Inicio ·Noticias · Artículo

Flujos migratorios entre Latinoamérica y la Unión Europea se han invertido

Redacción

tmenendez

|

Viernes 05 de Junio de 2015 - 16:33
compártelo
  • MIGRACIÓN.- En total, 181.166 europeos partieron para América Latina en 2012; España encabeza la lista. Foto referencial
MIGRACIÓN.- En total, 181.166 europeos partieron para América Latina en 2012; España encabeza la lista. Foto referencial
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) anunció que por primera vez queda demostrado que desde 2010 más personas emigran de la Unión Europea hacia América Latina, con lo cual la inversión de la tendencia migratoria ya es un hecho.
 
Un estudio realizado por la OIM, que analiza los flujos migratorios desde 2010, así lo ha demostrado. Desde ese año y por primera vez en 14 años, más europeos tomaron la ruta hacia los países latinoamericanos que a la inversa.
 
"En los últimos años, los cambios en la migración entre Latinoamérica y la Unión Europea muestran, una vez más, cómo los flujos se adaptan naturalmente a las cambiantes realidades socioeconómicas", explicó la directora general adjunta de la OIM, Laura Thompson.
 
De esta manera, aseveró, la migración funciona como "una herramienta de ajuste y de respuesta a la crisis económica y estructural".
 
España es el país comunitario de donde más emigrantes han partido hacia tierras latinoamericanas, seguido de Italia, Portugal, Francia y Alemania.
 
Cifras que aporta el estudio indican que 181.166 europeos partieron para América Latina en 2012, comparados con los 119.000 latinoamericanos y caribeños que lo hicieron hacia la Unión Europea.
 
"Esto marca una rebaja del 68 por ciento con respecto a 2007, cuando el número de inmigrantes latinoamericanos alcanzó niveles históricos", señala el informe.
 
También hace hincapié en que, contrariamente a lo que se cree, no son tantos los latinoamericanos que regresan a sus países de origen.
 
 
 
 
La OIM también ha reunido datos que apuntan a un cambio en la "reserva" de inmigrantes en las naciones latinoamericanas, ya que países tradicionalmente receptores (Argentina, Brasil y Venezuela) han visto un declive en el número de sus residentes europeos.
 
En cambio, hubo "un marcado incremento en el número de europeos en Chile, Perú, Bolivia y Ecuador".
 
En 2013, un 8,5 millones de emigrantes -de todas las regiones de mundo- vivían en Latinoamérica, lo que representaba medio millón más que en 2010 y 2,5 millones más que en el año 2000.
 
Igualmente, se ha confirmado que hay más inmigrantes latinoamericanos viviendo dentro de su propia región que en la Unión Europea.
 
De la inmigración latinoamericana hacia Europa, los cuatro principales emisores son Brasil, (23 por ciento), Colombia (11 por ciento), Perú (9 por ciento) y Ecuador (9 por ciento).
 
Más de la mitad de la inmigración latinoamericana en la Unión Europea reside en España (53 por ciento).
 
Después figuran Italia (15 por ciento), Reino Unido (9 por ciento), Francia (7 por ciento), Holanda (6 por ciento) y Portugal (4 por ciento).
 
Por otra parte, la OIM indica que las mujeres inmigrantes latinoamericanas tienen niveles de empleo superiores a los hombres en cuatro de los principales países de destino: España, Italia, Portugal y Reino Unido.
 
En España, el nivel de desempleo de ese grupo es 12 por ciento inferior al de los hombres inmigrantes y 10 por ciento menor que el de las mujeres españolas. 
 
Fuente: EFE

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) anunció que por primera vez queda demostrado que desde 2010 más personas emigran de la Unión Europea hacia América Latina, con lo cual la inversión de la tendencia migratoria ya es un hecho.

 

Un estudio realizado por la OIM, que analiza los flujos migratorios desde 2010, así lo ha demostrado. Desde ese año y por primera vez en 14 años, más europeos tomaron la ruta hacia los países latinoamericanos que a la inversa.

 

"En los últimos años, los cambios en la migración entre Latinoamérica y la Unión Europea muestran, una vez más, cómo los flujos se adaptan naturalmente a las cambiantes realidades socioeconómicas", explicó la directora general adjunta de la OIM, Laura Thompson.

 

De esta manera, aseveró, la migración funciona como "una herramienta de ajuste y de respuesta a la crisis económica y estructural".

 

España es el país comunitario de donde más emigrantes han partido hacia tierras latinoamericanas, seguido de Italia, Portugal, Francia y Alemania.

 

Cifras que aporta el estudio indican que 181.166 europeos partieron para América Latina en 2012, comparados con los 119.000 latinoamericanos y caribeños que lo hicieron hacia la Unión Europea.

 

"Esto marca una rebaja del 68 por ciento con respecto a 2007, cuando el número de inmigrantes latinoamericanos alcanzó niveles históricos", señala el informe.

 

También hace hincapié en que, contrariamente a lo que se cree, no son tantos los latinoamericanos que regresan a sus países de origen.

 

 

El país que forma a sus jóvenes para que emigren

 

 

La OIM también ha reunido datos que apuntan a un cambio en la "reserva" de inmigrantes en las naciones latinoamericanas, ya que países tradicionalmente receptores (Argentina, Brasil y Venezuela) han visto un declive en el número de sus residentes europeos.

 

En cambio, hubo "un marcado incremento en el número de europeos en Chile, Perú, Bolivia y Ecuador".

 

En 2013, un 8,5 millones de emigrantes -de todas las regiones de mundo- vivían en Latinoamérica, lo que representaba medio millón más que en 2010 y 2,5 millones más que en el año 2000.

 

Igualmente, se ha confirmado que hay más inmigrantes latinoamericanos viviendo dentro de su propia región que en la Unión Europea.

 

De la inmigración latinoamericana hacia Europa, los cuatro principales emisores son Brasil, (23 por ciento), Colombia (11 por ciento), Perú (9 por ciento) y Ecuador (9 por ciento).

 

Más de la mitad de la inmigración latinoamericana en la Unión Europea reside en España (53 por ciento).

 

Después figuran Italia (15 por ciento), Reino Unido (9 por ciento), Francia (7 por ciento), Holanda (6 por ciento) y Portugal (4 por ciento).

 

Por otra parte, la OIM indica que las mujeres inmigrantes latinoamericanas tienen niveles de empleo superiores a los hombres en cuatro de los principales países de destino: España, Italia, Portugal y Reino Unido.

 

En España, el nivel de desempleo de ese grupo es 12 por ciento inferior al de los hombres inmigrantes y 10 por ciento menor que el de las mujeres españolas. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos