Inicio ·Noticias · Artículo

Amanda Knox, la joven de rostro angelical que fue acusada de brutal asesinato

Redacción

gpinasco

|

Sábado 28 de Marzo de 2015 - 10:58
compártelo
  • "Saber que yo era inocente me dio fuerzas en las horas más sombrías", dijo la joven estadounidense al saber sobre el fallo.
"Saber que yo era inocente me dio fuerzas en las horas más sombrías", dijo la joven estadounidense al saber sobre el fallo.
La justicia italiana absolvió definitivamente a la joven estadounidense Amanda Knox y a su novio de entonces, el italiano Raffaele Sollecito, poniendo fin a un largo proceso salpicado de sentencias contradictorias, por el homicidio de una británica en 2007.
 
Los jueces del Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial italiana, concluyeron que la antigua pareja no fue la autora del asesinato de Meredith Kercher.
 
Amanda Knox y su ex novio italiano Raffaele Sollecito fueron acusados por el asesinato en 2007 de la estudiante británica de intercambio Meredith Kercher. Foto: TIZIANA FABI / AFP
 
Esta decisión sorprendente, tras un proceso en primera instancia, dos en apelación y una primera decisión del Tribunal Supremo, fue recibida con alivio por la joven estadounidense.
 
 
"Me siento muy aliviada y agradecida por la decisión del Tribunal Supremo italiano", dijo en un comunicado emitido poco después de su absolución.
 
"Saber que yo era inocente me dio fuerzas en las horas más sombrías", agregó desde Seattle (oeste de Estados Unidos) donde vive desde que fue absuelta por primera vez en 2011.
 
"Esto va más allá de mis expectativas más locas. Estoy muy contento por Amanda, recuperará al fin su vida, siempre clamó su inocencia", declaró a los periodistas uno de los abogados de la joven, Luciano Girgha.
 
La abogada de Raffalele Sollecito, Giulia Bongiorno, saltó, literalmente de su silla, cuando escuchó el fallo, cayendo en los brazos de su colega Carlo Dalla Vedova, otro defensor de Amanda Knox, antes de llamar a su cliente por teléfono, constató la AFP.
 
"Está en su casa con su padre y está muy contento", añadió ante algunos periodistas.
 
En cambio, Arline Kercher, madre de la asesinada, dijo en Londres que está "sorprendida y conmocionada" por el veredicto de la justicia italiana.
 
El miércoles, en la primera audiencia, la acusación requirió al tribunal que confirmara definitivamente sus dos condenas.
 
 
"Millones" de indemnización 
Los abogados de los dos jóvenes anunciaron que prevén reclamar "millones" de indemnización por los cuatro años que pasaron en la cárcel que purgaron en Italia.
 
El caso apasionó y dividió a la opinión pública, particularmente en Gran Bretaña y Estados Unidos, debido a la compleja personalidad de Amanda Knox, una bonita joven, descrita por sus acusadores de provocadora, que amaba la fiesta y coleccionaba las conquistas masculinas.
 
 
En Estados Unidos, el rostro angelical de Amanda Knox y los errores de los investigadores -que utilizaron, por ejemplo, guantes sucios para recoger indicios - convencieron hace mucho tiempo a la opinión pública de que el caso debería haber sido cerrado hace tiempo.
 
En el fallo que los condenaba en 2013, el Tribunal de Apelación se basó en el hecho de que el ADN de Amanda Knox y de Raffaele Sollecito había sido encontrado en el lugar del crimen.
 
 
Pero el ADN de Raffaele Sollecito solo aparece en el cierre del sujetador. La defensa sostuvo que fue contaminado por los investigadores, mientras que el de Amanda Knox fue encontrado en el baño, pero no en la habitación donde murió Meredith Kercher.
 
"No se encontró ningún rastro de Amanda Knox en la habitación. Las únicas criaturas que no dejan rastro son las libélulas", dijo Bongiorno el viernes ante el Tribunal.
 
En la noche del 1 al 2 de noviembre de 2007, Meredith Kercher, una británica de 21 años, fue hallada muerta en medio de un charco de sangre en el apartamento que compartía con Amanda Knox en Perugia, en el centro de Italia.
 
La autopsia demostró que la estudiante de Leeds, a la que le asestaron 47 puñaladas, también había sido violada.
 
El marfileño Rudy Guédé, cuyo ADN fue encontrado en el cuerpo de la víctima, fue condenado a 16 años de cárcel por participar en el crimen, ya que la justicia estimó entonces que no podía haber actuado solo.
 
Con 20 y 24 años en el momento de los hechos, Amanda Knox y Raffaele Sollecito fueron condenados en diciembre de 2009, antes de ser absueltos en apelación en 2011.
 
Pero el Tribunal Supremo había enviado el caso ante otro tribunal de apelación, que estimó en enero de 2014 que la pareja había matado a Meredith Kercher tras una disputa y condenó a la expareja a 28 y 25 años de cárcel respectivamente.
 
La acusación alegó en un momento que el móvil del crimen se debió al rechazo de la británica a participar en un juego sexual con Amanda, Raffaele y Rudy.
Fuente: AFP

La justicia italiana absolvió definitivamente a la joven estadounidense Amanda Knox y a su novio de entonces, el italiano Raffaele Sollecito, poniendo fin a un largo proceso salpicado de sentencias contradictorias, por el homicidio de una británica en 2007.

 

Los jueces del Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial italiana, concluyeron que la antigua pareja no fue la autora del asesinato de Meredith Kercher.

 

Amanda Knox y su ex novio italiano Raffaele Sollecito fueron acusados por el asesinato en 2007 de la estudiante británica de intercambio Meredith Kercher. Foto: TIZIANA FABI / AFP

 

Esta decisión sorprendente, tras un proceso en primera instancia, dos en apelación y una primera decisión del Tribunal Supremo, fue recibida con alivio por la joven estadounidense.

 

Lea: Estadounidense Amanda Knox es condenada a 28 años de prisión

 

"Me siento muy aliviada y agradecida por la decisión del Tribunal Supremo italiano", dijo en un comunicado emitido poco después de su absolución.

 

"Saber que yo era inocente me dio fuerzas en las horas más sombrías", agregó desde Seattle (oeste de Estados Unidos) donde vive desde que fue absuelta por primera vez en 2011.

 

"Esto va más allá de mis expectativas más locas. Estoy muy contento por Amanda, recuperará al fin su vida, siempre clamó su inocencia", declaró a los periodistas uno de los abogados de la joven, Luciano Girgha.

 

La abogada de Raffalele Sollecito, Giulia Bongiorno, saltó, literalmente de su silla, cuando escuchó el fallo, cayendo en los brazos de su colega Carlo Dalla Vedova, otro defensor de Amanda Knox, antes de llamar a su cliente por teléfono, constató la AFP.

 

"Está en su casa con su padre y está muy contento", añadió ante algunos periodistas.

 

En cambio, Arline Kercher, madre de la asesinada, dijo en Londres que está "sorprendida y conmocionada" por el veredicto de la justicia italiana.

 

El miércoles, en la primera audiencia, la acusación requirió al tribunal que confirmara definitivamente sus dos condenas.

 

 

"Millones" de indemnización 

Los abogados de los dos jóvenes anunciaron que prevén reclamar "millones" de indemnización por los cuatro años que pasaron en la cárcel que purgaron en Italia.

 

El caso apasionó y dividió a la opinión pública, particularmente en Gran Bretaña y Estados Unidos, debido a la compleja personalidad de Amanda Knox, una bonita joven, descrita por sus acusadores de provocadora, que amaba la fiesta y coleccionaba las conquistas masculinas.

 

Lea: Amanda Knox conocerá desde EE.UU. un nuevo veredicto por el asesinato de su compañera

 

En Estados Unidos, el rostro angelical de Amanda Knox y los errores de los investigadores -que utilizaron, por ejemplo, guantes sucios para recoger indicios - convencieron hace mucho tiempo a la opinión pública de que el caso debería haber sido cerrado hace tiempo.

 

En el fallo que los condenaba en 2013, el Tribunal de Apelación se basó en el hecho de que el ADN de Amanda Knox y de Raffaele Sollecito había sido encontrado en el lugar del crimen.

 

 

Pero el ADN de Raffaele Sollecito solo aparece en el cierre del sujetador. La defensa sostuvo que fue contaminado por los investigadores, mientras que el de Amanda Knox fue encontrado en el baño, pero no en la habitación donde murió Meredith Kercher.

 

"No se encontró ningún rastro de Amanda Knox en la habitación. Las únicas criaturas que no dejan rastro son las libélulas", dijo Bongiorno el viernes ante el Tribunal.

 

En la noche del 1 al 2 de noviembre de 2007, Meredith Kercher, una británica de 21 años, fue hallada muerta en medio de un charco de sangre en el apartamento que compartía con Amanda Knox en Perugia, en el centro de Italia.

 

La autopsia demostró que la estudiante de Leeds, a la que le asestaron 47 puñaladas, también había sido violada.

 

El marfileño Rudy Guédé, cuyo ADN fue encontrado en el cuerpo de la víctima, fue condenado a 16 años de cárcel por participar en el crimen, ya que la justicia estimó entonces que no podía haber actuado solo.

 

Con 20 y 24 años en el momento de los hechos, Amanda Knox y Raffaele Sollecito fueron condenados en diciembre de 2009, antes de ser absueltos en apelación en 2011.

 

Pero el Tribunal Supremo había enviado el caso ante otro tribunal de apelación, que estimó en enero de 2014 que la pareja había matado a Meredith Kercher tras una disputa y condenó a la expareja a 28 y 25 años de cárcel respectivamente.

 

La acusación alegó en un momento que el móvil del crimen se debió al rechazo de la británica a participar en un juego sexual con Amanda, Raffaele y Rudy.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos