Inicio ·Noticias · Artículo

Médico con MERS dispara alarma en Seúl tras contacto con más de mil personas

Redacción

mguaman

|

Viernes 05 de Junio de 2015 - 7:30
compártelo
  • COREA DEL SUR. El MERS, originado en Oriente Medio y con una mortalidad del 40 por ciento según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no puede ser combatido con vacunas o tratamientos.
COREA DEL SUR. El MERS, originado en Oriente Medio y con una mortalidad del 40 por ciento según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no puede ser combatido con vacunas o tratamientos.
El caso de un médico surcoreano infectado con el MERS que tuvo contacto con más de mil personas poco antes de ser puesto en cuarentena disparó hoy aún más la alarma en Corea del Sur, donde ya son cuatro las víctimas mortales por este virus.
 
El doctor, que había tratado a uno de los 41 portadores del virus, comenzó a mostrar síntomas el pasado viernes, pero no fue puesto en cuarentena hasta la tarde del domingo, según denunció el alcalde de Seúl, Park Won-soon, en una rueda de prensa la noche del jueves.
 
El sábado el médico asistió a una reunión sindical que congregó a unas 1.500 personas y durante el fin de semana acudió a dos conferencias profesionales, además de visitar un centro comercial y otros lugares públicos, según recogen hoy los medios surcoreanos.
 
Fue el lunes cuando se confirmó que el doctor es portador del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio o nuevo coronavirus.
 
Ante estos hechos, el alcalde criticó duramente al Gobierno de Corea del Sur, al que acusó de no tomar las medidas adecuadas para contener el brote, y aseguró que el Ayuntamiento tomará medidas por su cuenta para proteger a los residentes de Seúl, donde viven unos 10 de los 50 millones de surcoreanos.
 
Como primera medida hoy las autoridades municipales de la capital contactaron una por una a las 1.565 personas que participaron en la reunión sindical del sábado para alertarlas de que podrían haber estado en contacto con un portador del virus, según indicó a Efe una portavoz del Ayuntamiento.
 
Las autoridades municipales de Seúl creen también que la opacidad del Gobierno al publicar la información -por ejemplo, la lista de hospitales con pacientes de MERS es secreta- está contribuyendo a aumentar el pánico de los ciudadanos.
 
El sonado caso del doctor, sumado a otros 5 infectados hoy y la cuarta víctima mortal, han disparado la ya elevada alerta entre la población de Corea del Sur, donde cada vez se ve a más gente con mascarilla en la calle y muchos ciudadanos tratan de evitar lugares concurridos y hospitales.
 
El MERS, originado en Oriente Medio y con una mortalidad del 40 por ciento según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no puede ser combatido con vacunas o tratamientos.
 
La OMS sostiene que su contagio no es fácil y requiere un contacto muy directo, aunque en Corea del Sur algunos expertos están comenzando a plantear que el virus podría haber mutado, ya que se está propagando entre personas que simplemente compartieron habitación o no pasaron mucho tiempo juntas.
 
Un total de 1.160 guarderías, colegios e institutos han cancelado las clases en todo el país, mientras 1.600 personas han sido puestas en cuarentena en instituciones médicas o en sus casas para tratar de contener la expansión de la enfermedad.
 
Desde que fuera detectado el primer caso en Arabia Saudí en 2012, unas 1.160 personas en 24 países han sido confirmadas como portadoras del MERS-CoV. 
Fuente: EFE

El caso de un médico surcoreano infectado con el MERS que tuvo contacto con más de mil personas poco antes de ser puesto en cuarentena disparó hoy aún más la alarma en Corea del Sur, donde ya son cuatro las víctimas mortales por este virus.

 

El doctor, que había tratado a uno de los 41 portadores del virus, comenzó a mostrar síntomas el pasado viernes, pero no fue puesto en cuarentena hasta la tarde del domingo, según denunció el alcalde de Seúl, Park Won-soon, en una rueda de prensa la noche del jueves.

 

El sábado el médico asistió a una reunión sindical que congregó a unas 1.500 personas y durante el fin de semana acudió a dos conferencias profesionales, además de visitar un centro comercial y otros lugares públicos, según recogen hoy los medios surcoreanos.

 

Fue el lunes cuando se confirmó que el doctor es portador del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio o nuevo coronavirus.

 

Ante estos hechos, el alcalde criticó duramente al Gobierno de Corea del Sur, al que acusó de no tomar las medidas adecuadas para contener el brote, y aseguró que el Ayuntamiento tomará medidas por su cuenta para proteger a los residentes de Seúl, donde viven unos 10 de los 50 millones de surcoreanos.

 

Como primera medida hoy las autoridades municipales de la capital contactaron una por una a las 1.565 personas que participaron en la reunión sindical del sábado para alertarlas de que podrían haber estado en contacto con un portador del virus, según indicó a Efe una portavoz del Ayuntamiento.

 

Las autoridades municipales de Seúl creen también que la opacidad del Gobierno al publicar la información -por ejemplo, la lista de hospitales con pacientes de MERS es secreta- está contribuyendo a aumentar el pánico de los ciudadanos.

 

El sonado caso del doctor, sumado a otros 5 infectados hoy y la cuarta víctima mortal, han disparado la ya elevada alerta entre la población de Corea del Sur, donde cada vez se ve a más gente con mascarilla en la calle y muchos ciudadanos tratan de evitar lugares concurridos y hospitales.

 

El MERS, originado en Oriente Medio y con una mortalidad del 40 por ciento según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no puede ser combatido con vacunas o tratamientos.

 

La OMS sostiene que su contagio no es fácil y requiere un contacto muy directo, aunque en Corea del Sur algunos expertos están comenzando a plantear que el virus podría haber mutado, ya que se está propagando entre personas que simplemente compartieron habitación o no pasaron mucho tiempo juntas.

 

Un total de 1.160 guarderías, colegios e institutos han cancelado las clases en todo el país, mientras 1.600 personas han sido puestas en cuarentena en instituciones médicas o en sus casas para tratar de contener la expansión de la enfermedad.

 

Desde que fuera detectado el primer caso en Arabia Saudí en 2012, unas 1.160 personas en 24 países han sido confirmadas como portadoras del MERS-CoV. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *