Inicio ·Noticias · Artículo

El sí al matrimonio homosexual roza la victoria en Irlanda

Redacción

tmenendez

|

Sábado 23 de Mayo de 2015 - 11:19
compártelo
  • IRLANDA.- Con un tercio de las circunscripciones escrutadas, el sí iba por delante con 62,4% contra 37,6%. Fotos: AFP
IRLANDA.- Con un tercio de las circunscripciones escrutadas, el sí iba por delante con 62,4% contra 37,6%. Fotos: AFP
Los partidarios del matrimonio homosexual en Irlanda empezaron a festejar este sábado su victoria en el referéndum celebrado el día antes, a medida que los primeros resultados apuntaban a una victoria arrolladora.
 
A las 15H15, con un tercio de las circunscripciones escrutadas, el sí iba por delante con 62,4% contra 37,6%, con una alta participación de alrededor de 65%.
 
La explanada del castillo de Dublín, otrora residencia de los gobernadores británicos y siempre símbolo del poder, se llenó de partidarios del sí con ganas de celebrar.
 
"¡Es fantástico ser irlandés!" dijo Rory O'Neill, de nombre artístico "Panti Bliss", la drag queen más famosa de Irlanda y uno de los líderes de la campaña a favor del matrimonio homosexual.
 
"Es histórico, somos el primer país del mundo en votar a favor de la igualdad en el matrimonio en un referéndum", dio por sentado el ministro de Sanidad, Leo Varadkar.
 
 
 
 
"Es una revolución cultural", sentenció, aludiendo a la fuerte tradición católica del país, que no despenalizó la homosexualidad hasta 1993.
 
A las puertas del principal centro de escrutinio de votos en Dublín, dos mujeres, Grainne O'Grady, de 44 años, y Pauline Tracey, de 53, dijeron que planeaban "celebrarlo, celebrarlo y celebrarlo".
 
"Podría estallar de tanta felicidad. Lo que estaba en juego era si somos iguales en nuestro propio país", explicó O'Grady, mientras Tracey, a su lado, decía sentirse "muy orgullosa".
 
 
"Impresionante victoria"
"Evidentemente, ha habido una impresionante victoria del sí", admitió ante la radiotelevisión nacional RTE David Quinn, director del Instituto Iona, un lobby católico, y uno de los líderes de la campaña del no.
 
"Es el sí (el que gana). E incluso con una victoria aplastante en Dublín. Hoy estoy muy orgulloso de ser irlandés", declaró en Twitter Aodhan O Riordain, secretario de Estado de Igualdad.
 
Por su lado, el secretario de Estado de Protección Social, Kevin Humphreys, predijo "un tsunami a favor del sí".
 
El recuento de votos comenzó a las 09H00 locales (08H00 GMT), y los resultados oficiales y definitivos se esperan a las 16H00.
 
El viernes, más de 3,2 millones de irlandeses estaban llamados a pronunciarse a favor o en contra de una enmienda constitucional que afirma que "el matrimonio puede ser contratado de conformidad con la ley por dos personas, sin distinción de sexo".
 
Según medios locales, la participación superó el 60%, en particular en las ciudades, una cifra superior a las recientes consultas organizadas en el país.
 
El referendo, 22 años después de la despenalización de la homosexualidad en Irlanda, dio lugar a apasionados debates en las últimas semanas, en un país donde la Iglesia católica, opuesta al matrimonio homosexual, mantiene una influencia considerable.
 
El diario Independent estimaba en un editorial este sábado que "durante la campaña ha mejorado la percepción de los homosexuales en este país".
 
"Muchos homosexuales se han destacado con valentía, para explicar cómo salieron de la sombra para reconciliarse con su identidad". 
 
Para Colm O'Gorman, de Amnistía Internacional, la victoria del sí "constituiría un extraordinario mensaje de esperanza a la comunidad homosexual y transexual, víctima de la persecución en todo el mundo".
 
 
 
"Igualdad para todos"
A modo de símbolo se desplegaron pancartas con lemas como "Voten sí" e "Igualdad para todos" el viernes en Dublín, cerca de la casa en la que vivió el escritor Oscar Wilde, cuya homosexualidad le costó una pena de cárcel en la Gran Bretaña del siglo XIX.
 
El sí fue defendido por todos los principales partidos políticos irlandeses, incluido el Fine Gael, no obstante conservador, del primer ministro Enda Kenny.
 
Los partidarios de la reforma constitucional recibieron ademas el apoyo de celebridades como el cantante Bono, del grupo U2, o el actor Colin Farrell.
 
Del lado del "no", la Iglesia católica de Irlanda y los conservadores defendieron que el matrimonio debe seguir estando reservado a la unión entre un hombre y una mujer.
 
La institución sigue por otro lado pagando el precio de los escándalos de pederastia protagonizados por sacerdotes, a menudo encubiertos por su jerarquía.
 
De confirmarse la victoria del "sí", Irlanda se uniría a los 18 países del mundo, entre ellos España, Uruguay, Argentina y Brasil, donde el matrimonio homosexual ya es legal.
 
En el Reino Unido lo es desde 2014, salvo en Irlanda del Norte.
 
Además, en caso de ganar el "sí", sería el primer país del mundo en aprobar en referéndum el matrimonio homosexual, algo que antes probaron Croacia y Eslovenia, sin éxito.
 
Fuente: AFP

Los partidarios del matrimonio homosexual en Irlanda empezaron a festejar este sábado su victoria en el referéndum celebrado el día antes, a medida que los primeros resultados apuntaban a una victoria arrolladora.

 

A las 15H15, con un tercio de las circunscripciones escrutadas, el sí iba por delante con 62,4% contra 37,6%, con una alta participación de alrededor de 65%.

 

La explanada del castillo de Dublín, otrora residencia de los gobernadores británicos y siempre símbolo del poder, se llenó de partidarios del sí con ganas de celebrar.

 

"¡Es fantástico ser irlandés!" dijo Rory O'Neill, de nombre artístico "Panti Bliss", la drag queen más famosa de Irlanda y uno de los líderes de la campaña a favor del matrimonio homosexual.

 

"Es histórico, somos el primer país del mundo en votar a favor de la igualdad en el matrimonio en un referéndum", dio por sentado el ministro de Sanidad, Leo Varadkar.

 

 

La católica Irlanda decide en referendo sobre el matrimonio homosexual

 

 

"Es una revolución cultural", sentenció, aludiendo a la fuerte tradición católica del país, que no despenalizó la homosexualidad hasta 1993.

 

A las puertas del principal centro de escrutinio de votos en Dublín, dos mujeres, Grainne O'Grady, de 44 años, y Pauline Tracey, de 53, dijeron que planeaban "celebrarlo, celebrarlo y celebrarlo".

 

"Podría estallar de tanta felicidad. Lo que estaba en juego era si somos iguales en nuestro propio país", explicó O'Grady, mientras Tracey, a su lado, decía sentirse "muy orgullosa".

 

 

"Impresionante victoria"

"Evidentemente, ha habido una impresionante victoria del sí", admitió ante la radiotelevisión nacional RTE David Quinn, director del Instituto Iona, un lobby católico, y uno de los líderes de la campaña del no.

 

"Es el sí (el que gana). E incluso con una victoria aplastante en Dublín. Hoy estoy muy orgulloso de ser irlandés", declaró en Twitter Aodhan O Riordain, secretario de Estado de Igualdad.

 

Por su lado, el secretario de Estado de Protección Social, Kevin Humphreys, predijo "un tsunami a favor del sí".

 

El recuento de votos comenzó a las 09H00 locales (08H00 GMT), y los resultados oficiales y definitivos se esperan a las 16H00.

 

El viernes, más de 3,2 millones de irlandeses estaban llamados a pronunciarse a favor o en contra de una enmienda constitucional que afirma que "el matrimonio puede ser contratado de conformidad con la ley por dos personas, sin distinción de sexo".

 

Según medios locales, la participación superó el 60%, en particular en las ciudades, una cifra superior a las recientes consultas organizadas en el país.

 

El referendo, 22 años después de la despenalización de la homosexualidad en Irlanda, dio lugar a apasionados debates en las últimas semanas, en un país donde la Iglesia católica, opuesta al matrimonio homosexual, mantiene una influencia considerable.

 

El diario Independent estimaba en un editorial este sábado que "durante la campaña ha mejorado la percepción de los homosexuales en este país".

 

"Muchos homosexuales se han destacado con valentía, para explicar cómo salieron de la sombra para reconciliarse con su identidad". 

 

Para Colm O'Gorman, de Amnistía Internacional, la victoria del sí "constituiría un extraordinario mensaje de esperanza a la comunidad homosexual y transexual, víctima de la persecución en todo el mundo".

 

 

 

"Igualdad para todos"

A modo de símbolo se desplegaron pancartas con lemas como "Voten sí" e "Igualdad para todos" el viernes en Dublín, cerca de la casa en la que vivió el escritor Oscar Wilde, cuya homosexualidad le costó una pena de cárcel en la Gran Bretaña del siglo XIX.

 

El sí fue defendido por todos los principales partidos políticos irlandeses, incluido el Fine Gael, no obstante conservador, del primer ministro Enda Kenny.

 

Los partidarios de la reforma constitucional recibieron ademas el apoyo de celebridades como el cantante Bono, del grupo U2, o el actor Colin Farrell.

 

Del lado del "no", la Iglesia católica de Irlanda y los conservadores defendieron que el matrimonio debe seguir estando reservado a la unión entre un hombre y una mujer.

 

La institución sigue por otro lado pagando el precio de los escándalos de pederastia protagonizados por sacerdotes, a menudo encubiertos por su jerarquía.

 

De confirmarse la victoria del "sí", Irlanda se uniría a los 18 países del mundo, entre ellos España, Uruguay, Argentina y Brasil, donde el matrimonio homosexual ya es legal.

 

En el Reino Unido lo es desde 2014, salvo en Irlanda del Norte.

 

Además, en caso de ganar el "sí", sería el primer país del mundo en aprobar en referéndum el matrimonio homosexual, algo que antes probaron Croacia y Eslovenia, sin éxito.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos