Inicio ·Noticias · Artículo

(VIDEO) Madre perdona y abraza al hombre que atropelló a su hija

Redacción

gpinasco

|

Jueves 30 de Abril de 2015 - 16:32
compártelo
  • Lejos de culparlo por lo ocurrido o de sentirse incómoda con su presencia, la mujer entendió que era una víctima más.
Lejos de culparlo por lo ocurrido o de sentirse incómoda con su presencia, la mujer entendió que era una víctima más.
La noticia conmovió primero a Louisville, Kentucky, y luego a todo Estados Unidos. En un acto inconsciente, una niña intentó cruzar corriendo la calle, sin comprobar si venían autos o no. Un camionero que justo pasaba allí no pudo hacer absolutamente nada para evitar atropellarla.
 
D'Arricka Green quedó aplastada por la inmensa mole metálica. La abuela, quien la acompañaba en ese momento, empezó a clamar ayuda.
 
Un grupo de personas logró levantar las ruedas y sacar a la niña de cinco años de abajo. Pero ya era demasiado tarde: había muerto.
 
 
La noticia habría quedado como una historia más, de no ser por la poco frecuente humanidad que demostraron el camionero y la madre de D'Arricka.
 
 
Pocas horas después del accidente, el hombre, que había quedado literalmente destrozado, regresó al lugar con la única intención de dar sus condolencias a la familia.
 
Lejos de culparlo por lo ocurrido o de sentirse incómoda con su presencia, la mujer entendió que era una víctima más. Por eso, ambos se fundieron en un sentido abrazo, que quedó registrado por las cámaras de televisión.
 

La noticia conmovió primero a Louisville, Kentucky, y luego a todo Estados Unidos. En un acto inconsciente, una niña intentó cruzar corriendo la calle, sin comprobar si venían autos o no. Un camionero que justo pasaba allí no pudo hacer absolutamente nada para evitar atropellarla.

 

D'Arricka Green quedó aplastada por la inmensa mole metálica. La abuela, quien la acompañaba en ese momento, empezó a clamar ayuda.

 

Un grupo de personas logró levantar las ruedas y sacar a la niña de cinco años de abajo. Pero ya era demasiado tarde: había muerto.

 

Lea: EL JOVEN CHINO QUE FUE DECLARADO INOCENTE 18 AÑOS DESPUÉS DE SU EJECUCIÓN

 

La noticia habría quedado como una historia más, de no ser por la poco frecuente humanidad que demostraron el camionero y la madre de D'Arricka.

 

 

Pocas horas después del accidente, el hombre, que había quedado literalmente destrozado, regresó al lugar con la única intención de dar sus condolencias a la familia.

 

Lejos de culparlo por lo ocurrido o de sentirse incómoda con su presencia, la mujer entendió que era una víctima más. Por eso, ambos se fundieron en un sentido abrazo, que quedó registrado por las cámaras de televisión.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos