Inicio ·Noticias · Artículo

Comisión Europea pide a Estados miembros que reciban a 40.000 refugiados

Redacción

jesuarez

|

Miércoles 27 de Mayo de 2015 - 16:28
compártelo
  • BÉLGICA.- La acción trata de enfrentar el elevado flujo de inmigrantes que llegan a Italia y Grecia. Fotos: EFE
BÉLGICA.- La acción trata de enfrentar el elevado flujo de inmigrantes que llegan a Italia y Grecia.  Fotos: EFE
La Comisión Europea pidió a los Estados miembros del bloque la "reubicación" de hasta 40.000 solicitantes de asilo, para ayudar a Italia y Grecia a hacer frente al elevado flujo de inmigrantes que llegan a esos países cruzando el Mediterráneo.
 
La propuesta fue presentada como un "mecanismo de intervención de emergencia" con el que la Comisión espera obtener una mayor "solidaridad" entre los miembros del bloque.
 
"Queremos asegurar un mínimo de solidaridad" en la Unión Europea, dijo el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, precisando que esta medida no se aplicará a los inmigrantes irregulares.
 
 
Se trata de una propuesta de la Comisión que será debatida por los Estados miembros, que se mostraron hasta ahora más bien reticentes. Tres países, Gran Bretaña, Irlanda y Dinamarca, podrán sustraerse a este "esfuerzo" en virtud de los tratados europeos que se lo permiten.
 
La "reubicación", que la Comisión subraya será temporal, de los solicitantes de asilo alcanzará a los sirios y eritreos que hayan llegado a Italia o Grecia desde el 15 de abril, hasta alcanzar los 40.000 en los próximos dos años.
 
Según la Comisión esta cifra corresponde al 40% de la cantidad de demandantes de asilo "que necesitaban efectivamente protección" y que llegaron a Italia y a Grecia en 2014.
 
El "mecanismo de emergencia" supone que los otros miembros de la UE reciban en su territorio a los aspirantes a obtener protección y traten sus solicitudes, en el marco de un sistema de reparto que tome en cuenta criterios como el PIB, la población, la tasa de desempleo y la cantidad de solicitudes de asilo y los refugiados ya instalados.
 
"Cada país miembro podrá decidir a cuántos les dará la calidad de refugiado", agregó Avramopoulos.
 
Concretamente España, por ejemplo, deberá tratar 2.573 casos de sirios o eritreos llegados a Italia y 1.715 casos de demandantes de asilo llegados de Grecia. Por cada caso recibirá 6.000 euros y podrá decidir tras estudiar la demanda si otorga o no el estatuto de refugiado.
 
Esta propuesta modifica levemente la "agenda para la migración" presentada hace quince días por la Comisión como una respuesta para evitar las tragedias de los buques repletos de inmigrantes que naufragan en el Mediterráneo.
 
Además, la Comisión mantiene en sus recomendaciones de este miércoles la propuesta de "reasentar" en el bloque a 20.000 personas que ya obtuvieron algún tipo de protección internacional y que se encuentran en campos de refugiados en Líbano o Jordania. Para estos casos también propone cuotas por país.
 
"La propuesta no es perfecta, pero constituye un paso adelante enorme, ya que introduce el principio de solidaridad", comentó la jefa de la diplomacia de la UE, la italiana Federica Mogherini.
 
"Habrá que construir un consenso" sobre esta propuesta de transferencia de solicitantes de asilo "para que los ministros de Interior puedan aprobarla" en la reunión del 16 de junio en Luxemburgo, agregó.
 
República Checa y Lituania reiteraron este miércoles que se oponen a la propuesta. "Si Francia mantiene su rechazo" no se aprobará, indicó una fuente europea.
 
"Al parecer algunos (Estados miembros) son reticentes, pero tienen que aceptarlo, no se trata de palabras sino de actos", dijo el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en una conferencia de prensa con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
 
Ban Ki-moon alentó por su parte esta iniciativa, pidiendo a los "Estados miembros que muestren compasión y tomen en consideración la propuesta de la Comisión".
 
La Comisión se esforzó en aclarar que estas propuestas atañen a los demandantes de asilo y a los que ya obtuvieron algún tipo de protección internacional, pero de ninguna manera a los que migran hacia Europa por razones económicas o familiares.
 
Como contrapartida a esta iniciativa, la Comisión propone acelerar el retorno hacia sus países de los inmigrantes que no estén autorizados a permanecer en territorio de la UE.
 
La estrategia de la Comisión también incluye un "plan de acción para luchar contra los traficantes" de inmigrantes que contempla una operación militar naval para la destrucción de los buques utilizados que espera aún el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.
 
Ban estimó al respecto que tiene que haber "otras formas" de actuar ante la crisis de los migrantes.
Fuente: AFP

La Comisión Europea pidió a los Estados miembros del bloque la "reubicación" de hasta 40.000 solicitantes de asilo, para ayudar a Italia y Grecia a hacer frente al elevado flujo de inmigrantes que llegan a esos países cruzando el Mediterráneo.

 

La propuesta fue presentada como un "mecanismo de intervención de emergencia" con el que la Comisión espera obtener una mayor "solidaridad" entre los miembros del bloque.

 

"Queremos asegurar un mínimo de solidaridad" en la Unión Europea, dijo el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, precisando que esta medida no se aplicará a los inmigrantes irregulares.

 

Lea además: Más de 2.600 inmigrantes están a la deriva en aguas de Sudeste Asiático

 

Se trata de una propuesta de la Comisión que será debatida por los Estados miembros, que se mostraron hasta ahora más bien reticentes. Tres países, Gran Bretaña, Irlanda y Dinamarca, podrán sustraerse a este "esfuerzo" en virtud de los tratados europeos que se lo permiten.

 

La "reubicación", que la Comisión subraya será temporal, de los solicitantes de asilo alcanzará a los sirios y eritreos que hayan llegado a Italia o Grecia desde el 15 de abril, hasta alcanzar los 40.000 en los próximos dos años.

 

Según la Comisión esta cifra corresponde al 40% de la cantidad de demandantes de asilo "que necesitaban efectivamente protección" y que llegaron a Italia y a Grecia en 2014.

 

El "mecanismo de emergencia" supone que los otros miembros de la UE reciban en su territorio a los aspirantes a obtener protección y traten sus solicitudes, en el marco de un sistema de reparto que tome en cuenta criterios como el PIB, la población, la tasa de desempleo y la cantidad de solicitudes de asilo y los refugiados ya instalados.

 

"Cada país miembro podrá decidir a cuántos les dará la calidad de refugiado", agregó Avramopoulos.

 

Concretamente España, por ejemplo, deberá tratar 2.573 casos de sirios o eritreos llegados a Italia y 1.715 casos de demandantes de asilo llegados de Grecia. Por cada caso recibirá 6.000 euros y podrá decidir tras estudiar la demanda si otorga o no el estatuto de refugiado.

 

Esta propuesta modifica levemente la "agenda para la migración" presentada hace quince días por la Comisión como una respuesta para evitar las tragedias de los buques repletos de inmigrantes que naufragan en el Mediterráneo.

 

Además, la Comisión mantiene en sus recomendaciones de este miércoles la propuesta de "reasentar" en el bloque a 20.000 personas que ya obtuvieron algún tipo de protección internacional y que se encuentran en campos de refugiados en Líbano o Jordania. Para estos casos también propone cuotas por país.

 

"La propuesta no es perfecta, pero constituye un paso adelante enorme, ya que introduce el principio de solidaridad", comentó la jefa de la diplomacia de la UE, la italiana Federica Mogherini.

 

"Habrá que construir un consenso" sobre esta propuesta de transferencia de solicitantes de asilo "para que los ministros de Interior puedan aprobarla" en la reunión del 16 de junio en Luxemburgo, agregó.

 

República Checa y Lituania reiteraron este miércoles que se oponen a la propuesta. "Si Francia mantiene su rechazo" no se aprobará, indicó una fuente europea.

 

"Al parecer algunos (Estados miembros) son reticentes, pero tienen que aceptarlo, no se trata de palabras sino de actos", dijo el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en una conferencia de prensa con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

 

Ban Ki-moon alentó por su parte esta iniciativa, pidiendo a los "Estados miembros que muestren compasión y tomen en consideración la propuesta de la Comisión".

 

La Comisión se esforzó en aclarar que estas propuestas atañen a los demandantes de asilo y a los que ya obtuvieron algún tipo de protección internacional, pero de ninguna manera a los que migran hacia Europa por razones económicas o familiares.

 

Como contrapartida a esta iniciativa, la Comisión propone acelerar el retorno hacia sus países de los inmigrantes que no estén autorizados a permanecer en territorio de la UE.

 

La estrategia de la Comisión también incluye un "plan de acción para luchar contra los traficantes" de inmigrantes que contempla una operación militar naval para la destrucción de los buques utilizados que espera aún el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

 

Ban estimó al respecto que tiene que haber "otras formas" de actuar ante la crisis de los migrantes.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos