Inicio ·Noticias · Artículo

Las caras de la migración en África

Redacción

jesuarez

|

Viernes 24 de Abril de 2015 - 22:19
compártelo
  • os refugiados en campamentos en Libia viven dolorosas situaciones de maltrato y retención en contra de su voluntad. Fotos: Captura Video.
os refugiados en campamentos en Libia viven dolorosas situaciones de maltrato y retención en contra de su voluntad.  Fotos: Captura Video.
Los refugiados en campamentos en Libia viven dolorosas situaciones de maltrato y retención en contra de su voluntad. Mientras en Italia, se determinó que entre los ochocientos cincuenta náufragos del último hundimiento, estaban los propios traficantes de los migrantes.
 
En exescuelas de Libia están refugiados miles de africanos. El hacinamiento es evidente:
 
“Esto es incómodo. Hasta descansar es muy difícil. Muchos ni intentamos dormir, simplemente nos quedamos sentados toda la noche”, contó el migrante.
 
Ellos vienen de otros países de África, muchos de zonas en conflicto en Siria e Irak. Desean cruzar el Mediterráneo saliendo de los diferentes puertos de Libia, pero muchos son capturados en medio camino por patrullas libias, mucho antes de que lleguen a sus destinos.
 
 
De esta mezcla de refugio y prisión no pueden salir y tienen que enfrentar maltratos, gritos e incluso golpes. Ellos denuncian lo que pasa a diario en estos escondites, y lo hacen con miedo. 
 
“Me pegaron al menos 25 veces. Me hizo arrimar contra la pared y luego me azotó", relató Mahmud Al, refugiado somalí.
 
A los pocos minutos los periodistas lo presencian. Por la crudeza de las imágenes, no se puede mostrar por completo el video de un guardia golpeando a los refugiados.
 
Después, el encargado del campamento niega todo. 
 
"Las heridas que ustedes han visto se las hicieron antes de llegar. No necesariamente fueron golpeados aquí. No conozco que aquí se los golpee.", aseveró el cuidador. 
 
El canal danés que logró entrar a este sitio pronto es expulsado del sitio pero fue suficiente. Lograron registrar otra faceta de la crisis migratoria de África. Mientras tanto las autoridades italianas llegaron a una conclusión: que entre los 850 que se presume se ahogaron frente a las costas de Libia cuando iban hacia Lampedusa, estaban también al menos cuatro presuntos traficantes.
 
La próxima semana pondrá a prueba los patrullajes reforzados que anunciaron las autoridades europeas.
 

Los refugiados en campamentos en Libia viven dolorosas situaciones de maltrato y retención en contra de su voluntad. Mientras en Italia, se determinó que entre los ochocientos cincuenta náufragos del último hundimiento, estaban los propios traficantes de los migrantes.

 

En exescuelas de Libia están refugiados miles de africanos. El hacinamiento es evidente:

 

“Esto es incómodo. Hasta descansar es muy difícil. Muchos ni intentamos dormir, simplemente nos quedamos sentados toda la noche”, contó el migrante.

 

Ellos vienen de otros países de África, muchos de zonas en conflicto en Siria e Irak. Desean cruzar el Mediterráneo saliendo de los diferentes puertos de Libia, pero muchos son capturados en medio camino por patrullas libias, mucho antes de que lleguen a sus destinos.

 

Lea demás: Las cifras de la crisis migratoria de África

 

De esta mezcla de refugio y prisión no pueden salir y tienen que enfrentar maltratos, gritos e incluso golpes. Ellos denuncian lo que pasa a diario en estos escondites, y lo hacen con miedo. 

 

“Me pegaron al menos 25 veces. Me hizo arrimar contra la pared y luego me azotó", relató Mahmud Al, refugiado somalí.

 

A los pocos minutos los periodistas lo presencian. Por la crudeza de las imágenes, no se puede mostrar por completo el video de un guardia golpeando a los refugiados.

 

Después, el encargado del campamento niega todo. 

 

"Las heridas que ustedes han visto se las hicieron antes de llegar. No necesariamente fueron golpeados aquí. No conozco que aquí se los golpee.", aseveró el cuidador. 

 

El canal danés que logró entrar a este sitio pronto es expulsado del sitio pero fue suficiente. Lograron registrar otra faceta de la crisis migratoria de África. Mientras tanto las autoridades italianas llegaron a una conclusión: que entre los 850 que se presume se ahogaron frente a las costas de Libia cuando iban hacia Lampedusa, estaban también al menos cuatro presuntos traficantes.

 

La próxima semana pondrá a prueba los patrullajes reforzados que anunciaron las autoridades europeas.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos