Inicio ·Noticias · Artículo

Amplio respaldo parlamentario a la nueva ley gala de espionaje antiterrorista

Redacción

jesuarez

|

Martes 05 de Mayo de 2015 - 16:50
compártelo
  • FRANCIA.- La ley autoriza el uso de micrófonos escondidos, cámaras ocultas y programas espía. Fotos: EFE
FRANCIA.- La ley autoriza el uso de micrófonos escondidos, cámaras ocultas y programas espía. Fotos: EFE
Los diputados franceses aprobaron, con 483 votos a favor y 86 en contra, la nueva ley de espionaje impulsada por el primer ministro, Manuel Valls, que en nombre de la lucha antiterrorista regula las escuchas telefónicas y el seguimiento de internet, entre otras medidas.
 
Lea además:
 
El polémico texto, que asociaciones de derechos humanos consideran "liberticida", contó con el respaldo de la mayor parte del gubernamental Partido Socialista (PS) y de la conservadora UMP, las dos principales formaciones del arco parlamentario.
 
El nuevo texto pretende poner al día una ley que data de 1991 y que regula las escuchas telefónicas, el seguimiento de internet pero también otros tipos de espionaje, como el uso de instrumentos para localizar vehículos y personas.
 
También autoriza el uso de micrófonos escondidos, cámaras ocultas y programas espía.
 
Además, el Gobierno tendrá la posibilidad de reclamar datos a las operadoras de internet para analizar el flujo de tráfico que permita detectar una amenaza terrorista.
 
 
La ley había iniciado su trámite parlamentario pocos días después de los atentados que sufrió París en enero pasado, pero Valls señaló que llevaban dos años trabajando en ella.
 
El texto ha sido muy criticado por asociaciones de magistrados, que consideran que se deja fuera del ámbito judicial el seguimiento de los sospechosos.
 
La ley prevé la creación de una comisión, compuesta de magistrados del Consejo de Estado y del Constitucional, además de parlamentarios, para controlar la pertinencia de esas escuchas y seguimiento.
Fuente: EFE

Los diputados franceses aprobaron, con 483 votos a favor y 86 en contra, la nueva ley de espionaje impulsada por el primer ministro, Manuel Valls, que en nombre de la lucha antiterrorista regula las escuchas telefónicas y el seguimiento de internet, entre otras medidas.

 

Lea además:

 

El polémico texto, que asociaciones de derechos humanos consideran "liberticida", contó con el respaldo de la mayor parte del gubernamental Partido Socialista (PS) y de la conservadora UMP, las dos principales formaciones del arco parlamentario.

 

El nuevo texto pretende poner al día una ley que data de 1991 y que regula las escuchas telefónicas, el seguimiento de internet pero también otros tipos de espionaje, como el uso de instrumentos para localizar vehículos y personas.

 

También autoriza el uso de micrófonos escondidos, cámaras ocultas y programas espía.

 

Además, el Gobierno tendrá la posibilidad de reclamar datos a las operadoras de internet para analizar el flujo de tráfico que permita detectar una amenaza terrorista.

 

Lea además: La joven expulsada de clases por llevar una falda demasiado larga

 

La ley había iniciado su trámite parlamentario pocos días después de los atentados que sufrió París en enero pasado, pero Valls señaló que llevaban dos años trabajando en ella.

 

El texto ha sido muy criticado por asociaciones de magistrados, que consideran que se deja fuera del ámbito judicial el seguimiento de los sospechosos.

 

La ley prevé la creación de una comisión, compuesta de magistrados del Consejo de Estado y del Constitucional, además de parlamentarios, para controlar la pertinencia de esas escuchas y seguimiento.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos