismo quedarían suspendidas durante al menos tres semanas en el monte Kinabalu para poder reparar los senderos dañados, los refugios y otras instalaciones. 

 

El Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) indicó que el terremoto tuvo lugar a una profundidad de 10 kilómetros, con epicentro a 19 kilómetros de la ciudad de Ranau y a 54 de Kota Kinabalu, capital del Estado de Saba. No se registraron daños importantes.

 

Los terremotos de gran magnitud son poco frecuentes en Malasia, un país situado fuera del Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica y volcánica.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *